El Tribunal de Cuentas investigará sobre un presunto sobrecoste de 370.000 euros pagado por Maroto a FCC

La investigación estudiará si el Gobierno municipal de Vitoria durante la etapa como alcalde del actual vicesecretario de Política Social del PP se realizaron pagos con sobrecoste por dos camiones comprados por la empresa de contratas.

Vicesecretario del Partido Popular del País Vasco, Javier Maroto / EUROPA PRESS

Vicesecretario del Partido Popular del País Vasco, Javier Maroto / EUROPA PRESS

El Tribunal de Cuentas del Estado investigará un presunto sobrecoste de 370.000 euros pagado a la empresa FCC por parte del Gobierno municipal de Vitoria durante la etapa como alcalde del actual vicesecretario de Política Social del PP, Javier Maroto.

El fiscal jefe del Tribunal de Cuentas, Miguel Ángel Torres Morato, ya ha puesto los hechos en conocimiento de la Sección de Enjuiciamiento de este órgano fiscalizador, con el fin de que “lleve a cabo la correspondiente investigación”, según consta en un escrito del Tribunal.

El escrito, firmado por el propio Miguel Ángel Torrres, ha sido dado a conocer este viernes por EH Bildu, formación que hace dos semanas remitió al Tribunal toda la documentación en torno a estos presuntos sobrecostes.

Los documentos enviados por la coalición al órgano fiscalizador se refieren a un posible sobrecoste de 370.000 euros en el pago por dos camiones comprados por FCC -empresa adjudicataria del servicio de limpieza en Vitoria- en la anterior legislatura, en la que Maroto era alcalde de la capital alavesa.

El Ayuntamiento pagó a FCC 332.000 euros por camión de limpieza, cuando el precio real es de 155.000 euros

Cada camión de limpieza se pagó a un precio de unos 332.000 euros, cuando -según la documentación que ahora analizará el Tribunal de Cuentas- el precio real de cada vehículo sería de cerca de 155.000 euros.

En el escrito que el fiscal jefe del Tribunal de Cuentas ha remitido a EH Bildu se indica que las diligencias procesales a raíz de su denuncia por la compra de los citados camiones ya ha sido “archivada”, y que los hechos han sido puestos en conocimiento de la Sección de Enjuiciamiento “a fin de que lleve a cabo la correspondiente investigación”.

Desde la coalición soberanista se ha explicado que, a diferencia de lo que ocurre en otras instancias, el uso del término “archivado” significa, en este caso, que la denuncia ha sido tenida en consideración, como se pone de manifiesto con el hecho de que haya sido puesta en conocimiento de la Sección de Enjuiciamiento.

Ya hay abierta una investigación por “irregularidades”

Antes de su decisión de analizar estos hechos, el Tribunal de Cuentas del Estado ya había abiertao una investigación por posibles “irregularidades” en la concesión del contrato de limpieza del Ayuntamiento de Vitoria, durante la etapa de Maroto como alcalde, a la empresa FCC.

El objetivo de esta investigación es determinar si el Ayuntamiento prorrogó en la pasada legislatura la contrata pese a la existencia de trabajos “pendientes” de ejecutar por valor de 820.846 euros.

El concejal de EH Bildu, Aitor Miguel, ha destacado que el órgano fiscalizador aprecia en estos caso “indicios” de una posible “falta contable” y de un posible “perjuicio” a la hacienda del Ayuntamiento de Vitoria.

Miguel ha recordado que FCC es una de las empresas implicadas en el ‘caso Gürtel’, la presunta trama de corrupción vinculada al PP, y ha emplazado a los ciudadanos a que se pregunten el motivo de que el Gobierno del Partido Popular en Vitoria pagara estos “sobrecostes” a dicha compañía. “La Ertzaintza y la Guardia Civil son las que deberían investigar los flujos de caja del partido”, ha señalado.

El actual alcalde insta a dejar de ser “blando con los poderosos”

El concejal ha recordado que en las auditorias realizadas recientemente por los Ayuntamientos de Badalona y de Barcelona se han detectado “sobrecostes” de varios millones de euros pagados a FCC en casos similares.

Por ese motivo, ha emplazado al actual alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, a dejar de ser “blando con los poderosos” y a encargar una auditoria sobre los pagos FCC. Miguel considera que es necesario recurrir a esta vía para esclarecer lo ocurrido, dado que el Tribunal de Cuentas es un órganismo “parcial y politizado”.

Publicado en Empresas, Política Etiquetado con: