El Congreso tumba el actual modelo del PP en RTVE y aprueba que su dirección se renueve en tres meses

  • PSOE, Podemos y Cs pactaron que tanto el presidente como el consejo de administración de RTVE sean ratificados en el Parlamento por mayoría de dos tercios y no por mayoría absoluta
  • Ese acuerdo garantizaba su aprobación y el PP decidió a última hora sumarse al mismo, así que la iniciativa logró 343 votos a favor y una abstención

Representantes de RTVE durante el pleno del Congreso // EFE

PSOE, Podemos y Ciudadanos han conseguido este jueves en el Congreso sacar adelante un acuerdo para cambiar RTVE y volver al consenso mayoritario en la elección de la dirección. Para ello tendrá lugar un concurso público entre los candidatos al Consejo de Administración en el plazo de tres meses, y que precisará la mayoría de dos tercios del Congreso, si bien habrá un mecanismo que impida el bloqueo por parte de un solo partido. La iniciativa ha merecido el apoyo de 343 votos, y solo una abstención, lo que supone que el propio PP se ha unido a este cambio, en clara contradicción con la posición de esa formación cuando dispuso de mayoría absoluta.

El Congreso y el Senado deberán aprobar, en el plazo de tres meses siguiente a la entrada en vigor de la ley, la normativa que contemple la elección del presidente de la corporación por concurso público, así como un procedimiento de comparecencia para la evaluación de la competencia e idoneidad de los candidatos a la presidencia y al Consejo de Administración de RTVE ante un comité de expertos formado por personas de reconocido prestigio profesional. El nuevo sistema permite el desbloqueo en el caso de que no se produzca un acuerdo para elegir candidatos. Así, se permitirá este resultado siempre y cuando la persona propuesta para el puesto esté avalada por la mitad de los grupos en el Congreso, lo que actualmente supone cuatro formaciones parlamentarias.

El documento aprobado también detalla que los miembros de este comité de expertos serán designados para cada elección por sorteo de entre los propuestos proporcionalmente por los propios grupos parlamentarios. Este comité hará públicos sus informes de evaluación y serán remitidos a la Comisión competente, en este caso la Mixta (Congreso-Senado) de control de RTVE, para la correspondiente audiencia con los candidatos. La renovación inmediata del Consejo y el sistema de elección ha copado las negociaciones de los principales partidos. PSOE y Unidos Podemos habían pactado en un principio primar el cambio de los miembros de la directiva sacrificando el concurso público en la primera elección, un sistema que no convenció a Ciudadanos, que apuesta por el sistema de elección abierto. Finalmente, el texto votado recoge las iniciativas de los tres grupos.

El Consejo de Administración de RTVE tendrá 9 miembros y será paritario, un número establecido por enmiendas del PP y de Ciudadanos, aunque finalmente sólo ha prosperado la de los conservadores ya que la de la formación de la formación naranja se ha desestimado a falta del voto del propio Rivera, que está de viaje. El presidente del ente será designado de entre los nueve consejeros, también por un acuerdo de dos tercios del Parlamento.

Cualquier ciudadano podrá optar a esos cargos: tendrá que presentar su candidatura y su proyecto ante la comisión de expertos. Después, deberá comparecer ante la Comisión Mixta de RTVE y finalmente su elección se someterá a votación en Congreso y Senado.

“Ocultar la corrupción del PP”

En las intervenciones de los principales grupos parlamentarios en el Pleno, Guillermo Ortiz, de Ciudadanos, ha explicado la necesidad de que cesen las decisiones de una mayoría absoluta, que nos han traído hasta la situación actual, con una mala gestión, una información sesgada y una falta de transparencia. Por ello ha defendido que los órganos de gobierno sean elegidos por concurso público por razones de mérito, capacidad y proyecto, y así se llegue a una RTVE con informativos asépticos y que sea “un ascensor social hacia la cultura”.

Noelia Vera, de Unidos Podemos, ha dicho que hay que celebrar el acuerdo inicial y ha agradecido la tarea realizada por los Consejos de Informativos, el conjunto de los trabajadores, y el colectivo Teledetodos, en las que, ha explicado, se han basado para impulsar la reforma. Ha calificado la actitud del PP y de la dirección de los años pasados como “propaganda insana y miserable: cambiaron la ley para poner amiguetes, como José Antonio Sánchez, aquel de CCOO, liquidador de trabajadores en Telemadrid, y hacer purgas en todo para ocultar la corrupción del PP”. Tras señalar casos de censura y manipulación, reseñadas por los informes de Los Consejos de Informativos, el Consejo de Europa, o asociaciones internacionales de periodistas, ha insistido en que “lo que aprobamos hoy es un paso importante para que lo trabajadores y la audiencia sientan a RTVE como suya”.

Por su parte, José Miguel Camacho, del PSOE, ha dicho que “este cambio es importante para RTVE, pero también para los ciudadanos”. Ha recordado cómo la ley de 2006 consagraba la veracidad, la pluralidad y la transparencia, y ha preguntado al PP por cuál fue la razón para cambiarla, “si creían en esos conceptos”. A continuación ha felicitado a José Antonio Sánchez “por haber cumplido el papel” para el que le pusieron: “Ustedes querían un apéndice del gabinete de prensa del Gobierno y el PP”. Y ha señalado que tienen “la oportunidad de devolver a los ciudadanos el servicio público que les pertenece”.

Tras la intervención del portavoz del PP, Ramón Moreno, en la que anunció matizaciones al articulado, y las fijaciones de postura por parte de los grupos minoritarios, se procedió a la votación.

El aplauso de los Consejos de Informativos

Faltaban pocos minutos para las dos de la tarde cuando los miembros de los Consejos de Informativos, presentes en la tribuna de invitados del Congreso, se ponían en pie para aplaudir, abrazarse… Muchos no podían ocultar su emoción; había lágrimas en algunos ojos, satisfacción en todas las caras. Era un punto si no final, sí decisivo en una lucha intensa durante cinco años, llenos de denuncias por censuras y manipulaciones continuadas bajo el gobierno del PP. Luego se reunieron en el exterior con compañeros que mostraban una pancarta de #DefiendeRTVE, que ha sido, junto al lazo naranja, el símbolo de la pelea de los trabajadores y sus representantes por lograr una corporación pública despolitizada.

Alejandro Caballero, presidente del Consejo de Informativos de TVE, contestaba a infolibre con un “y ahora nos vamos a trabajar, que es lo nuestro”, pero no podía esconder su emoción por este giro radical que ahora se inicia: “Sí, la verdad es que estoy muy emocionado… Se me han saltado las lágrimas… Ya sé que queda mucho por hacer, pero era tan importante este paso… Han sido cinco años de lucha para devolver RTVE a sus legítimos dueños, los ciudadanos. Cuando ha aparecido en el panel el apoyo parlamentario total, se me cruzaban los recuerdos de las primeras denuncias, casi inadvertidas para la mayoría de la gente, y los compañeros que se han quedado por el camino, los desplazados, los represaliados por defender una información decente… Ahora, a trabajar, a seguir haciendo lo que siempre hemos querido hacer, volver a una información plural, independiente de cualquier sesgo ideológico, al servicio de la sociedad, que nos vuelvan a sentir como de su propiedad”.

Cerca de este grupo, y también presente en el Congreso ha estado Miguel Ángel Curieses, líder de UGT en la empresa, que se mostraba “tremendamente satisfecho porque este paso supone una vuelta a la pluralidad e independencia de RTVE. Pero quiero reiterar que es solo el primer paso porque falla el modelo y la empresa necesita urgentemente de medidas que la transformen”.

Publicado en Los Medios, Medios de Comunicación Etiquetado con: