El Banco Popular transmite a los sindicatos que iniciará un despido colectivo

  • El representante del banco no ha querido confirmar ni desmentir las cifras que manejan los medios, que se sitúan alrededor de los 3.000 despidos
  • Ángel Ron, presidente de la entidad, ya adelantó la posibilidad de realizar un ERE “en la medida” en que lo provocaran los cambios tecnológicos y las condiciones del mercado

El presidente de Banco Popular Español, Ángel Ron. EUROPA PRESS

El presidente de Banco Popular Español, Ángel Ron // Europa Press

El Banco Popular ha comunicado a los sindicatos que llevarán a cabo un proceso de despido colectivo en la plantilla en el marco de su nuevo “plan de optimización”, según ha informado Europa Press. La entidad todavía no ha concretado cómo se articularán los despidos ni la cifra de estos.

La entidad ha transmitido por escrito esta medida durante la reunión con los representantes de los trabajadores, en la que el representante del banco ha calificado de “necesario” el plan de optimización de cara al futuro de la empresa. Además, se ha comprometido a llevar a cabo estas medidas de la forma “menos dolorosa”, si bien ha advertido que los recursos con los que el banco cuenta para ello son “limitados”.

El representante del banco no ha entrado a confirmar ni desmentir las cifras que manejan los medios, que sitúan el número de despidos alrededor de los 3.000. Los sindicatos, por su parte, esperan un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) “de calado” y ambas partes se verán de nuevo el próximo 20 de septiembre para comenzar las conversaciones.

En un comunicado emitido por la entidad, esta anuncia su intención de aplicar las medidas del nuevo plan de optimización de mutuo acuerdo con los sindicatos. El Banco Popular ha explicado su intención de transformar y adaptar las actuales estructuras territoriales de apoyo a la red comercial, potenciando así la acción de las oficinas con un modelo “más ágil, sencillo, eficiente y con mayor calidad y rapidez de respuesta a los clientes”.

El plan persigue también la “optimización” de la red de sucursales adaptando la dimensión de los equipos humanos, mejorando así la rentabilidad del negocio y dotando a la red de sucursales de los medios técnicos adecuados.

El presidente de la entidad, Ángel Ron, ya adelantó en la junta de accionistas celebrada en el mes de abril la posibilidad de reducir su red de oficinas y empleados “en la medida” en que lo provocaran los cambios tecnológicos y en el caso de que las condiciones del mercado lo aconsejaran.

Desde el 2001, el Banco Popular ha recortado un 23,5% de sus oficinas y un 17% el número de empleados, apostando en la medida de lo posible por prejubilaciones y bajas incentivadas.