El PP gallego no abrirá comedores en verano porque da una “visibilidad” excesiva a la pobreza

Infolibre | 11-06-2014 | http://www.infolibre.es/noticias/politica/2014/06/11/el_gallego_niega_abrir_comedores_verano_porque_quot_visibilidad_quot_pobreza_18183_1012.html

  • La oposición apoya la medida y critica que el Ejecutivo de Feijóo trate de “ocultar un drama social”
  • Los conservadores sostiene que enviar a los menores a comedores “podría provocar cierta discriminación a los usuarios”

El Partido Popular de Galicia considera que abrir los comedores escolares durante la época de verano para atender a niños que viven en familias con riesgo de exclusión social o en situación de pobreza

“no es adecuado”, dado que podría “generar excesiva visibilidad” de estos casos y “discriminación”.

Así lo ha indicado el diputado conservador Román Rodríguez durante el debate en pleno de una proposición no de ley presentada por el grupo de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), que reclama la apertura durante el periodo escolar de los comedores de los centros educativos para atender a niños que viven en situación de pobreza o de exclusión social.

En la defensa de su proposición, el diputado de AGE Ramón Vázquez ha asegurado que en Galicia existe un “importante” número de jóvenes “que tienen una alimentación deficitaria” y, según han trasladado sus profesores al grupo, numerosos niños que “acuden al colegio sin desayunar”. Para Vázquez, los “síntomas” son “claros” al respecto de “una situación grave de la que alerta el profesorado y toda la comunidad educativa”.

El PPdeG, por su parte, ha presentado una enmienda a la proposición para recomendar que, en lugar de en los comedores escolares, esta situación se trate a través de los servicios “asistenciales” y “sociales”, así como que se le pueda “suministrar a las familias los alimentos que necesiten” en lugar de tener que enviar a sus hijos a comer a los colegios.

Excesiva visibilidad

Román Rodríguez ha indicado que, aunque el PP comparte que la situación es “sin precedentes” y deben tomarse medidas, rechaza la solución propuesta por AGE por verla “no adecuada”. En concreto, ha asegurado que abrir los comedores durante el verano para que los niños en “situación de vulnerabilidad” coman allí plantea un “riesgo de excesiva visibilidad” del problema y podría “provocar cierta discriminación a los usuarios de estos centros”.

El diputado del BNG Cosme Pombo ha evidenciado el apoyo de su grupo a esta iniciativa, al tiempo que ha reclamado a la Xunta la elaboración de un plan específico global para “garantizar una adecuada alimentación a los niños que se encuentran al borde de la exclusión social”, algo que ha calificado de “prioritario”.

Por su parte, Carmen Iglesias, del Grupo Mixto, ha instado a la Xunta a “poner medidas para remediar” los problemas de nutrición infantil en Galicia aunque sea a través de medidas “paliativas y temporales” y ha considerado “indigno” que “trate de ocultarse el drama social para no evidenciar los dramas internos”.

Finalmente, la diputada del PSdeG Carmen Gallego ha defendido también una enmienda a la proposición en la que, más allá de esta medida concreta, reclamaba un “plan de actuación inmediata contra el riesgo de pobreza y exclusión social” centrada en los niños. De hecho, Gallego ha apuntado que, “además de la posibilidad de abrir los comedores escolares” en verano, es también necesario implicar en una estrategia mayor “a los ayuntamientos, las organizaciones” que trabajan en este ámbito y la Administración autonómica.

Marcados de por vida

No es la primera ocasión en la que los conservadores recurren a un argumentario similar. El pasado viernes, el presidente de La Rioja, Pedro Sanz (PP), descartó la posibilidad de abrir los comedores durante la época estival. “La situación no es tan grave”, aseguró Sanz, que a renglón seguido afirmó que acudir a un comedor escolar durante el verano marcaría de por vida” a los alumnos en situación de pobreza.

Sanz se preguntó además “qué imagen daría de La Rioja” al tener que mantener los comedores abiertos durante julio y agosto. “Hay que buscar otros caminos”, aseguró tras tachas de “fracaso” las experiencias de años anteriores en otras Comunidades Autónomas, como Extremadura. “Al mandar a unos niños al comedor y a otros no, se generarían situaciones de discriminación. Ese no es el camino”, dijo.