CGT convoca huelga en Renfe y Adif el 28 de julio

CGT ha convocado huelga de 23 horas para el día 28 de julio en las empresas Adif y Renfe, tras “agotar todas las vías de negociación, dando cumplimiento al mandato de la afiliación”. Hablamos con Miguel Martínez Laguna, Coordinador territorial del Sector Ferroviario de CGT, para darnos a conocer la raíz de este conflicto, las razones de la huelga y las reivindicaciones por un modelo de servicio público.


CGT convoca huelga en Renfe y Adif el 28 de julio

Imagen de archivo de una movilización en defensa de los empleos ferroviarios.

En un comunicado, CGT afirma que “las razones que nos han abocado a la convocatoria de esta huelga no son nuevas, son reivindicaciones colectivas que no encuentran respuesta por parte de las distintas direcciones de Renfe y Adif, generando mucha incertidumbre dentro del colectivo ferroviario ante la falta de futuro de las propias empresas, poniendo en entredicho la continuidad del ferrocarril como servicio público”.

Entre otras cuestiones, el sindicato exige soluciones en materia de empleo y la calidad del mismo; compromisos que garanticen el servicio público del ferrocarril; frenar las continuas externalizaciones de las cargas de trabajo; plantear “salidas” dignas de las empresas a través de mecanismos como la jubilación parcial con contrato de relevo.

“En definitiva buscamos acabar con el inmovilismo de las direcciones para conseguir viejas reivindicaciones, mantener los derechos adquiridos y recuperar los perdidos ante la acción desmanteladora y privatizadora de ambas empresas y de sucesivos gobiernos, tras muchos años de lucha dentro de un sector esencial para el desarrollo de un país”, concluyen.

AraInfo ha podido hablar con Miguel Martínez Laguna, Coordinador territorial del Sector Ferroviario de CGT, para darnos a conocer la raíz de este conflicto, las razones de la huelga -que tendrá lugar el 28 de julio desde las 00.00 horas hasta las 23.00 horas- y las reivindicaciones por un modelo de servicio público.

¿Qué esta ocurriendo en las empresas ferroviarias y por qué CGT convocáis  el día 28 de julio una huelga en solitario?

Con la aprobación de la primera ley del Sector Ferroviario de 2003, donde la antigua Renfe se dividió en dos empresas diferentes llamadas ADIF y Renfe Operadora, se dio el pistoletazo de salida para el desmantelamiento sistemático del ferrocarril público. Posteriormente, Adif se dividió en Adif convencional y Adif alta velocidad y Renfe en Renfe Viajeros, Renfe Mercancias, Renfe Fabricación y Mantenimiento y Renfe alquiler de Material Ferroviario (AMF).

De esta forma, las sucesivas Direcciones que hasta el día de hoy se han ido haciendo cargo de la gestión, siguiendo los dictados de los diferentes Gobiernos, se han marcado a nuestro entender como objetivo acabar con el ferrocarril público, tal y como lo habíamos conocido, así como  la precarización de un sector que siempre había aportado empleo fijo y de calidad a la sociedad, y buena prueba de todo  ello es el afán desmantelador y privatizador a que se nos está sometiendo en los últimos años.

Un dato que, a modo de ejemplo, refleja las intenciones de su estrategia, son las diferencias abismales en el reparto de la cantidad asignada al ferrocarril en los Presupuestos Generales del Estado, a Adif Convencional (un 23% del total), siendo el encargado de gestionar todas las líneas ferroviarias que realmente vertebran los territorios y los núcleos de todas las cercanías del país, mientras que el 77% restante va a parar a Adif Alta Velocidad, ferrocarril elitista que no sirve para todas y todos , pero si a los intereses de las grandes constructoras, continuando así con un derroche  que pagamos entre tod@s y que ya está alzando cada día más voces  por lo que de fracaso conlleva.

En Renfe, ocurre lo mismo. En Renfe Viajeros uno de los mayores problemas es la cada día más escandalosa falta de personal, poniéndose de manifiesto con la supresión de trenes por falta de maquinistas,  transbordos por carretera, trenes sin interventor etc., etc. Renfe Mercancias que no llega a transportar ni el 4% del total de mercancías y se encuentra al borde de la quiebra y está deshaciéndose del personal continuamente. Renfe Fabricación y Mantenimiento que comprende la red de talleres, con continuos cierres y traspaso de trabajo a la empresa privada por falta de personal dada la alta edad media de los trabajadores. Renfe Alquiler de Material Ferroviario (AMF) empresa que dispone del material sobrante no utilizado por Renfe para ser cedido a las empresas privadas que en un futuro operarán haciéndonos la competencia.

El motivo de que CGT convoque el próximo día 28 una huelga en solitario, después de innumerables reuniones con las Direcciones de las Empresas y habiendo hecho cantidad de propuestas que nos llevaran a la búsqueda de soluciones, no hemos obtenido ningún tipo de respuesta a los diferentes problemas planteados. Siendo además que en el caso de Renfe no firmamos el Convenio Colectivo vigente, al constatar que no se aportaban soluciones a muchos de los problemas, como la salida de los trabajadores y trabajadoras  de la empresa, la reposición de las mismas para garantizar el empleo y la continuidad de la empresa y así combatir las continuas externalizaciones a que nos someten.

En definitiva, esto es la constatación de la diferencia entre su modelo de ferrocarril privatizador y aquel por el que apostamos, un ferrocarril público, social, seguro y sostenible.

Bueno, y en el contexto que nos describes, ¿Cuáles son las reivindicaciones que os llevan a la movilización?

Una de las cuestiones fundamentales es el empleo. Bajo nuestro punto de vista para garantizar la continuidad de las empresas es necesario el mantenimiento de un empleo estable y con garantías. Para ello, nuestra organización está solicitando a las empresas que todas las salidas que se produzcan sean repuestas mediante Oferta de Empleo Público (OEP) que no conlleven ningún tipo de discriminación de las condiciones de trabajo actuales, sin diferentes escalas salariales ni contractuales (a mismo trabajo, mismo salario). Estamos en contra de las dobles escalas salariales, becarios, contratos en prácticas, no sujetos a la transformación en empleos indefinidos, y más siendo una empresa de titularidad pública. Todo esto con el objetivo de evitar que unas empresas públicas externalicen las cargas de trabajo, haciendo una utilización maniquea de lo que ahora mismo permite la actual reforma laboral, con la cual estamos en total disconformidad.

Estamos pidiendo que los y las  trabajadoras tengan una salida digna de las empresas después de más de 40 años de trabajo, que no sea a través de expedientes de regulación de empleo ni con desvinculaciones pactadas, sino que sea a través de conciertos legales como contratos relevo, permitiendo la incorporación de nuevos trabajadores y trabajadoras, fomentando el empleo y no la destrucción de puestos de trabajo.

Otra de las cuestiones que abordamos es el reconocimiento de categorías penosas para muchos colectivos que ahora mismo no las tienen reconocidas (trabajos a turnos, en intemperie, nocturnos…).

Para finalizar, como personas que trabajamos en el sector público, llevamos muchos años sufriendo recortes salariales y pérdida del poder adquisitivo. Entendemos que después del sacrificio realizado por nuestra parte, ya es hora de empezar a recuperar parte del poder adquisitivo perdido en estos años. Pero sobre todo, lo que más nos preocupa es el tema de que en esta posible recuperación, sean los salarios más bajos quienes resulten menos perjudicados por ello.

¿Qué compromisos demandáis a las empresas para garantizar vuestro modelo de servicio público?

Entendemos el ferrocarril como un servicio público más a la sociedad que debe garantizar el derecho constitucional a la movilidad, con uno de los medios de transporte más respetuoso  con el medio ambiente y que sirve para vertebrar los territorios y que por todos los lugares por donde transcurre ayuda a su desarrollo social, económico y cultural.

Para que esto sea posible, necesitamos de unas garantías de las administraciones en inversión, tanto en infraestructuras como en medios humanos, que permitan el desarrollo de este medio de transporte acorde a las demandas de nuestra sociedad.

Ni entendemos la imposición por parte de las empresas ferroviarias de servicios, horarios y frecuencias actuales, ni compartimos la actual política de abandono de las infraestructuras ferroviarias, servicios prestados con materiales obsoletos y tarifas inapropiadas para el conjunto de la población, que hacen que las personas que lo utilizarían se vean arrastradas hacia otros medios de transporte alternativos.

Publicado en Empleo, Empresas, Privatizaciones Etiquetado con: