La Comisión Europea investigará a Nike por evadir impuestos en Europa

Un año después de que el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) revelará el entramado fiscal de Nike, Vestager anuncia que investigará su entramado fiscal europeo.

https://i1.wp.com/www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r1500/9b5294ac/Nike_Holanda_Franklin%20Heijnen.jpg?resize=396%2C264&ssl=1

// Franklin Heijnen

La Comisión Europea ha anunciado que investigará a la conocida empresa estadounidense por recibir ventajas fiscales por parte de los Países Bajos. Según ha anunciado la Comisión de Competencia, el país podría haber ofrecido unas reducciones de su factura en impuestos que le habría dado una ventaja competitiva frente a otras empresas.

Lo que ha señalado hoy la Comisión Europea son las ventajas que ofrece Países Bajos para el cobro de royalties o pagos por el uso de la marca. Este método, también utilizado por empresas españolas como Inditex, pone en manos de una filial los derechos de uso de una marca o logo. Las filiales o tiendas de países de la Unión Europea pagan un royalty por el uso de esa marca a la filial holandesa, lo que hace que el beneficio en países donde se paga un mayor tipo de impuestos de sociedades disminuya, al mismo tiempo que en Holanda ofrece rebajas fiscales para ese tipo de ingresos y rentas que vengan de fuera del país.

Pero, según hizo público a finales de 2017 el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y publicó El Salto , la ingeniería fiscal de Nike en Holanda no acaba ahí. El entramado fiscal de Nike movía después esos beneficios de la filial Holandesa a otra filial sin ningún empleado con sede en Bermudas, territorio conocido por ser un paraíso fiscal.

La filial holandesa es la dueña del famoso logo de Nike, Swoosh, y cobra por su uso al resto de filiales un royalty por el que no paga impuestos

Esta filial en el paraíso fiscal mantuvo la propiedad de la famosa marca Nike, Swoosh, y otras marcas registradas de la compañía para los mercados externos al estadounidense. La filial de Bermudas, según apuntan las filtraciones investigadas por el ICIJ, cobraba los derechos de las marcas a la sede europea de Nike, con domicilio fiscal en la pequeña ciudad holandesa de Hilversum. Esta filial holandesa era la que se encargaba de vender las zapatillas y prendas deportivas a mayoristas y a minoristas, así como a clientes directamente a través de las tiendas de Nike en toda Europa.

Además, las autoridades de los Países Bajos ofrecieron a Nike en 2006 un acuerdo para que la empresa no pagara impuestos durante 10 años. Los cálculos arrojados por la investigación del ICIJ apuntan a que Nike obtuvo un beneficio de 12.000 millones de dólares gracias a los beneficios obtenidos por los royalties de sus propias marcas, sin pagar impuestos en los Estados Unidos y muy pocos en Holanda.

Ahora, un año más tarde de que se revelaran dichas prácticas, la Comisión Europea ha anunciado que investigará dichas ventajas fiscales. Bruselas investiga posibles ventajas fiscales ilegales a Nike en Países Bajos. “Los Estados miembros no deberían autorizar a las empresas a poner en práctica estructuras complejas para reducir indebidamente sus beneficios imponibles, que les conceden una ventaja injustificada con respecto a sus competidores”, ha resumido la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, en unas declaraciones que recoge Europa Press.