Cientos de personas se manifiestan para apoyar la huelga de las Kellys de Ibiza

Las camareras de piso de Ibiza y Formentera, convocadas por CGT, han parado durante 48 horas para pedir una regulación de su carga de trabajo, el reconocimiento de las enfermedades laborales relacionadas con su profesión y la jubilación anticipada

https://i0.wp.com/www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r1500/ed403efd/kellys_huelga-6.jpg?resize=400%2C267&ssl=1

Una pancarta anuncia la huelga de las ‘kellys’ en el municipio de Sant Antoni de Portmany, Ibiza a primera hora de la mañana del día 24 de agosto.

Las ‘kellys’ de Ibiza y Formentera cerraban ayer domingo dos jornadas de huelga con una manifestación por las calles de la capital de Ibiza, en el que ha sido el primer paro de camareras de piso de todo el Estado español. Apoyadas por los colectivos feministas de la isla de Ibiza, 750 personas según la CGT (único sindicato que las apoya ante la negativa de CCOO y UGT) salieron a la calle para acompañar a las kellys en el final de su huelga.

Con un seguimiento del 33% (2.000 de las 6.000 camareras de piso que hay en la isla de Ibiza) según las propias kellys, la huelga ha marcado un antes y un después en la lucha de este sector. A pesar de las amenazas que han denunciado las trabajadoras por parte de los empresarios y la agresión de un turista a una ‘kelly’ a primera hora de la mañana del sábado, la huelga ha sido tildada de éxito por las convocantes.

https://i0.wp.com/www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r800/f6ac0b55/kellys_huelga-12.jpg?resize=401%2C267&ssl=1

Un grupo de mujeres participan en la manifestación convocada en la ciudad de Ibiza como final de la huelga de 48 horas convocada por las ‘kellys’ // Santi Donaire

Las kellys, organizadas en una asociación desde hace un mes, han parado durante 48 horas para pedir una regulación de su carga de trabajo, el reconocimiento de las enfermedades laborales relacionadas con su profesión y la jubilación anticipada. Denuncian que desde hace años, las diferentes iniciativas legislativas no se han traducido en ninguna mejora para su situación.

Según este colectivo, la carga de trabajo a las que se enfrentan cada temporada no ha parado de aumentar, violando así la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales que regular el sector. Con una media de 20 habitaciones por día, las kellys denuncian las consecuencias físicas y psicológicas que sufren la mayoría de ellas y el hostigamiento constante que ejercen los empresarios sobre ellas.

“Nos acosan sobre todo a las antiguas. Nos quieren quitar de enmedio y echar. Esto pasa en muchos hoteles porque les causamos problemas y tenemos derechos. Nos sustituyen por otras mujeres que vienen de las empresas de trabajo temporal (ETT). Las tienen hasta que se cansan y las echan cuando quieren. Algunas no duran ni un día. Es la trampa del trabajo precario”, declara María de 52 años y con más de 20 en la profesión.

Las kellys de Ibiza y Formentera han anunciado que en noviembre harán un encuentro a nivel estatal en Mallorca para plantear al resto de compañeras, una huelga estatal de kellys para el próximo verano.

https://i2.wp.com/www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r800/9c765419/kellys_huelga-13.jpg?resize=401%2C267&ssl=1

750 personas, según los convocantes, participan en la manifestación convocada por las ‘kellys’ en la ciudad de Ibiza durante la segunda jornada de huelga // Santi Donaire


+info relacionada:

Etiquetado con: