FACUA considera escandaloso que Justicia denuncie al informático que destapó el fallo de Lexnet

La asociación critica que el ministro Catalá no asuma sus responsabilidades y, en su lugar, intente castigar al joven que ayudó a reparar el agujero de seguridad de la plataforma judicial.

https://i2.wp.com/www.facua.org/es/images/noticia12458h.jpg?resize=401%2C279&ssl=1

FACUA-Consumidores en Acción considera escandaloso que el Ministerio de Justicia haya decidido denunciar al informático que descubrió la vulnerabilidad en LexNet, la plataforma telemática para las comunicaciones en el sistema judicial. Sobre todo, después de que ese descubrimiento permitiera al propio Ministerio resolver este gravísimo fallo que propició más de 400 descargas de datos.

Y lo hace una vez parcheado el agujero de seguridad que permitía a cerca de 150.000 abogados y procuradores, con sólo cambiar el ID que le identifica, publicar y acceder a todo tipo de documentos en causas ajenas así como notificar o borrar cualquier sentencia de la Administración de Justicia. La cartera encabezada por Rafael Catalá ha decidido denunciar al joven ante la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional por, según ellos, no cumplir con el artículo 197 del Código Penal sobre la revelación de secretos.

Tras averiguar el error de la plataforma, el hacker además de avisar a todas las partes afectadas, se descargó un archivo con 11.000 documentos de índole informática, como el código fuente de LexNET, y que estaban disponibles para todo el mundo a esas horas del 28 de julio.

FACUA considera gravísima la negligencia cometida por el Ministerio de Justicia al haber puesto en marcha un sistema con un enorme agujero de seguridad cuyas consecuencias serán difíciles de conocer y más aún que su mayor representante, Catalá, siga ocultando el alcance real de las incursiones ilegales y castigue al joven que ayudó a corregir el grave problema.

La asociación advierte de que errores de mucha menor entidad habrían provocado la dimisión del ministro de Justicia de cualquier democracia avanzada, mientras que en España, el Gobierno continúa sin asumir responsabilidades y está intentando maquillar la magnitud de lo ocurrido, que representa un auténtico escándalo ya que se ha puesto en juego la privacidad de cientos de miles de ciudadanos.

Alerta asimismo de que resulta una incógnita si existen más fallos de seguridad en LexNet, ya que Justicia se niega a facilitar su código fuente, como también mantiene en secreto buena parte de los datos relativos a las contrataciones realizadas para el desarrollo de este sistema, el nombre de las empresas adjudicatarias y las cantidades que cobraron.

Larga lista de errores

Desde su implantación –es obligatorio desde 2016-, numerosos profesionales del Derecho han criticado una larga lista de errores técnicos y de diseño en LexNet, un sistema lento y obsoleto impuesto sin proveer a los juzgados de medios técnicos y humanos necesarios para su correcta aplicación y que está entorpeciendo la labor de todos los operadores de la Administración de Justicia.

Hasta la fecha no había trascendido una irregularidad de las dimensiones de la que ha salido a la luz a finales de julio de este año, cuando el decano del Colegio de Abogados de Cartagena, José Muelas, dio a conocer en Facebook el agujero de seguridad ante la falta de respuesta a su queja por parte del Ministerio. Justicia paralizó unos días el acceso a la plataforma para modificar su código fuente, pero no ha aclarado desde cuándo existía el problema, cuya gravedad ha minimizado con argumentos que vienen refutando públicamente numerosos abogados.