El PP, único partido en no dar su apoyo a la ley de Unidos Podemos de igualdad salarial

El resto de formaciones adelantan su apoyo para la tramitación en el Congreso de la propuesta.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, junto a los diputados Irene Montero, Ione Belarra, Rafael Mayoral e Íñigo Errejón. - EFE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, junto a los diputados Irene Montero, Ione Belarra, Rafael Mayoral e Íñigo Errejón. – // EFE

Todos los partidos, excepto el PP, han adelantado este martes su apoyo a Unidos Podemos para la tramitación en el Congreso de su Ley de Igualdad Retributiva, con la que buscan terminar con la brecha salarial existente en el país.

La portavoz de Unidos Podemos en el Congreso, Irene Montero, que se ha encontrado con los elogios de buena parte del resto de grupos, ha explicado en la tribuna que esta norma busca terminar con la opacidad de los criterios retributivos que, a su juicio, “facilitan a las empresas que la brecha salarial siga existiendo”. Así, el texto recoge que las nóminas de los empleados incluyan información del promedio del salario distribuido por género. “La información de la brecha salarial de la empresa, en la nómina”, ha apuntado.

Además, se exige que el convenio contenga de forma obligatoria los criterios específicos que justifiquen una determinada retribución o complemento. Según ha apuntado, se presupondrá discriminación cuando la brecha sea mayor al 20%. Del mismo modo, se propone la creación de una unidad especial para garantizar el cumplimiento de la norma que será competente para inspeccionar y sancionar a las empresas, entre otras medidas.

Ley “patriota”

Montero, ha iniciado su defensa de este texto calificando la ley como “patriota” y señalando que, a día de hoy, a las mujeres “les faltan cuatro días para empezar a cobrar por su trabajo”. “Las mujeres trabajan, al menos, 54 días gratis en comparación con los hombres”, ha apuntado durante su discurso, para añadir que ellas cobran “unos 6.000 euros de media menos cada año”.

Durante el debate, Montero ha reprochado al PP la gran ausencia que se contabilizaba en su bancada durante el debate y también que para dar datos sobre esta materia cuenten sólo con la base del salario. La diputada ha explicado que las principales diferencias se encuentran “en los complementos y pluses, en las horas extras, en que los sectores laborales feminizados ofrecen salarios menores o en la imposibilidad de conciliar”, de ahí que su norma “no se llame de igualdad salarial”.

Desde el PP, han respondido que el texto de Unidos Podemos, a pesar de ser “voluntarioso”, “carece de realidad”. Su diputada Celia Villalobos ha señalado que no se trata de la “panacea” para terminar con la brecha salarial, como proponen los morados y ha criticado que en ningún momento en su norma se hable del diálogo social.

A la ‘popular’ tampoco le ha gustado que durante el debate se hablara de la inacción del Ejecutivo en este tema y ha defendido que la desigualdad salarial entre hombres y mujeres se combate con más empleo y educación para ellas, temas que, a su juicio, sí han estado en la agenda política de los últimos años.

Villalobos: Montero “está rodeada de machistas”

El debate se ha puesto más tenso cuando Villalobos ha definido a Montero como “experta en demagogia” y le ha acusado de estar “rodeada de machistas”, para recordar algunos episodios entre el líder morado, Pablo Iglesias, y varias periodistas. “Ya está bien de dar lecciones sobre lo que ustedes carecen”, ha concluido.

El PP ha sido uno de los pocos discursos discordantes con la norma de Unidos Podemos. Por parte del PSOE, su responsable en materia de Igualdad, Pilar Cancela, ha asegurado que comparten con los morados los ejes fundamentales sobre los que tiene que girar esta modificación legislativa: el refuerzo de la negociación colectiva, debilitada tras la reforma laboral del PP; la transparencia retributiva; actuar en el sector público; reforzar papel de la Inspección de trabajo; e información.

Cancela ha manifestado de este modo su apoyo a la tramitación del texto, a pesar de que los socialistas han registrado este martes su propia ley al respecto. “Siempre encontrarán al PSOE en la defensa de la igualdad de las mujeres, sea en el ámbito que sea”, ha declarado, para añadir que la norma del PSOE “no va a ser impedimento para acordar con Unidos Podemos” sobre su texto pues ambos partidos “tienen el mismo objetivo: la discriminación de la mujeres en el ámbito de trabajo”.

Sin embargo, la portavoz de Igualdad de Ciudadanos, Patricia Reyes, ha mostrado su temor por que Unidos Podemos y a PSOE inicien ahora una guerra “velada” para sacar cada uno adelante su Ley y “apuntarse el tanto”. También se ha mostrado cautelosa con la actitud del Gobierno ya que, a su juicio, aunque ahora esta norma comience su trámite, el Ejecutivo “no hará nada”, como con el Pacto de Estado contra la Violencia Machista. “El Gobierno no arranca y no cumple. Ojalá me equivoque”, ha lamentado la diputada naranja.

En cuanto a la norma, ha criticado que “no contemple o, la menos con la suficiente profundidad” medidas que solucionen lo que ha considerado un problema “estructural”. En este sentido, ha señalado que echa de menos el problema de una mujer que tiene trabajos menos remunerados, a pesar de que su cualificación es superior a la del hombre, que tiene problemas de acceso al empleo, que se toma más excedencias y permisos que el hombre y, en general, la falta de corresponsabilidad.

Un “pésimo escenario”

Por su parte, el portavoz del PNV en esta materia, Íñigo Barandiarán, ha reconocido que, a lo largo de los últimos años, “poco se ha hecho” para reducir la desigualdad salarial en España, de ahí que haya celebrado la llegada de esta propuesta que tiene iniciativas “buenas” y otras “discutibles”, pero que, a su juicio, “van en el buen camino” para reducir la brecha salarial, de ahí que también haya mostrado el apoyo del partido vasco a la toma en consideración de esta Ley.

También la portavoz de Igualdad de ERC, Teresa Jordà, ha señalado la inacción de los Gobiernos anteriores sobre este tema y ha culpado a PP y PSOE del “pésimo escenario” en el que se encuentra España en este sentido. Por ello, ha pedido a ambos partidos que colaboren para legislar sobre brecha salarial, un problema que sufre “el 50 por ciento de la población” y ha apuntado que son muchos los países de Europa que ya están poniendo en marcha algunas de las medidas que ahora recoge Unidos Podemos en su norma.

Tanto Compromís como PDeCAT han mostrado su apoyo al texto morado. Desde la formación valenciana, su portavoz Joan Baldoví, ha pedido al Gobierno “menos himnos y más cumplir la Constitución”, para leer posteriormente el artículo 14 de la Carta Magna en la que se recoge que “todos los españoles son iguales ante la ley”; mientras que su homólogo del partido catalán, Carles Campuzano, ha señalado que la negociación colectiva como uno d los principales problemas a solucionar en materia de brecha. Finalmente, el portavoz de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca, ha recordado que en España no está permitida la discriminación salarial por cuestión de género, pero ha señalado que le “parece bien” que se “incida legislativamente” en esta materia.


+info relacionada: Las 6 coincidencias esenciales de las propuestas de igualdad salarial de Unidos Podemos y PSOE – 20-02-2018

Etiquetado con: ,