El Consejo de Europa pone a Albiol como ejemplo del discurso racista y xenófobo que incita al odio

  • Insta a España a crear un organismo contra el racismo que, por ejemplo, encarna las “declaraciones xenófobas” de un “alcalde y dirigente local del Partido Popular en Badalona”
  • “La población musulmana de esta región sigue siendo víctima de xenofobia, que fue impulsada por este político y por otros políticos racistas”

El líder del PP en Cataluña, Xavier García Albiol // EFE

La Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI, por sus siglas en inglés), organismo dependiente del Consejo de Europa, publicó este martes el quinto informe de seguimiento a España, a la que recomendó crear “con urgencia” un organismo “fuerte e independiente” que luche contra el racismo y la intolerancia. Comportamientos que, asegura, encarnan “algunos políticos” de nuestro país. Por ejemplo, el líder del PP catalán, Xavier García Albiol. Si bien su nombre no aparece en el documento, la institución hace referencia a las “declaraciones xenófobas” de un “alcalde y dirigente local del Partido Popular en Badalona”.

“Si bien el discurso abierto de incitación al odio no es habitual en el discurso político predominante en España, el discurso contra los inmigrantes y los gitanos alimenta los temores, por lo que impulsa los sentimientos xenófobos y racistas. En particular durante la crisis económica (…), algunos políticos recurrieron a declaraciones xenófobas. En este contexto, cabe mencionar las declaraciones del alcalde y dirigente local del Partido Popular en Badalona (…)” que asoció “a los migrantes rumanos y gitanos con la delincuencia”.

Se refiere así a la polémica propaganda electoral utilizada por el dirigente conservador durante la campaña de los últimos comicios municipales, celebrados en el mes de mayo de 2015, donde el partido empleó el lema “Limpiando Badalona”. La ambigüedad con la que empleaba el término “limpiar” le facilitó el argumento que utilizó para defenderse: tras las críticas, aseguró que había ampliado los servicios de limpieza de la localidad. Sin embargo, no era la primera vez que utilizaba este concepto.

Durante su mandato como alcalde, Albiol ya había presumido de “limpiar Badalona”. En un paseo junto a su compañera de partido Alicia Sánchez-Camacho, se retrató delante de un piso clausurado por el Ayuntamiento que gobernaba entonces, que instaló una placa metálica para evitar que los vecinos, especialmente gitanos rumanos, lo ocuparan.

“También vinculó la pobreza, el desempleo y la falta de seguridad con la llegada de migrantes y el terrorismo islámico“, recuerda el organismo del Consejo de Europa. Por este motivo, recuerda que “la población musulmana de esta región sigue siendo víctima de xenofobia, que fue impulsada por este político y por otros políticos racistas”.