El sumario de Púnica revela que el PP cordobés amañó facturas electorales cuando era presidente el actual número dos de Interior

  • La Guardia Civil apunta que una constructora emitió facturas falsas para sufragar la campaña del PP andaluz en 2008
  • En aquel momento, José Antonio Nieto, actual secretario de Estado de Seguridad, era presidente del PP cordobés
  • El PP de Córdoba niega financiación ilegal, afirma haber pagado sus facturas y anuncia acciones legales

José Antonio Nieto, secretario de Estado de Seguridad, y expresidente del PP cordobés // Europa Press

El Partido Popular cordobés cargó gastos de la campaña electoral de 2008 en Andalucía a una constructora en concepto de estudios sociológicos, según se desprende de unos correos electrónicos incorporados al sumario del caso Púnica que investiga la Audiencia Nacional. Los hechos tuvieron lugar cuando el actual secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, era presidente del PP cordobés.

Se trata de un conjunto de comunicaciones que tuvieron lugar entre febrero y abril de ese año a las que ha tenido acceso Europa Press y según las cuales Hitos Urbanos, filial del grupo inmobiliario Prasa, habría efectuado estos pagos por trabajos realizados presuntamente por una agencia de publicidad investigada en la trama. Precisamente Prasa es el holding propietario de la finca donde se suicidó la pasada semana el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa.

En uno de los correos se hace mención a una factura por un total de 12.000 euros y otra “por el resto de importe pendiente al Partido Popular de Córdoba”, ambas con el concepto de “Estudio Sociológico”. En otro se insiste en que las presuntas facturas amañadas se emitan con una fecha posterior a las elecciones porque “así parece que tiene menos problemas para pagarlas”.

Los pagos se efectuaron tanto a nombre del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Córdoba como del PP cordobés de acuerdo con la conversación mantenida entre los interlocutores que hacen hincapié en no sobrepasar el límite de gasto establecido para los pagos. Así se lo comunica el concejal popular José María Bellido a un directivo del Laboratorio de Almagro 36.

Esta empresa de publicidad ya aparecía en un informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil incorporado a la causa que investiga el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional y que integra una red de empresas que habría ocultado gastos electorales del Partido Popular de Madrid falseando facturas.

El PP niega irregularidades

Por su parte, el presidente provincial del PP de Córdoba, Adolfo Molina, ha afirmado este martes que en el PP cordobés “no hay financiación ilegal” porque “siempre ha cumplido escrupulosamente la Ley al financiarse con fondos propios y, las distintas campañas electorales, con los fondos asignados por la dirección nacional del PP para gasto electoral”. Ha recalcado que “nunca” han sobrepasado dichos fondos, que ha pagado sus facturas y anunciando “acciones legales” contra quien desprestigie al PP.

Molina ha explicado que los correos se refieren a “unos pagos que va a hacer el PP” y que “están hechos”, hasta el punto de que en la contabilidad del PP de Córdoba “la factura a la que se hace referencia está contabilizada, con su asiento contable y pagada”, es decir, “que no hay nadie externo que pague esa factura”, como se indica en las referidas informaciones, aludiendo a una inmobiliaria cordobesa.

De hecho, Molina ha asegurado no tener “constancia” de esa situación, pero sí, según ha insistido, “de lo que aparece en la contabilidad del partido”, que es “la factura pagada, y otra cuestión por aquí no ha pasado”. Tanto es así, según ha señalado, que “la contabilidad del PP de Córdoba es totalmente pulcra y transparente, auditada todos los años por la dirección nacional del PP y por el Tribunal de Cuentas”, informa Europa Press.

Es más, según ha resaltado, “en este momento todos los pagos se hacen desde el PP de Córdoba por transferencia bancaria, de manera totalmente transparente y acorde a la legislación”, añadiendo que “el PP de Córdoba es un partido austero y no tiene nada que ocultar”.

Molina, quien ha estado acompañado por la secretaria general del PP de Córdoba, María Luisa Ceballos, entiende que “esta situación responde, una vez más, a una campaña de acoso y derribo contra José Antonio Nieto. En el primer intento se demostró que no había nada que ocultar, al igual que pasará ahora”.

Por último, Molina ha avisado que “desde el PP de Córdoba no vamos a admitir ninguna campaña de manipulación que desprestigie la imagen del partido, por lo que no dudaremos en emprender acciones legales contra todo el que ponga en duda la honestidad del partido y de sus miembros”.

Publicado en Justicia, Política Etiquetado con: