Casado ofrece sus votos a Cs y Vox para que se sienten en la Mesa del Congreso

  • «El PP siempre tenderá la mano a un partido socio», dice el jefe de los conservadores
  • Desde la extrema derecha han rechazado, hasta la fecha, conversar sobre este asunto
  • Casado intenta frenar a quienes desde el PP piden la abstención: dice que es un debate «irreversible»m que «no admite retorno»
+reciente, eldiario.es, 03-12-2019 Vox logra una vicepresidencia del Congreso al fallar el cordón sanitario que buscaba la izquierda

Casado junto a los diputados y senadores del PP electos el 10N.

Casado junto a los diputados y senadores del PP electos el 10N // EFE

El líder del PP, Pablo Casado, convocó este lunes en el Congreso de los Diputados a los parlamentarios electos el 10N. La cita es previa a la constitución de las Cortes de la XIV Legislatura. Y, en ella, fijó posición, parece que de forma definitiva sobre cómo se comportará el partido en la composición de la Mesa de la Cámara Baja, un asunto envuelto en la polémica por la negativa de los conservadores a hacer un «cordón sanitario» a la extrema derecha de Vox.

«Nuestra posición es que aquellos partidos que pueden tener representante en la Mesa del Congreso y Senado, si dependen de nuestros votos, tendrán nuestros apoyos», dijo.

Este ofrecimiento también lo extendió a Ciudadanos de forma expresa. «El PP siempre tenderá la mano a un partido socio», añadió. «No estamos en un debate cuantitativo, por número de escaños, estamos en un debate cualitativo», señaló. Ciudadanos tiene 10 escaños; Vox, 52.

2 asientos para el PP, uno para Vox y uno para Cs

De su discurso se desprende que está dispuesto a prestar votos a Vox para que esté representado en el órgano de gobierno de la Cámara. Pero también a Ciudadanos. Para ello, se requiere que las tres fuerzas se sienten a hablar y para fijar una estrategia de voto que no deje fuera a ninguno de los partidos. La idea es que el PP se siente en la Mesa con dos miembros y Vox y Cs, con uno cada uno. «2-1-1», subrayan desde la dirección nacional. La Mesa está compuesta por nueve miembros. Los otros cinco recaerían sobre las fuerzas de izquierda y la Cámara estaría presidida por la socialista Meritxell Batet.

Si estos planes fracasaran el PP piensa ya el escenario que barajaban la semana pasada: 3 puestos para el PP y uno para Ciudadanos.

También com la Mesa como contexto, Casado advirtió de que el PP nunca participará de cordones sanitarios contra partidos que defienden la unidad nacional y la Constitución y abogó por un cordón sanitario legal hacia quienes no han condenado 800 asesinatos y han sido acusados de sedición por el Supremo

La intención de la dirección nacional del PP es que en la tarde de este lunes su secretario general, Teodoro García Egea, entable un diálogo con Cs y Vox.

El principal escollo a esto que pretende Casado es que Vox, al menos hasta ahora, se ha negado a entablar cualquier diálogo con el argumento de que son la tercera fuerza parlamentaria y les corresponde por derecho. Pero el concurso del partido de Santiago Abascal es clave para que este reparto propueso por Casado llegue a buen puerto.

El PP, en la oposición

Por otra parte, Casado insitió una vez más en que Pedro Sánchez ya ha elegido socios de investidura y no puede esperar que el PP, que es «la alternativa», vaya a permitir que sea designado presidente del Gobierno.

«Sánchez no se ha dirigido a nosotros. Ha quemado sus naves», mantuvo. «El ya lo ha zanjado. Es un debate que no admite retorno, que no es reversible y es su absoluta responsabilidad», añadió.

A su juicio, el verdadero problema es que el PSOE no reclama ayuda «porque no está haciendo nada que no quiera hacer». «Impulsa el proyecto político que quiere y lo hace con quienes ha decidido que sean sus socios», manifestó.

Una vez más, Casado trasladó al presidente del Gobierno en funciones que siempre tendrá al PP en cuestiones de Estado. Dijo que su partido siempre negociará con «lealtad y garantías» cuando «se le pida como se debe y para el bien de España», pero «nunca» para aceptar chantajes a costa de la soberanía nacional. «Ni espada ni pared», resumió.


+info relacionada: