46 medallas para 19 policías de las cloacas

Roberto Conesa, Manuel Gómez Sandoval, Jesús González Reglero y su hermano Miguel Ángel, Andrés Gómez Margarida o Anechina Checa. Son algunos de los nombres vinculados a la Brigada Político Social a los que el Gobierno ha reconocido con medallas y condecoraciones.

https://i0.wp.com/www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r1500/2c6f87c9/gorrapoliciafranquista.jpg?resize=401%2C194&ssl=1

13 de junio de 1977. El director general de Seguridad en ese momento es Rodolfo Martín Villa y faltan pocos meses para que se apruebe la Ley de Amnistía. Ese día, el Boletín Oficial del Estado amanece con una lista de policías cuya labor se ha reconocido con cruces y medallas al mérito policial. Entre ellos, Manuel Gómez Sandoval, Jesús González Reglero y su hermano Miguel Ángel, Andrés Gómez Margarida o Roberto Conesa. Todos ellos miembros de la Brigada Político Social y relacionados con casos de torturas.

Desde los últimos años del franquismo hasta hace pocos años, el Gobierno español ha condecorado a al menos 19 policías implicados en las cloacas del Estado con hasta 46 medallas y condecoraciones, muchas ellas vinculadas a un aumento de sueldo y pensión. Son aquellos que se dedicaron a interrogar y torturas a militantes de grupos opositores al franquismo y estudiantes, a aplicar terrorismo de Estado frente a ETA, y algunos de ellos a espiar y montar la guerrilla de dosieres sobre personalidades de la economía, política y aparato judicial.

Manuel Ballesteros: 9 medallas

Nació el 15 de febrero de 1935 en Pulianillas (Granada). Ejerció como jefe de Policía en San Sebastián y A Coruña, y sustituyó a Roberto Conesa al frente de a Brigada de Información. Fue condenado a tres años de suspensión de empleo y multa de 100.000 pesetas por la Audiencia Provincial de Gipuzkoa por encubrimiento en relación al caso Hendayais, al negarse a desvelar la identidad de los tres confidentes de la policía que cruzaron la frontera en un coche robado con matrícula falsa a los que se relacionó con el atentado en este bar el 23 de noviembre de 1980, pero en 1986 fue absuelto por el Tribunal Supremo.

Con el gobierno de Adolfo Suárez dirigió el Mando único Antiterrorista, cargo del que dimitió en 1981 cuando cinco de sus hombres fueron condenados por la muerte de José Arregi durante un interrogatorio. Dos años más tarde, el ministro de Interior del PSOE José Barrionuevo lo puso al frente de la lucha antiterrorista.Según publica La Marea, entre 1973 y 1993 recibió nueve condecoraciones, cuatro de ellas suponen también aumentos en la pensión desde el 10%. Murió en Madrid el 13 de enero de 2008.

Leer más: “Manuel Ballesteros ponía todo su empeño en la tortura, era un verdadero profesional”Manuel Tabernas, Lucas Marco

Manuel Gómez Sandoval: 1 condecoración

Entró en el cuerpo de policía en 1953, según aparece en el Boletín Oficial del Estado del 26 de agosto de ese año. Fue jefe de la unidad encargada de interrogar a los estudiantes opositores al franquismo. Después, en los 80, fue el segundo jefe de la Brigada Antigolpe —creada a raíz de la intentona golpista del 23F—, en la que antes estaba al mando Antonio González Pacheco, ‘Billy el Niño’.Se le relaciona con el grupo terrorista Batallón Vasco Español y era conocida su amistad con Emilio Hellín, miembro de los servicios de información condenado por el secuestro y asesinato de la estudiante Yolanda González Martín. En junio de 1977 Rodolfo Martín Villa le otorga la Cruz al mérito policial con distintivo rojo —que supone un 10% más de sueldo base y trienios— por “los servicios prestados”.

Es uno de los policías que aparecen como acusados en la querella presentada por Luis Suárez-Carreño en junio de 2017, la primera persona que denunció las torturas que sufrió a manos de la policía franquista.

Carlos Santos Anechina Checa: 1 medalla de plata

Fue jefe superior de Policía en Bilbao hasta 1980. Según relató Raúl Herrero Solano, miembro de La Comuna, ante la juez Servini en el marco de la querella argentina contra los crímenes del franquismo, Anechina Checa fue uno de los policías que le detuvieron en la madrugada del 16 de junio de 1970. Le cita como “uno de los represores de historial más duro y sangriento”. Herrero afirma que, tras 72 horas de interrogatorios, fue trasladado al Tribunal de Orden Público y después a la cárcel de Carabanchel, donde le detectaron un problema de movilidad, con fuertes dolores en las articulaciones.

El 4 de agosto de 1975 le concedieron la medalla de plata al mérito policial —15% del sueldo de pensión—. Desde 1991 también aparece como consejero de la empresa de seguridad privada Asypro Asesoría y Proyectos SA.

Conrado Delso: 2 cruces con distintivo rojo

Conocido como ‘El gitano’. En 1939 aprobó las oposiciones para ser interino en el Cuerpo de Investigación y Vigilancia de la policía. Dos años después fue nombrado agente de tercera. Fue uno de los policías heridos en el ataque a la Cafetería Rolando el 13 de septiembre de 1974. Citado por Jesús Rodríguez Barrios como uno de los policías de la BPS que le torturaron en una de las veces que fue detenido por militar en la Liga Comunista Revolucionaria.

El 27 de febrero de 1968, siendo inspector, recibió la cruz al mérito policial con distintivo rojo —más 10% del salario— por su “entrega al cumplimiento del deber” y por sus “condiciones de preparación, acrecentando con ello el prestigio corporativo”. El 13 de marzo de 1975, ya como comisario de segunda, recibió otra cruz al mérito policial con distintivo rojo —otro 10% más de sueldo— como premio a “servicios de carácter extraordinario”.

Francisco de la Guardia Gilabert: una condecoración al mérito civil

En 1958 ya recibió una condecoración al mérito civil por el XXII aniversario del alzamiento militar, según publica La Vanguardia del 18 de julio de ese año. Fue comisario principal jefe de la Brigada de Investigación Criminal hasta que en octubre de 1963 fue designado comisario general de Orden Público. Murió en agosto de 1971.

Raimundo Maestro Rebaque: 1 cruz con distintivo rojo

Jefe de la BPS en Zaragoza con Franco aun vivo, según aparece reseñado en la revista Andalán. En marzo de 1971 fue condecorado con la cruz al mérito policial con distintivo rojo —10% más de sueldo—. En mayo de 1979 fue nombrado jefe superior de Policía en Oviedo y, en diciembre de 1982 de Sevilla, ya con el PSOE de Felipe González en el gobierno, cargo del que es cesado en 1983.

José Sainz (1917-1987): 1 medalla

Fue jefe de José Manuel Villarejo durante su etapa en País Vasco. Antes pasó también por la BPS, donde era conocido como ‘Pepe el gordo’, según aparece publicado en un reportaje de El Norte de Castilla con el título “El ‘Mirlo blanco’ y un depredador”, en el que se le apunta como a la persona que infiltró a Mikel Lejarza, alias ‘El lobo’, en ETA. En 1977 es nombrado director general de Seguridad y en junio de 1979 recibe la medalla de oro al mérito policial —20% más de sueldo—, según publica La Marea. Murió en enero de 1987, según aparece en una necrológica publicada entonces por El País.

Jesús González Reglero: 11 cruces, medallas y otros reconocimientos

Acusado de torturar, entre otros, a Alfredo Rodríguez Bonilla, detenido en febrero de 1975 por participar en una protesta de las Juventudes Comunistas, según publica eldiario.es.

En 2000 fue ascendido a comisario y destinado a la Comisaría Local de Cartagena, donde fue comisario jefe hasta 2002. Después se traslada a Madrid, donde ejerce de comisario jefe en las comisarías de Usera-Villaverde y Chamartín, desde junio de 2004. En 2012 toma posesión como comisario jefe de Leganés, donde se jubiló en febrero de 2014.

En junio de 1977 recibió la cruz al mérito policial con distintivo rojo, siendo inspector de primera. Según información de la agencia EFE, durante su carrera habría recibido otra cruz con distintivo rojo, tres cruces blancas —no conllevan premio económico—, una condecoración militar, una medalla de plata al mérito policial —15% más de sueldo—, además de la cruz, la medalla, la encomienda y la placa por la dedicación al servicio policial.

Miguel Ángel González Reglero: una cruz con distintivo blanco

Hermano de Luis González reglero, se le relaciona con la extrema derecha y fue miembro de la Brigada Antigolpe. Pasó por la Comisaría de Miranda de Ebro (1972-1975), por la Unidad Central de Información y, en 1984, por la Brigada Central de la Policía Judicial. En 2007 es ascendido y destinado a la Comisaría Centro de Madrid, como segundo comisario. Desde 2010 y al menos hasta 2017 es comisario jefe de policía nacional en Tetuán (Madrid). En junio de 1977 recibe la cruz al mérito policial con distintivo blanco.

Jesús Martínez Torres: 1 cruz de plata

Es uno de los acusados en la querella argentina contra los crímenes del franquismo por las torturas supuestamente infringidas a José Aznar Cortijo, militante del PCE (i) en Zaragoza, cuando Martínez Torres era miembro de la BPS, junto a Antonio González Pacheco, con quien en 1996 monta la empresa Servicios de Prevención de Atentados y Secuestros.

En octubre de 1984 se le otorga la cruz de plata al mérito policial con motivo de la festividad de la Virgen del Pilar. Entonces era comisario de la Guardia Civil.En junio de 1994 es cesado como comisario general de Información, según aparece publicado en el BOE del 17 de junio de ese año, cargo al que había ascendido en 1982, al poco de que el PSOE ganara las elecciones.

Roberto Conesa: 1 medalla de oro

El ‘superagente Conesa’ ya colaboraba con la Gestapo en la Francia de los años 40. En 1939 había ingresado en el Cuerpo General de Policía, especializándose en la infiltración y desarticulación de los grupos antifranquistas. En 1954 es enviado a Santo Domingo, donde estuvo tres años, para organizar la seguridad del dictador Trujillo. A su vuelta a España se integró en la BPS y al SCOE (Servicio de Coordinación, Organización y Enlace, nudo de los servicios de inteligencia del franquismo).

Nombrado por Rodolfo Martín Villa como jefe de la Brigada Central de Información a principios de la transición. En junio de 1977 recibió la medalla de oro al mérito policial de manos de Martín Villa. Murió en enero de 1994.

José María Escudero de Tejada: 2 cruces (roja y de plata)

Conocido como ‘Scobi’, era jefe del grupo antianarquista de la Brigada Central de Información a principios de los 80, según aparece referenciado en la obra Los servicios secretos en España. La represión contra el Movimiento Libertario español, de Juan J. Alcalde. Se le relaciona con la desaparición del dirigente de ETA (pm) Eduardo Moreno Bergaretxe, ‘Pertur’, en julio de 1976, según recuerda un artículo de Gara. A sus órdenes habría tenido a Joaquín Gambín, infiltrado en el movimiento anarquista condenado por el caso Scala.

En septiembre de 1976 recibió la cruz al mérito policial con distintivo rojo y en octubre de 1984 la cruz de plata.

José Amedo Fouce: 1 cruz con distintivo blanco

Nacido en 1946, aprobó las oposiciones a policía en 1968. En octubre de 1984 fue condecorado con la cruz al mérito policial con distintivo blanco. En 1991 es condenado a 108 años de prisión por los GAL, pero salió en libertad en el 2000, tras pasar 12 años en la cárcel.

Eduardo Quintela Boveda: 1 medalla de plata

De la promoción de 1917, comenzó en la División de Investigación Social en 1931 y tres años después fue destinado a Barcelona, especializándose en perseguir anarquistas y atracadores de bancos. Fue también testigo en el juicio contra Lluís Companys. Cuando el golpe de Estado ganó Barcelona, pasó a trabajar para los golpistas. Fue designado jefe de la BPS en 1938 y se jubiló en 1953, según aparece publicado en el BOE del 8 de junio de ese año.

En 1945 recibió la medalla de plata al mérito policial por haber realizado “servicios de relieve extraordinario en relación con el orden público”.

Antonio Juan Creix: 4 cruces blancas y rojas

Ingresó en el Cuerpo de Investigación y Vigilancia —antecesor del Cuerpo Nacional de Policía— en 1936, y después en el Servicio de Información y Policía Militar, en la BPS. En 1941 fue destinado a Barcelona, donde se especializó en la persecución del comunismo y catalanismo. En 1963 fue nombrado jefe de la BPS en Barcelona. Entre otros, torturó a Miguel Núñez González, miembro histórico del Partido Comunista de España, que relató las torturas sufridas en La revolución y el deseo. En 1968 fue destinado a Vizcaya como jefe superior de policía y dos años después a Sevilla, con el mismo cargo, del que es cesado en 1974.

Según publica La Marea, entre 1961 y 1997 recibió dos cruces al mérito policial con distintivo blanco, otra con distintivo rojo y una cruz al mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco.

Atilano del Valle Oter: 1 cruz con distintivo rojo

Miembro de la Brigada Político Social, destinado desde primeros de los años 70 en Barcelona, donde fue inspector de primera y jefe de grupo de la Brigada de Investigación Social. En 1976 ya fue condenado por agredir a dos detenidos.

Está imputado en la querella argentina contra los crímenes del franquismo por haber torturado, disparado y tirado por la ventana a Miguel Jiménez Hinojosa, militante del PCE(i) que entonces —1969— contaba 23 años. En diciembre de 1975 se le concedió la cruz al mérito policial con distintivo rojo.

Según una moción del Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA presentada en 2015 en la Mesa del Congreso de los Diputados para pedir la retirada de la roden que niega la extradición de los imputados en la querella argentina, Atilano había muerto “recientemente”.

Andrés Gómez Margarida: 1 cruz con distintivo rojo

En 1949 fue destinado al Protectorado de España en Marruecos. En los 70 se especializó en la lucha antiterrorista y hasta 1977 fue colaborador de Conesa en la DGS.

En 1978 fue destinado, como jefe superior de policía, a A Coruña, y en 1983 como subcomisario al aeropuerto de Barajas. En 1977 recibió la cruz al mérito policial con distintivo rojo.

José Manuel Villarejo: 5 cruces y otros reconocimientos

Nacido en El Carpio (Córdoba) en 1951, ingresó en la policía en 1972 y fue destinado a San Sebastián hasta 1975, en la lucha antiterrorista. De ahí pasó a Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía de Madrid hasta 1983, cuando cogió una excedencia de diez años durante la cual se metió en el mundo empresarial. En 1993 volvió a la policía como agente encubierto.Según publica La Marea, entre 2009 y 2013 recibió dos cruces al mérito policial con distintivo rojo y otros tres reconocimientos.

Etiquetado con: , ,