El manifiesto de militares en apoyo a Franco provoca una cascada de críticas de asociaciones y miembros del Ejército

  • Militares retirados publicaron un manifiesto en defensa de Franco para denunciar la “perversa pretensión” de exhumar sus restos
  • El Foro Milicia y Democracia, la Asociación Unificada de Militares Españoles y el colectivo de militares republicanos rechazan este comunicado
  • “El Gobierno está ausente en toda esta polémica”, incide un oficial retirado del Ejército del Aire

Foto compartida en Twitter por la Fundación Francisco Franco del 1 de abril de 1939.

Foto compartida en Twitter por la Fundación Francisco Franco del 1 de abril de 1939.

Varios colectivos militares han cerrado filas contra el comunicado suscrito por altos cargos castrenses alabando a Franco. La Asociación Foro Milicia y Democracia, la Asociación Unificada de Militares Españoles y el colectivo de militares republicanos han criticado el manifiesto firmado por los 181 militares retirados y titulado Declaración de respeto y desagravio al general Francisco Franco Bahamonde, soldado de España, en el que denunciaban la “campaña infame” que está llevando a cabo “la izquierda política” para desprestigiar al dictador a través de la “perversa pretensión” de exhumar sus restos del Valle de los Caídos. Las asociaciones críticas con el manifiesto franquista consideran que el Gobierno socialista y el Ministerio de Defensa han mantenido una actitud “blanda” contra los firmantes.

Entre estos se encontraban generales, coroneles, almirantes y capitanes de fragata. De hecho, uno de ellos formó parte hasta el 2016 del Ministerio de Defensa como Jefe del Mando de Personal del Ejército de Tierra. Los firmantes han realizado estas manifestaciones aprovechando que ya no están sujetos al régimen castrense, que les prohíbe hacer públicas opiniones políticas. Están jubilados y por tanto “en pleno derecho de libertad de expresión”.

“Han enseñado la patita estando retirados”, incidió Jorge Bravo, secretario de organización de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), uno de los colectivos críticos con el manifiesto franquista, cuando este colectivo hizo público este comunicado. “Estando en activo no muestran la impronta franquista directamente”, añadió.

Esta organización propondrá al Ministerio de Defensa la modificación del actual reglamento de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, que se encuentra en fase de tramitación, para que los militares retirados no puedan continuar perteneciendo a la misma si ensalzan al franquismo o al dictador.

Se trata de una orden militar, presidida por el rey, y que tiene por objeto distinguir y recompensar a generales, oficiales y suboficiales de las fuerzas armadas y la guardia civil y sus distinciones son concedidas por el Gobierno. Aprovechando que actualmente se está redactando el reglamento de la Orden, AUME aboga porque se amplíen los supuestos de baja del personal retirado para aquellos casos en los que se vulneren “los principios y valores de la democracia”.

“Realmente preocupante”

Desde el colectivo Foro Milicia y Democracia  consideran “realmente preocupante” el manifiesto contra “la decisión del gobierno actual de exhumar sus restos del Mausoleo del Valle de los Caídos”. “Algo ha fallado en los centros de enseñanza de las Fuerzas Armadas cuando pasados más de 40 años de la muerte del dictador, muchos de aquellos jóvenes militares, recién graduados o aún cadetes, siguen hoy alineándose con doctrinas e ideologías que defienden un régimen dictatorial y antidemocrático surgido de la comisión de un delito de rebelión”, apuntan en el comunicado difundido esta semana, “siguen tratando de héroe a Franco y banalizan las graves secuelas de muerte y represión que siguieron a la guerra civil provocada por el golpe de Estado que él encabezó en 1936”. “Falta que en los currículos académicos cale la formación democrática”, señaló Bravo sobre la actitud de estos militares.

Por su parte, desde el colectivo de militares demócratas fueron más allá y solicitaron en su cuenta de Twitter que se aplique “la ley antiterrorista a los responsables de la campaña de enaltecimiento del dictador asesino”. Floren Dimas, uno de sus miembros y oficial del Ejército del Aire retirado, asegura a eldiario.es que este tipo de actitudes hasta ahora habían estado “aisladas”.

Tras la difusión de este manifiesto, Dimas lamenta la posición mantenida por el Ejecutivo de Sánchez. “El Gobierno está ausente en esta polémica”, incide.

Asimismo plantea, que el Ministerio de Defensa tendría que investigar si entre los firmantes hay militares en la reserva “para aplicar contra ellos el código de justicia militar” ya que, según asegura, “un militar no puede retar al Gobierno”.

En esta misma línea se posiciona José Ignacio Domínguez, portavoz del colectivo Foro Milicia y Democracia, que también considera que la reacción del Gobierno “ha sido muy blanda”. “Habría que tomar medidas contra estos señores”, incide y ve positiva la propuesta de AUME de que sean expulsados de la Orden de San Hermenegildo. Domínguez recuerda que en 1981 un centenar de oficiales, entre ellos capitanes, tenientes, brigadas y sargentos, también firmaron un comunicado con tintes ultraderechistas, conocido como el manifiesto de los 100 (1). En él rechazaron las informaciones críticas con los golpistas del 23-F.

1. En relación al artículo de El País: Texto íntegro del manifiesto de militares ultraderechistas


+info relacionada: