Expedientan a 6 médicos por utilizar material de su hospital público para hacer pruebas para la privada

  • La Consejería de Sanidad de Madrid abre expediente a 6 médicos y 2 técnicos del servicio de Anatomía Patológica del hospital público Gregorio Marañón
  • Comisiones Obreras interpuso una denuncia por prácticas irregulares, el hospital no vio irregularidades y ahora toma cartas la Comunidad

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha abierto expediente disciplinario a seis médicos y a dos técnicos del hospital Gregorio Marañón por ejercer, presuntamente, de forma simultánea su actividad “en el ámbito privado”, realizando pruebas diagnósticas para la privada con material del hospital público.

Lo ha dicho este viernes el consejero Jesús Sánchez Martos en su primera rueda de prensa desde que tomó posesión del cargo para presentar el plan de choque ante las altas temperaturas que se prevé se prolonguen durante los próximos días.

Sánchez Martos ha informado de que los expedientes fueron abiertos en el mismo momento de su llegada al cargo ante las sospechas de que estos ocho profesionales hubieran “simultaneado su actividad de carácter público en el hospital con una segunda actividad en el ámbito privado, sin contar con la preceptiva autorización de compatibilidad”.

La Fiscalía investiga

El consejero ha explicado que al estar el caso en manos de la Justicia no puede ofrecer más información, y ha asegurado que su departamento aceptará la decisión que adopte la Fiscalía al respecto.

Sánchez Martos se ha referido así a la denuncia que el pasado mes de marzo presentó Comisiones Obreras (CCOO) ante la Fiscalía de la Comunidad de Madrid por presuntas “prácticas irregulares” en el departamento de Anatomía Patológica del citado hospital al realizar pruebas diagnósticas de clínicas privadas.

Supuestamente, los profesionales expedientados estuvieron haciendo durante varios años pruebas para la sanidad privada con dinero y medios públicos, según la denuncia que presentó hace varios meses el médico Juan Carlos Martínez.

A raíz de esta denuncia, el hospital abrió un proceso de investigación por presuntas irregularidades en el Servicio de Anatomía Patológica y solicitó la comparecencia de diversos profesionales sanitarios de dicho servicio, que negaron tener conocimiento de las presuntas irregularidades denunciadas. No obstante, después de que el centro sanitario no encontrase indicios de irregularidad, remitió la denuncia a la Inspección Sanitaria.