Baltar oferta 128 puestos de trabajo en la Diputación de Ourense a cuatro días de las elecciones gallegas

  • El presidente de la corporación provincial está siendo investigado por un presunto caso de acoso sexual al ofrecer a una mujer una “plaza fija” en la institución a cambio de sexo
  • Su padre, José Luis Baltar, de quien heredó la Diputación, está condenado a nueve años de inhabilitación por enchufar a 104 personas

Mariano Rajoy junto a Manuel Baltar durante un recorrido en el municipio de Avión (Ourense). EFE

Mariano Rajoy junto a Manuel Baltar durante un recorrido en el municipio de Avión (Ourense). EFE

La Diputación de Ourense, presidida por el conservador José Manuel Baltar, publicó este miércoles una oferta pública de 128 nuevos puestos de trabajo en la institución provincial. Según se puede leer en el Diario Oficial de Galicia, entre los nuevos empleos se incluyen diez puestos de operario de puntos limpios, un puesto de jefe de la Oficina de Información y Transparencia y una plaza de asistente para la Oficina de Salud y Seguridad Ocupacional. La convocatoria se hace mediante concurso ordinario.

Este anuncio se produce a tan solo cuatro días de la celebración de las elecciones gallegas, para las que los sondeos prevén una nueva mayoría absoluta de Alberto Núñez Feijóo, candidato del Partido Popular.

El presidente de la Diputación fue denunciado ante la Fiscalía el año pasado por un supuesto caso de acoso sexual precisamente relacionado con las contrataciones de la institución. Según relató la denunciante, Baltar, que está imputado por este asunto, le ofreció, en el año 2010, una “plaza fija” en la institución provincial, que entonces aún dirigía su padre, José Luis Baltar, “o incluso en otro lugar”, a cambio de sexo.

Precisamente, José Luis Baltar, del que José Manuel heredó el cargo, también fue citado a declarar como testigo en el marco de esta investigación por los presuntos delitos de cohecho y tráfico de influencias.

José Luis Baltar, condenado a nueve años de inhabilitación por enchufar a 104 personas

El expresidente de la Diputación, además, fue condenado en 2014 a nueve años de inhabilitación especial por prevaricación continuada en relación a los 104 contratos que firmó para la institución provincial entre los meses de enero y marzo de 2010, sin dar publicidad a las plazas.

Entonces, Baltar padre se justificó indicando que él hacía una primera criba entre currículos y nombres para los puestos de trabajo y achacó a técnicos y jefes de servicios la selección final. Además, aseguró que “nadie” le advirtió de la obligación de dar publicidad a las 104 plazas que se cubrieron con otros tantos contratos temporales.

Frente a estos argumentos, la sentencia estimó que Baltar “procedió a la contratación con conciencia de que faltaban los principios básicos de cualquier contratación pública, como es la publicidad de dichos contratos para que cualquier persona pudiera acceder, privando el acceso a la fundación pública de acuerdo con los principios de mérito y capacidad”.