El expresidente de Murcia deja todos sus cargos acorralado por la corrupción

Pedro Antonio Sánchez anuncia en una entrevista su abandono de la política, aunque “no por voluntad propia” sino obligado por sus “adversarios, que han jugado sucio y les ha salido bien”. El PP de Murcia respeta la “decisión personal” de su exlíder y destaca su “absoluta dedicación y entrega” así como su “búsqueda del interés general con honesta generosidad”.

Rajoy PA Sánchez EFE

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, abraza al expresidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, en un acto del partido hace unos meses. EFE

Ya no es presidente de Murcia y, a partir de ahora, tampoco será diputado ni líder del PP en la Región. Pedro Antonio Sánchez abandona la política, acorralado por la corrupción.

El exmandatario ha renunciado este miércoles tanto a su acta de diputado en la Asamblea como su dimisión en el partido. Fue él mismo quien anunció la noticia en una entrevista concedida al diario La Verdad de Murcia. Horas después de conocerse, su formación emitió un comunicado confirmando que ya se había producido la baja.

“Abandono la vida pública no por voluntad. Mis adversarios han jugado sucio y les ha salido bien”, lamenta Sánchez en la entrevista. Y, aunque niega que su decisión haya sido provocada por fuego amigo -culpa al PSOE de ello-, Génova habría presionado para, de nuevo, se vaya antes de que le echen.

La dirección nacional del PP siempre ha defendido, como la regional de Murcia, que Pedro Antonio Sánchez era inocente y que por eso le mantenían en su cargo orgánico. Su expulsión del Ejecutivo regional se debía a la presión de la oposición -incluidos sus socios de Ciudadanos- que amenazó con una moción de censura cuando el expresidente estaba a punto de ser imputado por segunda causa: la operación Púnica. Ya contaba con otra abierta en su haber: el caso Auditorio.

Ahora, según publicó hace unos días el diario El Mundo, Génova ya habría visto las orejas al lobo. Y, antes de tener que expulsarle –como obligan sus propios Estatutos– cuando le sienten en el banquillo, Pedro Antonio Sánchez ha decidido retirarse.

Ya no estará aforado

Pese a todo, niega que haya sido forzado a ello. “Lo que pasa es que, vistos los tiempos de la Justicia, está claro que no llegaré a tiempo de ser el candidato en 2019“, argumenta tras dar por hecho que ambas causas llegarán hasta el Supremo. “Si me condenan, porque yo recurriré. Y si me absuelven, porque recurrirán los otros. Eso significa al menos dos años más, y la situación sería, efectivamente, insostenible. Por eso me voy”, justifica el expresidente, que al abandonar su escaño pierde su calidad de aforado y, por tanto, sus causas podrían volver a los juzgados de instrucción.

Pedro Antonio Sánchez niega así todos su cargos y sigue confiando en que terminará “absuelto”. Es más, en la entrevista con el periódico regional llega a admitir que pudo haberse “hinchado cobrando comisiones”,  aunque, reconoce también, nunca las denunció.

El expresidente, que baraja incluso irse fuera de España con su familia una temporada, presume de sentirse “querido” por los murcianos de todo signo y llega a hacer un sorprendente pronóstico: “Si yo fuera el candidato, el PP ganaría las elecciones por mayoría absoluta”. “La gente me quiere”, sentencia pidiendo en cambio el apoyo para su sucesor, Fernando López Miras, a quien promete no teledirigir en la sombra.

El adiós del PP de Murcia

En el PP de Murcia aún están buscándole sustituto, tal y como explica la formación en un comunicado. El partido confirma la “decisión personal” del expresidente, a quien aplaude por demostrar “una vez más, su categoría política, anteponiendo el interés de la Región de Murcia por encima de todo”.

El Partido Popular de la Región de Murcia quiere destacar la trayectoria política de Pedro Antonio Sánchez López, así como su absoluta dedicación y entrega en las distintas responsabilidades que ha ostentado durante su etapa política, caracterizada siempre por la búsqueda del interés general con honesta generosidad“, concluye la nota. Génova, por su parte, aún no se ha pronunciado.

Cs: “Una dimisión que llega tarde”

Por su parte, quienes fueron socios de Pedro Antonio Sánchez han aplaudido hoy su decisión, aunque “es una dimisión que se tenía que haber producido hace tiempo”, ha señalado el número dos de Cs, José Maniel Villegas. “El PP se enrocó, se empeñó en defenderle, y rompió el pacto de investidura por mantenerle como presidente en Murcia. Con el paso del tiempo tuvo que ceder y dimitir como presidente. Ahora, con el paso del tiempo, también como diputado”, ha comentado.

“El PP siempre arrastra los pies pero al final los hechos nos dan la razón a los qie pedimos regeneración y limpieza”, ha insistido.

Villegas descarta entrar ahora en el gobierno murciano ni reformular un nuevo pacto con López de Miras que “no tendría sentido” pues ya está investido. Pero sí tendrán que negociar los presupuestos de la comunidad. De momento, Cs sólo vigilara que el PP de Murcia, del que no se fían en palabras de Villegas, haya cumplido el pacto presupuestario del año anterior.

Publicado en Justicia, Política