El Gobierno mantendrá la cuantía variable de las becas de Wert que el PSOE criticó en la oposición

Los estudiantes reclaman reformas urgentes en el sistema de subvenciones para evitar que nadie se quede fuera como está sucediendo ahora. “La parte variable es uno de los motivos de inestabilidad del sistema de becas”, subrayan.

19/12/2018.- La ministra de Educación, isabel Celáa y su antecesor, Íñigo Méndez de Vigo, se saludan durante la última sesión de control al Ejecutivo del año que celebra hoy el Congreso con la vista puesta en el Consejo de Ministros del próximo viernes en

La ministra de Educación, isabel Celáa y su antecesor, Íñigo Méndez de Vigo, se saludan durante la última sesión de control al Ejecutivo del año que celebra este miércoles el Congreso. EFE/Chema Moya

El Gobierno va a mantener que el sistema de becas tenga, además de una cuantía fija a recibir por el alumno, la cuantía variable cuya cantidad depende del presupuesto restante y el rendimiento académico del alumno tal y como se fijó en 2012. El PSOE, en la oposición, criticó este sistema al considerarlo un “golpe a la equidad”. No obstante, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha asegurado que está estudiando ampliar la primera de ellas.

El ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, Pedro Duque, y la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, han presidido este miércoles la reunión del Observatorio de Becas, que no se convocaba desde 2011, y han defendido que exista una parte variable en las becas.

Celaá ha afirmado que “no hay injusticia en mantener una proporción fija y otra variable de ninguna de las maneras” y que todo depende del impacto de cada una de ellas. En su día, el Grupo Socialista rechazó la cuantía variable al sostener que este sistema ataca el principio de igualdad de oportunidades.

“Es verdad que la parte fija puede ser más ampliable y la parte variable menos”, pero “siempre tendrá que haber una parte fija y otra variable por la sencilla razón de que año a año acude un número diferente de becarios para acceder a su beca y los presupuestos generales del Estado no tienen capacidad para prever tanto“, ha argumentado Celaá.

Sin embargo, ha aseverado que “el sistema de becas que propone este Gobierno y tiene encima de la mesa se desliga completamente de un sobredimensionamiento o sobreimpacto en relación a las notas que debe sacar el alumno” para acceder a una beca.

Así, ha recordado que se ha bajado de un 5,5 a un 5 la nota para acceder a una beca de matrícula en el primer año de grado, algo que había fijado el ministro José Ignacio Wert y que luego ya anunció que se quitaría su sucesor, Íñigo Méndez de Vigo.

“Este sistema atiende a los que quieren acceder a una beca y año a año son distintos porque depende de muchos factores, entre ellos la crisis económica”, ha añadido Celaá.

Pedro Duque también ha señalado que como uno no sabe cuánta gente se va a presentar a las becas es lógico que tenga que haber una variabilidad en lo que recibe cada uno, pero que debe haber unos baremos adecuados y el Observatorio lo haga para que se fomente la equidad en el acceso.

Ambos ministros han insistido en el anuncio de que va a aumentar en 536 millones de euros el dinero de las becas universitarias y no universitarias en los presupuestos de 2019 y 2020. En este sentido, la ministra ha confiado en que se aprueben los presupuestos.

En la actualidad, la parte fija de la beca es como mínimo de 1.600 euros y la variable de 60 euros.

Los estudiantes reclaman reformas urgentes

Para el presidente de la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (Canae), Carles López, presente en la reunión del Observatorio, se necesitan reformas urgentes en el sistema de becas para evitar que nadie se quede fuera como está sucediendo ahora, según él, tanto en Bachillerato, Formación Profesional como universidades.

Canae es partidario de acabar con la cuantía variable de las becas y que esta se dirija hacia unos complementos fijos.

“La parte variable es uno de los motivos de inestabilidad del sistema de becas”

Carles López se ha mostrado especialmente crítico con que los estudiantes no sepan hasta casi terminando el curso cuánto dinero van a recibir con la parte variable de las becas y sus familias tengan que adelantarlo. “La parte variable es uno de los motivos de inestabilidad del sistema de becas”, ha enfatizado. “Hay que trabajar mucho en lo de la parte variable y si este año no se puede quitar vamos a ver cómo modificarla”, ha recalcado López.

El secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, ha recalcado a los medios que en la reunión del Observatorio de becas se va a ver “qué ventajas y qué inconvenientes” tiene que las ayudas al estudio tengan una parte variable y otra fija.

“Creemos que es mejor aumentar la cuantía fija y eliminar la variable que, aparte de introducir incertidumbre, introduce problemas en el cálculo de esa cuantía”, pero “vamos a escuchar primero” las aportaciones de los miembros del Observatorio.

En dicho organismo están representados los rectores, estudiantes, consejos sociales de las universidades, sindicatos, sector empresarial y el Consejo Escolar del Estado, que se ha incorporado temporalmente a este organismo.

El Observatorio ha acordado, según ha señalado Universidades en una nota, la creación de un grupo de trabajo encargado de elaborar la propuesta de reforma de las becas universitarias y no universitarias.


+info relacionada: Los precios universitarios multiplican y perpetúan la brecha para estudiar una carrera entre comunidades autónomas – eldiario.es, 25-12-2018