El Gobierno de Rajoy autorizó a un ex alto cargo de Industria para trabajar en Seat, Endesa y ACS

  • Carlos Ocaña, director de gabinete de Miguel Sebastián, ministro de Industria con Zapatero, recibió el visto bueno del Ejecutivo para realizar “actividades privadas” con esas tres empresas
  • Durante su periodo como alto cargo, Industria adjudicó el proyecto Castor a ACS, impulsó el plan VIVE para la financiación de automóviles y reguló el mercado energético en España

El el director del Gabinete del ministro de Industria, Turismo y Comercio, Carlos Ocaña, toma posesión de su cargo ante Miguel Sebastián. Foto: Efe

El el director del Gabinete del ministro de Industria, Turismo y Comercio, Carlos Ocaña, toma posesión de su cargo ante Miguel Sebastián //  Efe

La Oficina de Conflictos de Intereses, dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, autorizó al director de gabinete del exministro de Industria Miguel Sebastián a trabajar para Seat, Endesa y ACS entre enero y abril de 2012, según datos obtenidos de una petición de información enviada por eldiario.es a través del Portal de Transparencia.

Carlos Ocaña Orbis, director de gabinete de Sebastián entre 2008 y 2011, recibió el visto bueno para realizar “actividades privadas” en las tres empresas sin que el Gobierno de Rajoy encontrara “ninguna objeción que formular al inicio de dicha actividad”.

La ley de regulación de altos cargos, aprobada en 2006 y reformulada en 2015, establece que cuando un alto responsable del Estado quiera prestar “servicios en entidades privadas afectadas por decisiones relacionadas con el cargo desempeñado debe solicitar y obtener la autorización” de la Oficina de Conflictos de Intereses. Esta condición solo se aplica durante los dos años tras su cese como alto cargo.

En el caso de Ocaña, las tres autorizaciones se firmaron apenas cuatro meses después de su destitución como director de gabinete del ministro de Industria, Turismo y Comercio. Estas autorizaciones, sin embargo, no implican que Ocaña llegara a incorporarse finalmente a cada una de las empresas.

Las autorizaciones para fichar por el sector privado de Carlos Ocaña

Autorizaciones firmadas por la Oficina de Conflicto de Intereses a Carlos Ocaña Orbis para trabajar para distintas empresas según fecha del permiso


Fuente: Ministerio de Hacienda

Durante su periodo como director de gabinete del socialista Miguel Sebastián, Industria adjudicó el fallido proyecto Castor a ACS, con un coste para los consumidores de más de 1.650 millones de euros, impulsó el plan VIVE para la renovación del parque automovilístico, financiado con 1.200 millones, y reguló el mercado energético en España. La Oficina de Conflictos de Intereses no halló ninguna incompatibilidad por trabajar para Seat, Endesa y ACS después de haber sido jefe de gabinete del máximo responsable de la política industrial.

Ocaña no llegó a trabajar finalmente para Endesa a pesar de contar con el permiso del Gobierno. La resolución de la Oficina de Conflicto de Intereses muestra que el ex alto cargo manifestó al Gobierno la intención de “desarrollar su actividad privada” en la eléctrica el 21 de febrero de 2012. Dos meses después, el 10 de abril, el Ejecutivo le dio el visto bueno a su supuesta incorporación al no encontrar “objeciones que formular al inicio de dicha actividad”.

Tal y como adelantó El Confidencial en su momento (1), ACS y Endesa “mantuvieron contactos” en 2012 para el fichaje de Ocaña aunque el acuerdo “no estaba cerrado”. Finalmente, no se incorporó a la eléctrica, confirma la compañía. Las autorizaciones de la Oficina de Conflictos de Intereses muestran que el jefe de gabinete de Sebastián en Industria comenzó todos los procesos formales para realizar “actividades privadas” con las tres compañías.

Finalmente, recaló en el Real Madrid, dirigido por Florentino Pérez, el presidente de ACS, donde fue fichado como “Project Manager” en junio de 2012, según sus redes profesionales. ACS ha declinado hacer comentarios a eldiario.es.

Autorización de la Oficina de Conflicto de Intereses para permitir a Carlos Ocaña trabajar en Endesa

Autorización de la Oficina de Conflicto de Intereses para permitir a Carlos Ocaña trabajar en Endesa

ACS: energía termosolar y proyecto Castor

Durante el mandato de Sebastián como ministro de Industria, tras la segunda victoria electoral de José Luis Rodríguez Zapatero en 2008, se adjudicó el proyecto Castor a un consorcio controlado por ACS. El proyecto, consistente en la construcción de un depósito submarino de gas natural, fue paralizado en 2014 tras la sucesión de centenares de microseísmos en la costa de Castellón relacionados con la puesta en marcha de la instalación.

El sucesor de Sebastián, José Manuel Soria, puso fin a la concesión e indemnizó a la empresa con más de 1.350 millones de euros que abonarán, con intereses, los consumidores de gas en los próximos 30 años. Nuevas compensaciones aumentaron la factura final del fallido proyecto Castor hasta los 1.650 millones de euros, según adelantó El Confidencial (2).

Durante las dos legislaturas de Zapatero, Industria también dio un impulso a la energía termosolar, sector donde ACS mantenía importantes inversiones. En 2009, la constructora consiguió la autorización del Ministerio para el desarrollo de seis plantas termosolares con una inversión final cercana a los 1.800 millones. ACS se convirtió así en uno de los líderes del mercado en España con el apoyo de la normativa promovida por Sebastián.

El Gobierno de Zapatero también eliminó en el verano de 2010 la limitación de los derechos de voto en las empresas cotizadas. El artículo 515 de la refundida Ley de Sociedades de Capital -conocida como “ley antiblindajes”- eliminó este límite permitiendo a ACS aumentar su participación en la eléctrica Iberdrola, de la que la constructora intentaba entonces tomar el control.

Seat: plan VIVE y 100 millones en ayudas

El sector automovilístico vivió durante el mandato de Sebastián en Industria un paquete de medidas para estimular el mercado. Siguiendo con la estela de los distintos programas para incentivar la adquisición de automóviles que comenzaron en 1994, el Ejecutivo de Zapatero puso en marcha el plan VIVE entre 2008 y 2010, ya con Sebastián como ministro.

A diferencia de los programas anteriores y del plan PIVE, impulsado por el Gobierno de Rajoy, el programa VIVE no ofrecía ayudas directas para la compra de vehículos sino préstamos en condiciones ventajosas. Industria destinó 1.200 millones de euros para financiar estas medidas destinadas a incentivar la renovación del parque automovilístico. Finalmente, la inversión del Estado en el programa VIVE se quedó en 700 millones de euros ya que se sustituyeron por las ayudas directas para la financiación de más de 200.000 vehículos en el marco del Plan-E.

Autorización de la Oficina de Conflicto de Intereses para permitir a Carlos Ocaña trabajar en Seat Group

Autorización de la Oficina de Conflicto de Intereses para permitir a Carlos Ocaña trabajar en Seat Group

Las decisiones de Industria durante la etapa de Sebastián que afectaron a Seat no se limitaron a impulsar la renovación del parque de vehículos. La compañía española de automóviles, propiedad del consorcio alemán Volkswagen, recibió 100,8 millones de euros en ayudas directas dentro del Plan de Competitividad del Sector aprobado por Industria. Estas ayudas se concedieron en 2009 y estaban destinadas al mantenimiento y mejora de la competitividad del sector en España.

(1)  Del artículo de El Confidencial: “ACS y Endesa buscan acomodo al director del gabinete del exministro Sebastián”

(2) Del artículo de El Confidencial: “Soria reconoce en secreto a ACS otros 295 millones en compensaciones por Castor”

Publicado en Hacienda, Ministerio Industria