Denuncian como organización criminal a Hogar Social por sus acciones islamófobas en varias ciudades

  • La Red Española de Inmigración ha denunciado ante la Fiscalía al colectivo neonazi por sus ataques en Madrid y Granada tras el atentado de Barcelona
  • Este colectivo asaltó la mezquita de la ciudad andaluza con botes de humo y colgó en su sede en Madrid una pancarta contra la acogida a refugiados
  • Los denunciantes solicitan que se les investigue por este delito argumentando que se están expandiendo territorialmente para “impulsar campañas de odio” y que cuentan con “una red de financiación”

Hogar Social Granada despliega una pancarta a las puertas de la mezquita

Hogar Social Granada despliega una pancarta a las puertas de la mezquita

La Red Española de Inmigración y de Ayuda al refugiado ha denunciado al colectivo neonazi Hogar Social por su ataques islamófobos en Madrid y Granada tras el atentado de Barcelona. Han presentado dos escritos ante las fiscalías superiores de la capital y Andalucía en los que defienden que estas actuaciones pueden constituir delitos de odio, atentado contra la autoridad, desórdenes públicos y organización criminal.

Los denunciantes aluden en los hechos detallados ante el Ministerio Público de la capital al boicot al minuto de silencio en homenaje a las víctimas organizado por el Ayuntamiento de Madrid y a la colocación de una pancarta islamófoba en el edificio que han ocupado en la capital, con el mensaje “el islam destruye Europa mientras les abrimos las puertas, #terroristaswelcome”

Además, advierten de la aparición de pintadas en la mezquita de San Martín de la Vega (Madrid) y el lema “muerte al islam” en el municipio madrileño de Fuenlabrada al que “acompañan de una cabeza de cerdo a los efectos de proceder a incrementar la carga contra la confesión islámica y así aumentar la estigmatización hacia la misma”, argumentan en la denuncia. A pesar de que este grupo neonazi no ha reivindicado en redes la autoría de estos hechos, esta ONG defiende que existe un “hilo conductor” entre las campaña de “provocación y la estigmatización”.

En el segundo documento denuncian ante la Fiscalía de Granada el ataque con botes de humo al grito de “islamistas, fuera de Europa” frente a la mezquita de la ciudad andaluza. Ante los hechos que promovieron en Granada, aseguran que este grupo ha alterado “el orden público” y produjo “daños en la estructura” del edificio.

Además, sobre el boicot al homenaje a las víctimas del atentado, reseñan que el colectivo neonazi buscaba “servir de catalizador de las citadas consignas” y advierten que en el evento organizado por el Ayuntamiento de Madrid intentaron “arrojar pintura a los cargos públicos, concejales y portavoces”. Por lo tanto, consideran que se les podría imputar un delito de atentado contra la autoridad.

El letrado de la Red Española de Inmigración también argumenta que los mensajes lanzados en Twitter por la portavoz de Hogar Social bajo la etiqueta #TerroristasWelcome constituyen unos hechos de “especial relevancia penal”.

“Dichos actos producen como consecuencia directa entre su militancia, simpatizantes y activistas pintadas contra lugares de culto en la localidad de Fuenlabrada y San Martín de la Vega contra la citada comunidad islámica, siendo por ende lógico determinar una suerte de hilo conductor entre ambos elementos (campaña de provocación – estigmatización)”, argumentan en la denuncia.

No limitan la petición a estos presuntos delitos, piden también que se les investigue por otro de organización criminal. Por un lado, destacan la “red de financiación a través de donativos” con la que económicamente se apoyan. A raíz de esto, dirigen la denuncia también a las personas que les ayudan a través de esta vía y también reseñan su expansión territorial, con sedes, más allá de los grupos denunciados en esta actuación, en Zaragoza y Toledo, apuntan en el documento .

Por otro, argumentan ante la Fiscalía que este grupo neonazi es una “organización fundacionalmente constituida para, en sus efectos últimos, impulsar campañas de odio y discriminación por lo que concurren en ella lo recogido en el citado artículo 570 bis lo que la identifica como organización criminal”.

“Basta ya de tolerar o mirar hacia otro lado. Hogar Social se extiende por España llevando a más de cuatro comunidades autónomas un mensaje de odio e intolerancia que debemos combatir. Hemos de llamarles como lo que son: una organización criminal, creada para delinquir atacando a minorías, creando un irresponsable clima de confrontación social y promoviendo el enfrentamiento entre Españoles por algo tan personal como su confesión religiosa”, asegura Daniel Méndez, presidente de la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado en un comunicado.

Por eso, solicitan a las fiscalías regionales que identifique a las personas que participaron en los hechos denunciados, la retirada de las pancartas islamófobas colocadas por este colectivo neonazi y la eliminación de los mensajes difundidos en redes que instiguen al odio. Finalmente, aseguran que han invitado a las instituciones a constituir un “pacto contra la islamofobia y los delitos de odio” para combatir a nivel institucional las actuaciones con “componente racial, religioso y social”.

Publicado en Justicia, Sociedad