Aznar: de Moncloa a la empresa en 23 días

Ese fue el tiempo que transcurrió desde que José María Aznar López pasó de ser el presidente del Gobierno de España a explotar su imagen.

Aznar: de Moncloa a la empresa en 23 días

Aznar en Georgetown. REUTERS

Veintitrés días. Fue el tiempo que transcurrió desde que José María Aznar López pasó de ser el presidente del Gobierno de España a explotar su imagen al más puro estilo político estadounidense en el que tanto se había fijado.

600.000 euros por escribir para la editorial Planeta tres tomos sobre su trayectoria política y conferencias con un caché de más de 30.000 euros son algunos ejemplos que reflejan su nuevo estilo de vida. Todo ello facturado a través de su propia empresa, Famaztella, acrónimo de Familia Aznar Botella. La creó junto a su esposa, Ana Botella, entonces concejala de Empleo y Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Madrid. El negocio alcanzó en 2009 su cifra récord: 445.417 euros de beneficio. El dato contrasta con el de 2017, año en el que obtuvo pérdidas de 165.966 euros debido a la depresión de sus negocios en EEUU. En la actualidad, la empresa no cuenta con empleados en nómina ni oficinas, y comparte domicilio social con más compañías.

Por su condición de exmandatario, Aznar tiene asignada una dotación anual de 75.000 euros para unos gastos acordados. En 2006, decidió abandonar el Consejo de Estado para dedicarse a la empresa privada, sabiendo que le reportaría mayores beneficios. Su buen amigo Rupert Murdoch fue quien le dio su primera oportunidad al designarle consejero de News Corporation, puesto que aún conserva.

Durante estos años, ha ocupado diferentes cargos en empresas de diversa índole. Ha sido asesor del fondo de inversión Centaurus; de Falck SpA, empresa dedicada a la producción de energía mediante biomasa; de John Scott; presidente en España de la consultora KPMG. En sus primeros años en la empresa privada también se convirtió en presidente del consejo asesor para América Latina de la inmobiliaria JER Partners, y socio estratégico y miembro del consejo asesor Doheny Global Group, dedicado a las inversiones en el sector energético e inmobiliario.

En 2011 fichó por Endesa, la energética que él mismo privatizó y donde supuestamente ha cobrado, según diversas fuentes, entre 200.000 y 300.000 euros.

Un año antes, según publicó eldiario.es, había ejercido como intermediario de Befesa (filial de Abengoa) para sus negocios en Libia, en ese momento gobernada por Muamar el Gadafi, con quien mantenía una buena relación. Según el contrato filtrado, Aznar cobró 100.000 euros por adelantado y recibió el 1% de todas las operaciones cerradas en el país.

Uno de sus últimos trabajos ha sido el de consejero senior de DLA Piper, uno de los mayores despachos de abogados del mundo, puesto que abandonó a finales de 2017 para seguir los pasos de su amigo Juan Picón y recalar como asesor en Latham & Watkins, el mayor en términos de facturación. En la actualidad, combina este cargo con el de asesor internacional de Barrick Gold Corporation. Además, es miembro del consejo de dirección de Afiniti, empresa dedicada al big data, donde su hijo Alonso ejerce como responsable del negocio entre España y México desde 2015. Según eldiario.es, Afiniti Ltd, radicada en Bermudas, una isla offshore del Caribe, captó más de 68 millones de euros en una colocación privada.

Y ahí no acaba su currículo. Como profesor, estuvo primero en la Universidad de Georgetown, donde dio clase siete años, y más tarde en el Instituto Tecnológico de Monterrey (México), donde impartió cátedra, y en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados Paul H. Nitze (SAIS) de la Universidad Johns Hopkins (Washington) como Distinguished Fellow. Ese interés por la educación y los negocios le llevó a fundar en 2014 el Instituto Atlántico de Gobierno, marca registrada por Julio Antonio Fidalgo Lobo y su esposa Rosana Puente Robles a través de Emeritus Educación S.L.

Fidalgo es consejero de la institución junto a José María Aznar Botella, el hijo mayor del expresidente. Hasta hace unos meses, el secretario de la institución era Juan Picón, copresidente de DLA Piper hasta 2017, y actual director en España de Latham & Watkins.

Cuando se creó, el IADG estaba adscrito a la Universidad Rey Juan Carlos. Fernando Suárez, rector de la URJC acusado de plagio, fue miembro del Consejo Académico y Social. Ese convenio de colaboración fue sustituido en 2016 por otro con la Universidad Internacional de la Rioja, donde ofertan su máster online en Liderazgo y Gestión Pública, cuyo precio es de 4.500 euros. La UNIR se encuentra actualmente presidida por Carlos Mayor Oreja, el hermano del exministro de Interior con Aznar. En su primera edición de 2014, este posgrado contó con Pablo Casado y Albert Rivera como profesores. El IADG imparte también la tituación presencial de Máster en Gobierno, Liderazgo y Gestión Pública, cuya matrícula asciende a 20.500€.

Este artículo está incluido en el dossier sobre Aznar, en #LaMarea64