Claves y preguntas (aún sin respuesta) del brote de listeriosis originado por el consumo de carne contaminada

  • Más de 200 afectados, tres muertes y siete abortos después, son muchas las cuestiones por resolver de la infección causada por ‘La Mechá’ de la empresa sevillana Magrudis
  • La segunda alerta lanzada por el Gobierno andaluz al detectarse productos contaminados de una empresa de Cádiz, Sabores de Paterna, reactiva la crisis sanitaria y política

Confirman un caso en Granada y bajan a 45 los ingresados por listeriosis

Un envase vacío de la carne mechada de la marca La Mechá tirada junto a las puertas de la empresa Magrudis // EFE

La recuperación de los afectados y que no vuelva a suceder. Son las dos premisas en las que sigue trabajando la Administración andaluza a raíz del mayor brote de listeriosis conocido en España desde que existen registros, que ha invadido los informativos en la segunda quincena de agosto y que aún da que hablar en el terreno político, en el de los consumidores y en los tribunales de justicia. La infección provocó, incluso, una confrontación entre dos gobiernos responsables -la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla-, que este jueves sellaron la paz institucional y aunaron recursos para coordinarse.

Apenas 24 horas después, la crisis de listeria volvió a desatarse al lanzar la Consejería de Salud una segunda alerta sanitaria a escala nacional tras detectar otro positivo infeccioso en los productos de la empresa gaditana Sabores de Paterna, que comercializa su material en Cádiz, Huelva, Málaga y Madrid. Con la fábrica clausurada y los productos inmovilizados y retirados de los supermercados, las preguntas sin aclarar obre la crisis de listeriosis siguen en el aire. Éstas son algunas de ellas:

¿Activó a tiempo la alerta alimentaria la Junta de Andalucía?

Empecemos por orden cronológico. Pese a que la Consejería de Salud y Familias presume de haber actuado con «rigor» y con «la máxima celeridad» al detectar el brote y activar el 15 de agosto la alerta por listeria en productos de la empresa sevillana Magrudis, en las primeras noticias que informaron del brote la Consejería la versión oficial distaba bastante de la realidad de más de 200 afectados en toda España a día de hoy, tres muertes y siete abortos«No hay riesgo para la salud», decía la Junta.

La Junta presume de haber decretado la alerta por listeriosis cuatro días antes de tener la confirmación definitiva del brote, pero casos como el del sevillano de 39 años que llevo ‘La Mechá’ hasta Alemania el 18 de agosto, tres días después de activarse la alerta, niegan las palabras del consejero Jesús Aguirre de que «en 52 horas conseguimos que ninguno de los ocho millones de andaluces consumiera la carne contaminada». Aparte de ello, lo cierto es que la Junta había advertido un pico de casos de listeriosis desde la segunda quincena de julio. Asimismo, el 8 de julio se realizaron los primeros muestreos oficiales ante la sospecha de que el número de casos no era el normal en los centros de salud andaluces. Técnicos cualificados en prevención epidemiológica han considerado que la inaplicación del protocolo por las autoridades sanitarias de la Junta de Andalucía agravó la epidemia.

¿Cuál es el origen de la cepa?

Después de que las administraciones hayan determinado que Magrudis es la «única responsable» del brote, queda por dilucidar el origen de la cepa, es decir, dónde y desde cuándo se están produciendo infecciones a causa de la famosa bacteria. En este sentido, la Junta ya ha informado en el Parlamento del primer informe de tipificación molecular de las cepas del brote realizado por el Centro Nacional de Microbiología, basado en el análisis de las muestras clínicas de los pacientes atendidos como de las muestras de carne de la marca ‘La Mechá’.

¿Qué falló en los controles sanitarios a Magrudis?

«Creo que hacemos las cosas bien y nuestras instalaciones están limpias». Autocomplacencia también desde Magrudis, la empresa fabricante de la carne contaminada. Su gerente, José Antonio Marín, ha afirmado no conocer con exactitud cuándo pasó la fábrica una inspección externa. «Fue hace unos meses, pero no le sé decir una fecha concreta», se defendió, afirmando que Magrudis seguía «todos los protocolos al pie de la letra».

En este punto, el Ayuntamiento de Sevilla ha defendido que las inspecciones de Consumo a Magrudis se realizaron «de acuerdo con las directrices europeas, la clasificación que se establece en las empresas, el funcionamiento de los sistemas de autocontrol y los programas de prioridades y los planes especiales que define la Junta de Andalucía en el marco de sus competencias».

¿Por qué no se amplío la alerta a todos los productos de Magrudis hasta 13 días después del 15 de agosto?

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía informó la noche del 28 de agosto de la ampliación de la alerta sanitaria por listeriosis a «todos los productos» de Magrudis tras identificar otros embutidos que no habían sido notificados: chorizo picante, chorizo dulce y morcilla.

Cuando se conoció el brote, la Junta pidió a Magrudis un listado de todas las empresas que comercializaban la carne, pero ahí no se incluyeron las empresas que las vendían sin etiquetar. Magrudis se ha excusado explicando que «el Ayuntamiento pidió el listado de todos los clientes a los que pasábamos la carne pero no les dije que se estaba revendiendo la carne a otras empresas». «No sabía que la estaban vendiendo sin etiquetar, no lo oculté ni lo hice de mala fe», ha defendido el gerente.

¿Informó debidamente el Ayuntamiento de Sevilla a la Junta de Andalucía?

Las administraciones han coincidido en señalar estas semanas a la empresa como «única responsable» del brote pero no han dejado pasar la oportunidad de achacar alguna culpa al rival político, pese a que hayan enterrado las hechas el pasado jueves. El Gobierno andaluz (en manos de de PP y Ciudadanos) ha acusado al Ayuntamiento de Sevilla (PSOE) de dificultar la gestión de la situación al facilitar la información «a cuentagotas» o incurrir en supuestas omisiones, mientras el Consistorio atribuye tales aspectos a la actuación del gerente de Magrudis. Ambas administraciones se han acusado de deslealtad institucional, aunque en los últimos tiempos han optado por calmar un poco las aguas políticas que se han visto salpicadas por el brote de listeriosis. En todo caso, ya está pedida una comisión de investigación en sede parlamentaria a instancias de la coalición Adelante Andalucía a la que se ha sumado el PSOE.

¿Por qué no se precintó la fábrica de Magrudis hasta el 30 de agosto?

No fue hasta 15 días después de activarse la alerta cuando el Ayuntamiento de Sevilla procedió a precintar la fábrica de Magrudis en el Polígono El Pino. En todo caso, los análisis dieron negativo en «la mayor parte de las muestras tomadas de superficies, productos y objetos para la elaboración de la carne mechada», dando «positivo, como ya se informó en días anteriores, la carne mechada, el lomo al pimentón y el lomo al jerez, así como el carro de horneado.

Al margen de ello, los responsables municipales tramitan varios expedientes internos por supuestas irregularidades administrativas relativas a los permisos municipales necesarios para el desarrollo de la actividad de la empresa. El Ayuntamiento la ha denunciado ante la Fiscalía por un posible delito contra la salud pública y «graves irregularidades» como darse de alta en 2015 en el registro autonómico de empresas alimentarias sin licencia municipal de actividad y funcionar sin presentar hasta diciembre de 2018 una declaración responsable, que además ha sido revocada al no ceñirse a los requisitos.

¿Se ha retirado del mercado toda la carne contaminada?

El cien por cien no se puede garantizar a ciencia cierta, pero la Junta viene insistiendo en que ningún producto de Magrudis está disponible en el mercado. El consejero ofreció, en consecuencia, las grandes cifras del brote de listeriosis: en cuanto a alimentos retirados en este sentido: 6.801,64 kilos de carne, 1.842 tarrinas de untables, 42,56 kilos de chorizos y 0,35 kilos de morcillas. Más datos: se han inspeccionado y contactado con 969 establecimientos (201 en Sevilla y 768 emplazados en el resto de Andalucía, localizados en 105 municipios.


+info relacionada: