Ciudadanos mantiene al dirigente que cobró en negro y falsificó su currículo y Cifuentes lo acepta

  • César Zafra no sólo se inventó una carrera en una empresa donde no trabajó. También es mentira que ejerciese de “abogado asociado”, como admite ahora a infoLibre: “Nunca firmé un documento como abogado”.
  • Además, confiesa que cobró en negro por trabajos “de apoyo” en un bufete: “Algunos meses podía cobrar 300 euros, otros meses 400, otros no cobraba nada…”
  • Culpa a los “servicios de la Asamblea” de no incluir en su declaración de bienes los cobros del partido

El portavoz adjunto de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, César Zafra. C’S

Ciudadanos se resiste a relevar a su portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid, César Zafra, a pesar de que él mismo admitió este martes que trabajó sin contrato en un bufete de abogados durante algo más de dos años en los que cobró en negro y, por tanto, nunca declaró esas rentas a Hacienda ni se dio de alta en la Seguridad Social. El diputado se intentó disculpar señalando que se vio en esa situación “como muchos jóvenes” y que sus ingresos nunca superaron el mínimo por el que es obligatorio declarar a Hacienda.

Además, Zafra se inventó los dos trabajos que figuran en los currículos oficiales que se pueden consultar tanto en la Asamblea de Madrid como en la página del grupo parlamentario de Ciudadanos en esa cámara. En ambos figura que fue “abogado asociado”, cuando él mismo reconoce ahora a infoLibre que “en ningún momento defendió, ni representó a nadie, ni firmó ningún documento en calidad de abogado”. En el currículo de la página del grupo parlamentario se inventó además una carrera profesional en una empresa de ocio en la que en realidad colaboró en dos ocasiones puntuales sin ser remunerado económicamente.

Entre los diez compromisos de Ciudadanos con la regeneración democrática [consultar, aquí] figura el de “apartar de cualquier cargo público o de partido a todo representante que haya falsificado o engañado en relación a su currículum o su cualificación profesional o académica”. También el punto número tres del acuerdo de investidura entre el PP y Ciudadanos para la Comunidad de Madrid, gracias al cual Cristina Cifuentes recibió el apoyo del partido presidido por Albert Rivera para ser investida presidenta, era bastante contundente al respecto: “Separación de cualquier cargo público que haya falsificado o engañado en relación a su currículum o su cualificación profesional o académica”.

A pesar de la claridad de este punto, la presidenta de la Comunidad de Madrid no parece dispuesta a solicitar a Ciudadanos, la formación que la apoyó en su investidura, el cese de Zafra. “Es algo que tendrá que explicar el señor Zafra. Y cuando dé las explicaciones pertinentes, ya veremos”, respondió la dirigente conservadora a preguntas de este periódico en rueda de prensa. Fuentes de la formación conservadora enmarcan la “prudencia” de Cifuentes en sus declaraciones al clima preelectoral.

Este martes, César Zafra ofreció nuevas versiones de sus actividades antes la prensa. También respondió a una serie de cuestiones planteadas por infoLibre:

1. Los cobros en negro 

Según la versión ofrecida a este periódico, Zafra empezó a trabajar “como pasante en prácticas no remuneradas”, en un bufete de Madrid en 2010. A partir de octubre de 2011, ya licenciado y colegiado en el Colegio de Abogados de Madrid, comenzó a cobrar de ese despacho, aunque nunca tuvo un contrato ni tampoco se dio de alta como autónomo, algo muy habitual en el sector de la abogacía. Asegura que estuvo en ese bufete “hasta que cerró, a finales de 2013”. 

Por tanto, ¿cobró en negro durante algo más de dos años?, le preguntó este diario.”Cuando no tienes contrato, por desgracia, pues no tienes una retribución fija, ni una nómina… es lo que todos sabemos que ocurre cuando uno trabaja sin contrato”, respondió.

El diputado reconoce que nunca declaró a Hacienda esas rentas, si bien asegura que dichos ingresos nunca superaron el mínimo que obliga a presentar declaración. “Ojalá, si hubiese llegado al mínimo no tendría sentido no tener contrato”, argumentó. Según su versión las rentas percibidas durante esos casi tres años nunca fueron constantes, pues cobraba en función del trabajo que hubiera en el despacho. “Algunos meses podía cobrar 300 euros, otros meses 400, otros no podía cobrar…”, aseveró. Era directamente el dueño del despacho el que le abonaba esas cantidades, que según él mismo afirma es “Tomás Martínez Aybar”.

Zafra fue contratado por Ciudadanos en la última semana de octubre de 2014 para encargarse de temas de organización. De hecho, a día de hoy sigue siendo delegado territorial de C’s de la Comunidad de Madrid. Hasta octubre de 2014 él mismo reconoce que sólo estuvo dado de alta en la Seguridad Social de forma muy esporádica cuando “trabajó como vigilante de seguridad” mientras era estudiante de Derecho en la Universidad Complutense, licenciatura que acabó en febrero de 2011. Asegura que nunca ha presentado una declaración de IRPF porque sus ingresos nunca superaron el mínimo por el que es obligatorio declarar. Y justifica el hecho de haber trabajado y, por tanto, cobrado en negro, señalando que es una situación en la que se han visto “muchos jóvenes”.

2. Las mentiras en los currículos 

infoLibre desveló este martes que Zafra se inventó una carrera profesional en una empresa donde en realidad colaboró en dos ocasiones. Pero también es falso el segundo dato que consta en su currículo: nunca trabajó como abogado asociado.

a) Su actividad en una empresa de ocio digital. El diputado señala en su currículo personal [consultar, aquí] que se puede consultar en la página web del partido que “ha desarrollado su carrera profesional en una empresa de productos relacionados con el ocio digital”. El lunes por la tarde había admitido a este periódico que en realidad ese trabajo consistió en hacer “dos colaboraciones para presentar dos videojuegos a la prensa especializada”. Este martes, admitió públicamente que “no se ajustaba a la realidad” que hubiese desarrollado una carrera en dicha empresa, que él identificó como ARS.

A preguntas de infoLibre, Zafra justificó los hechos de la siguiente forma: “Como la introducción de algunos currículos era muy larga, hubo alguna modificación”. No aclaró quién había modificado su currículo y tampoco cómo es posible que él no lo revisase, ni antes ni despues de su publicación.

Aseguró, además, que nunca cobró por ese trabajo y que sólo le remuneraron con los videojuegos que estaba promocionando.

b) Su actividad como “abogado asociado”. En sus dos currículos oficiales figura que fue “abogado asociado”. Sin embargo, él mismo reconoció este martes a preguntas de este periódico que en realidad “hizo trabajo de apoyo” y “en ningún momento defendió, ni representó a nadie, ni firmó ningún documento en calidad de abogado”.

Esta es la segunda versión que ofrece Zafra sobre su presunto trabajo como “abogado asociado”. En una primera versión, ofrecida a infoLibre el pasado viernes [recogida en este artículo publicado el sábado], señaló que había pasado a ser abogado asociado “a principios de 2012”. Pero ayer martes cambió la versión y dijo que había sido “a finales de 2013”. Y explicó: “El tema de asociado ya fue al final del todo, cuando ellos intentaron levantar aquello [el despacho]. Fue un poco como reconocimiento [llevaba trabajando sin contrato desde 2011]. Ser asociado no tiene nada que ver con tener acciones, es simplemente el escalafón que va después de ser pasante. Y ellos como querían cambiar aquello me dijeron ‘oye, vamos a intentarlo, te ofrecemos ser asociado. Eso fue a finales de 2013′”.

Por tanto, el propio Zafra sitúa en la misma fecha (finales de 2013) el cierre del despacho y su supuesto cambio de condición dentro del mismo, es decir, el paso a “asociado”. Pero, en todo caso, jamás fue efectivo ya que él mismo admite que no existe un sólo documento en el que firme como abogado.

Por otro lado, Zafra tomó posesión de su acta de diputado el 9 de junio de 2015. Es decir, un año y medio después de dejar el bufete de abogados. Sin embargo, no dudó en reflejar en el currículo que sí escribió “con sus manos” –y escrito en presente– que era “asociado” de un despacho. ¿Lo hizo para inflar su currículo? Él sostiene que no. “¿Entonces qué debería haber puesto? ¿Nada? Si no lo hubiese puesto me podrían decir que qué había hecho este tiempo… Lo que he querido hacer desde el minuto uno es dejar muy claro lo que he hecho me haya venido bien o me haya venido mal. Si no lo hubiese puesto sí que estaría mintiendo”, dijo al respecto a este diario.

3. La declaración de bienes 

Este sábado infoLibre desveló que Zafra ocultó en la declaración de bienes y rentas oficial que está obligado a presentar en la Asamblea de Madrid por su condición de diputado que había trabajado y, por tanto, cobrado del partido durante 2014. En dicha declaración [consultar en PDF, aquí] la casilla de rentas percibidas durante 2014 por el parlamentario aparece totalmente vacía.

Preguntado de nuevo por este asunto, este martes culpó a “los servicios de la Asamblea” pues, según su última versión le dijeron que “si no tenía IRPF no tenía que poner nada”. Él asegura que ingresó de Ciudadanos 2.452,78 euros por su empleo durante la última semana de octubre y los meses de noviembre y diciembre y no trabajó en ningún otro sitio durante 2014, así que no llegaba al mínimo por el que es obligatorio declarar.

Sin embargo, en el formulario que tienen que rellenar todos los diputados se especifica claramente que en la casilla “rentas percibidas por el parlamentario” se deben incluir las “percepciones netas de tipo salarial, sueldos, honorarios, aranceles y otras retribuciones, cualquiera que sea su denominación. Y en la casilla “cantidad pagada por IRPF” lo siguiente: “indíquese la cuota líquida pagada en el ejercicio anterior a la fecha de esta declaración’. Zafra se limitó a escribir una raya en cada una de ellas.

Es decir, para haberlo hecho de forma correcta, Zafra tendría que haber incluido en la casilla de rentas 2.452,78 euros, que es la cantidad neta que, asegura, cobró del partido por su trabajo durante una semana en octubre y los meses de noviembre y diciembre. Pero no lo hizo.


+info relacionada: Todas las claves para entender el caso del máster de Cifuentes – eldiario.es, 28-03-2018

Etiquetado con: