La campaña navideña cierra el año con más contratos temporales y a tiempo parcial de la década

La campaña de navidad, que comenzó en Black Friday y se extenderá hasta el final de las rebajas de enero, abunda en la contratación temporal y a tiempo parcial que define las contrataciones de los últimos años.

https://i1.wp.com/www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r1500/0580d11e/_MGL8065%20copia.jpg?resize=399%2C266&ssl=1

Establecimiento de la cadena de ropa Primark en la Gran Vía madrileña // David Fernández

Jueves 31 de enero de 2019. La fecha ya está marcada en el calendario como una “jornada horrible” para las estadísticas de paro. El año pasado, ese día se perdieron 170.000 cotizantes en el sistema de la seguridad social. La estacionalidad del trabajo marca el comienzo de la campaña navideña en noviembre, concretamente en los días previos al “viernes negro” (black friday) y su final en enero. 2018 comenzó con 18.211.901 cotizantes y los datos de noviembre siguen mostrando la tímida recuperación del empleo: en el último mes con datos del Ministerio, se contabilizaron 18.871.968 cotizantes, cerca del máximo de la última década: los 19.384.100 cotizantes que había en mayo de 2008, pocos meses antes del comienzo oficial de la crisis económica.

Por segundo año consecutivo se alcanzará —salvo sorpresa— el récord de contrataciones. No obstante, las circunstancias del trabajo han cambiado a lo largo de esos diez años. En 2017 se recuperaron por primera vez desde 2008 los 1,9 millones de contratos indefinidos firmados, sin embargo, también el año pasado se firmaron 19,5 millones de contratos temporales, récord absoluto en la última década. En lo que va de 2018, con datos entre enero y noviembre, se han firmado 18,4 millones de contratos temporales, de repetirse los mismos datos que en diciembre de 2017, el presente año cerrará con el año con más contratos temporales de la historia en España.

En 2017, más de 2,1 de los 3,6 millones de contratos consignados por las empresas de trabajo temporal fueron de menos de un mes, un millón trescientos mil tuvieron menos de una semana de duración

Idéntica circunstancia se repite en cuanto a los tipos de jornada: en lo que va de año se han firmado 7,4 millones de contratos a tiempo parcial. Si se repiten las contrataciones de este tipo que tuvieron lugar en diciembre de 2017, el presente año será el primero en el que se alcanzan los ocho millones de contratos a tiempo parcial, un modelo de contratación que afecta más a las mujeres. Los sindicatos han advertido del crecimiento significativo de estos modelos que representan ya el 43% de los contratos indefinidos y el 35% de los temporales.

Según Comisiones Obreras, casi dos de cada tres personas contratadas a tiempo parcial se encuentran en búsqueda de empleo a tiempo completo. A lo que añaden, que la contratación parcial “ha facilitado la discrecionalidad empresarial en la distribución de horarios, lo que supone en muchos casos horas extras no remuneradas y/o irregularidades”.

Las cifras de la campaña de navidad indican la fragilidad de los contratos navideños: en 2017, más de 2,1 de los 3,6 millones de contratos consignados por las empresas de trabajo temporal fueron de menos de un mes, un millón trescientos mil tuvieron menos de una semana de duración. El trabajo estacional y temporal también se ha alejado del sesgo con el que nació —el del primer empleo o empleo juvenil— ya que hasta un 45% del que se crea en las Navidades lo copan personas entre 30 y 44 años.

Para CC OO, “el volumen de contratación que se ha estimado por parte de algunas empresas de trabajo temporal sería positivo si realmente estuviera relacionado con el número real de personas contratadas y no rotación de contratos, muchos de ellos en una misma persona”. La tendencia continúa con respecto a 2016, cuando se firmaron hasta 48 contratos para cada puesto de trabajo neto creado.

Más temporalidad, menos conflictividad

La campaña de navidad de 2018 no es una excepción sino la que marca tendencia en el incremento de la temporalidad y los trabajos a tiempo parcial. Es además un periodo especialmente sensible para la realización de horas extra no computadas —no pagadas— y otras irregularidades. Además la temporalidad disminuye la fuerza negociadora de los trabajadores y genera, según los expertos, una presión a la baja sobre los salarios.

A principios de diciembre, Comisiones Obreras publicó un breve informe sobre la Contratación de la campaña navideña 2018, en el que aplaude el incremento de la contratación y reseña el hecho de que los cálculos indican que esta campaña se espera un aumento de los contratos de entre el 4,5% y el 8,3% respecto a 2017. El sector servicios, concretamente, los y las dependientes de comercios y tiendas, son los que tiran del aumento de la contratación, decreciente respecto a años anteriores. Según la agencia de empleo temporal Adecco, este sector puede ver incrementado sus necesidades de contratación hasta un 75%.

Otro aumento significativo se produce en el sector de las compras por internet, la logística y la distribución. Junto a El Corte Inglés y Carrefour, Amazon se postula como el tercer gran contratador de la campaña navideña. El conflicto en la empresa de distribución comenzó el día de comienzo de la campaña, el black friday, y se extenderá hasta los días 30 de diciembre y 3 de enero, fechas en los que la plantilla del almacén de San Fernando de Henares (Madrid), el más antiguo de la empresa en España.

El pasado día de navidad, la plantilla de Amazon hizo llegar una carta a la dirección de la empresa instándola a reanudar la negociación de cara al día 3, “día fuerte” de la campaña de navidad. Hasta ahora, la multinacional ha actuado en las huelgas anteriores reforzando la contratación temporal y por medio de los nuevos contratos indefinidos, la plantilla, no obstante, ha incrementado su capacidad de presión en las anteriores huelgas y advierte que la “marca Amazon” no es suficiente en el caso de que “la legalidad y la Inspección de Trabajo española, aunque sean muy laxas, puedan significar para Amazon por, sus miles de trabajadores, importantes sanciones e indemnizaciones en caso de cometer infracciones o irregularidades notables”.

De momento, el pulso entre la multinacional y la plantilla de San Fernando se extenderá hasta el mismo día 6, día que, por las circunstancias que concurren este año (el Gobierno ha pasado el día festivo al 7), la empresa quiere obligar a trabajar a 400 trabajadoras de la plantilla, desde la que se critica que “en la línea habitual de la Empresa, la propuesta por parte de varios sindicatos de reunirse para estudiar las alternativas ha quedado sin respuesta”.

Los de contratos temporales y a tiempo parcial pueden no ser los únicos récords que se rompan en 2018. El número de convocatoria de huelgas hasta septiembre es el mínimo histórico, pese a que la huelga del 8 de marzo ha hecho aumentar el número de participantes y de jornadas de paro respecto a años anteriores.

Etiquetado con: