Endesa, la principal empresa responsable de las emisiones de CO2 en España

Diez empresas son responsables del 25% de las emisiones contaminantes en España. Emiten el 66,6% del total de gases de efecto invernadero procedentes del sector industrial y energético.

https://i0.wp.com/www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r1500/5b5e546c/2017-05-10-18-35-24.jpg?resize=399%2C266&ssl=1

Diez empresas son responsables del 66,6% de emisiones contaminantes procedentes del sector industrial y energético en España. En total, 86,2 millones de toneladas de Gases de Efecto Invernadero (GEI). O lo que es lo mismo, el 25% de todos los expulsados a la atmósfera en todo el Estado. En este ‘top ten’ sobresale, un año más, la eléctrica Endesa, propiedad en un 70% de la italiana Enel y dirigida por Borja Prado.

Son los datos que se desprenden del informe Empresas más contaminantes en España: responsabilidad de las grandes empresas energéticas e industriales en el cambio climático, hecho público por el Observatorio de la Sostenibilidad (OS).

El documento analiza las emisiones procedentes de fuentes fijas incluidas en el Registro Nacional de Derechos de Emisión de Gases de Efecto Invernadero (Renade) en el año 2016. Estas suponen el 37,6% del total del dióxido de carbono (CO2) emitido a la atmósfera –123,5 millones de toneladas–, procedente básicamente de la industria y el sector energético. El 62,4% restante corresponden a fuentes de emisión de las llamadas “difusas”, entre las que se encuentra el transporte, los servicios, la agricultura o los hogares.

“Puede estimarse que estas diez empresas emiten el 25% de todo lo emitido en el país”, apuntan desde el Observatorio de la Sostenibilidad

Endesa es la compañía que encabeza el grupo de la decena de empresas más sucias del país. Su actividad produce el 23,2% del total de emisiones incluidas en el Renade, 28,6 millones de toneladas de GEI: el 8,7% del total de emisiones contaminantes del país. Le siguen, con porcentajes por debajo del 10% Gas Natural Fenosa, Repsol y Energías de Portugal (EDP),  y con porcentajes por debajo del 5% las compañías Arcelormittal, Cepsa, Iberdrola, Viesgo, Cementos Portland y Cemex.

Según el avance que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) hizo en julio a la UE, las emisiones de gases de efecto invernadero totales en 2016 fueron de 323,8 millones de toneladas, una cifra cercana a las 328,6 millones que había estimado el OS. “Por ello, puede estimarse que estas diez empresas emiten el 25% de todo lo emitido en el país”, apuntan desde el Observatorio. Si la cifra se extiende a las 20 más contaminantes, estas serían responsables del 30% de los GEI que se emiten en España.

Los sectores más contaminantes de entre los incluidos en el Renade son la producción energética, las industrias con grandes procesos de combustión, el tratamiento y transformación de hidrocarburos, la industria del cemento y la transformación química.

Solo la generación energética supone 55 millones de toneladas de GEI: el carbón implica 26 millones, siendo el restante derivado de la generación de ciclos combinados y la extrapensinsular.

En total, las cinco compañías con más responsabilidad –Endesa, Gas Natural Fenosa, Repsol, EDP y Arcelormittal– emitieron el 16% de todas las emisiones de GEI que se lanzaron al aire en 2016 en todo el Estado. Las instalaciones de As Pontes en A Coruña, Compostilla (León), Andorra (Teruel), Carboneras (Almería), todas de Endesa, siguen formando parte de las plantas más contaminantes del país.

España llegó a su pico en 2007

El análisis del Observatorio de la Sostenibilidad muestra un descenso de las emisiones de los sectores fijos en el periodo 2006-2016. España se encuentra entre los 49 países del mundo que ya han pasado su año “pico” de emisiones, según un informe publicado esta semana por el World Resources Institute (WRI).En 2007, las emisiones de España ascendieron a 354 millones de toneladas de CO2 equivalentes. Parte de este descenso se identifica con el descenso en la generación de carbón, que sigue siendo el principal “emisor” de CO2 a mucha distancia del resto. Sin embargo, el Observatorio de la Sostenibilidad advierte de que la sequía puede invertir la tendencia positiva, ya que la falta de agua “hace que se genere más energía a partir de las térmicas”.

Según el WRI, haber alcanzado el pico de emisiones en 2010 –tarde en relación con la mayoría de países de la UE– implica que España debe asegurar una reducción del 3% de sus emisiones cada año para limitar el calentamiento global a un aumento de dos grados. 2016 fue el primer año en el que se produjo un descenso porcentual significativo. El año pasado se registraron un 3,1% de emisiones menos que en 2015 según el Observatorio de Sostenibilidad.

Este grupo pide que se establezcan responsabilidades diferenciadas entre empresas para establecer aportaciones equivalente en cuanto a su aportación al calentamiento de la tierra. El Observatorio de la Sostenibilidad recomienda, además, que se terminen las subvenciones a los combustibles fósiles y que se apueste de forma clara por las energías renovables y el autoconsumo.