El PP impide una declaración de condena del Congreso a las agresiones ultraderechistas en Valencia

Compromís había logrado el apoyo del resto de fuerzas en la cámara para su declaración institucional. Fuentes del partido explican que el PP ha pedido eliminar del texto las alusiones a la simbología nazi que exhibieron algunos de los agresores.

El PP ha vetado este martes en el Congreso de los Diputados una declaración institucional de condena a las agresiones de ultraderechistas a participantes en la manifestación del nou d’octubre, en Valencia, este lunes.

Fuentes de Compromís, la formación que ha impulsado y negociado esta iniciativa, que debía contar con el visto bueno de todos los grupos de la cámara para salir adelante, explican a Público que el Partido Popular ha rechazado que el escrito incluyera alusiones explícitas a los símbolos nazis que lucían algunos de los violentos, o al carácter fascista de estos ataques, para en su lugar aludir al genérico “todo tipo de violencias”.

Compromís explica que el PP quería seguir la línea del PPCV, que obvió la vinculación con organizaciones de la extrema derecha de una parte de los agresores, para expresar una condena genérica

Según estas fuentes, el PP quería seguir la línea del PPCV (Partido Popular de la Comunitat Valenciana), que expresó en un comunicado su “rotunda y enérgica condena a todo acto de violencia, venga de donde venga”, obviando la vinculación con organizaciones de la extrema derecha de una parte de los agresores.

En esta línea, desde Compromís han reconocido que hubieran estado de acuerdo con incluir el reconocimiento a la labor de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que quería incluir el PP, pero han recordado que la eliminación de las referencias a la extrema derecha no habría logrado el visto bueno de todas las fuerzas de la cámara. Afirman también que Ciudadanos ha participado en la negociación, ofreciéndose para intentar que el PP respaldase este escrito.

Este mismo martes, los diputados de Compromís y el grupo parlamentario confederal Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea han pedido explicaciones al Gobierno por estas agresiones. Compromís ha formulado preguntas escritas al Ejecutivo en las que se interesa por saber cuántos efectivos policiales fueron destinados a garantizar la seguridad en la manifestación, o por qué estos no desarmaron a los violentos, que portaban palos y otros objetos. También han pedido la dimisión del delegado del Gobierno en Valencia, Juan Carlos Moragues.

“El Congreso, en representación de la ciudadanía, manifiesta su firme condena a los actos de violencia fascista, tanto verbal como física, que se sucedieron ayer durante la procesión cívica y la manifestación con motivo del nou d’octubre, día festivo en el País Valencià que conmemora la entrada a la ciudad del Rey Jaume I”, reza el escrito al que ha tenido acceso este diario.

“Las agresiones, insultos y exhibición de simbología nazi, por parte de simpatizantes de partidos de ultraderecha, han empañado un día de celebración para todo el pueblo valenciano y han intentado interrumpir el normal ejercicio de expresión de las valencianas y los valencianos que han querido sumarse a la marcha dentro del marco de la reivindicación democrática en un entorno de respeto y convivencia”, apunta el texto.