100.000 euros de sueldo para un cargo con una tarea fantasma: La Comisionada para el Reto Demográfico

  • El Gobierno nombró a Edelmira Barreira en enero con el mandato de elaborar una estrategia nacional frente al reto demográfico que aún no se ha presentado y que los grupos parlamentarios desconocen
  • Barreira cobra 100.000 euros al año, según Sueldos Públicos, y en su agenda de los últimos meses figura su presencia en actos como la jornada de los pueblos más bonitos de España
  • La política es del núcleo duro de los llamados sorayos, cargos cercanos a la vicepresidenta del Gobierno

Edelmira Barreira, entre la vicepresidenta Soraya Sáez de Santamaría y el exministro José Manuel Soria

Edelmira Barreira, entre la vicepresidenta Soraya Sáez de Santamaría y el exministro José Manuel Soria

España pierde población: desde hace dos años, nuestro país registra más muertes que nacimientos. De hecho, desde 2008, el número de nacimientos no ha dejado de descender y el porcentaje de niños nacidos de madres extranjeras crece, es decir, menos españolas se animan a tener hijos. La presión sobre la Seguridad Social es insostenible y los problemas que acarrean el envejecimiento sobre el gasto público una de las principales advertencias desde los organismos internacionales. En ese contexto, el Gobierno creó hace casi un año un cargo nuevo: la Comisionada frente al Reto Demográfico, cuyo mandato fundamental era elaborar una estrategia que equilibrara la pirámide poblacional. Doce meses después, la estrategia ni se ha presentado ni los grupos parlamentarios tienen noticia de ella.

El Gobierno nombró como Comisionada a Edelmira Barreira, hasta entonces senadora del PP y cuya carrera profesional está enteramente ligada al Partido Popular. Barreiro cobra unos 100.000 euros brutos anuales, según Sueldos Públicos, que obtuvo la información a partir del Portal de Transparencia. Se trata de un sueldo similar al de los subsecretarios de Estado y mayor que el que percibe el propio presidente del Gobierno, que ronda los 79.000 euros.

A pesar de su sueldo, su actividad apenas es conocida. El grupo socialista en el Congreso acaba de pedir la comparecencia de Barreira para que informe sobre su trabajo y sobre en qué punto se encuentra la estrategia que le fue encomendada. “Este es un tema de primer orden y después de un año ha llegado el momento de que expliquen qué se ha hecho en este tiempo, por dónde están avanzando, qué información pueden aportarnos. No sabemos nada”, dice la diputada socialista Ángeles Álvarez.

Álvarez también ha registrado una batería de preguntas para conocer cuál es la actividad de la Comisionada: cuántos grupos de trabajo ha formado, en qué fechas, quién forma parte de ellos, cuántos representantes hay de la sociedad civil y de asociaciones de mujeres, o en cuántos grupos se ha invitado a participar a Barreira.

A preguntas de eldiario.es, un portavoz del Ministerio de la Presidencia, órgano del que depende la Comisionada, explica que durante este año se ha creado un grupo de trabajo del que forman parte representantes de todos los ministerios y que se ha reunido “periódicamente”. Según la agenda que consta en la página web del organismo, el grupo ha tenido tres encuentros, el último de ellos a principios de septiembre. Sobre la estrategia, “está avanzada”, aunque ni hay fecha aproximada de presentación ni los grupos políticos saben nada de ella.

Un portavoz del ministerio asegura que Barreira también se ha reunido durante este tiempo con las comunidades autónomas “que lo han solicitado”. En las notas de prensa que figuran en su página web pueden comprobarse algunos de los actos en los que ha participado Barreira: la I jornada de los pueblos más bonitos de España en el Senado, la I Feria para la Replobación de la España vacía, o un congreso de reflexión sobre el retiro de la generación del ‘baby boom’.

Más allá de su participación en este tipo de jornadas y encuentros y de las tres reuniones del grupo de trabajo, la agenda de Edelmira Barreira de la que hay constancia en la página web muestra seis encuentros con representantes de fundaciones o asociaciones y un viaje a Bruselas.

Barreira juró cargo en 2012 como directora adjunta del Gabinete de Soraya Sáez de Santamaría que dirige María González Pico. Es conocida por tanto por ser del grupo de los sorayos y se la considera amiga de la vicepresidenta. En 2015 pasó a representar al Partido Popular en el Senado por su provincia natal, Ourense, hasta que el año pasado se creó este organismo al frente del que se sitúa la política.