La exhumación de una fosa con 38 cuerpos, paralizada por “inacción judicial”

Exhumación de fosas comunes // La Asociación Científica ArqueoAntro, a cargo de los trabajos de exhumación desde el 2 de marzo, compareció ante el juzgado tras encontrar una quincena de cuerpos “con traumatismos y evidencias de violencia”.

https://i2.wp.com/www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r1500/78f99c01/_VA_5898.jpg?resize=402%2C268&ssl=1

// Eva Máñez

La exhumación de una fosa con alrededor de 38 cuerpos en el cementerio municipal de Paterna (Valencia) ha quedado en suspenso justo cuando el equipo de arqueólogos y forenses a cargo de la excavación había alcanzado la capa de cal y los primeros restos de las personas que, según todos los indicios, fueron fusiladas allí en los primeros días del franquismo.

La justicia ha dejado paralizados los trabajos de facto en la llamada Fosa 22 al no enviar a un especialista antropólogo forense, un trámite que en anteriores trabajos similares realizados por el equipo de la Asociación Científica ArqueoAntro, a cargo de la exhumación, se ha solventado en “apenas un día”, tal como señala el director del grupo, Miguel Mezquida.

El problema comenzó el pasado 15 de marzo, día en que los especialistas de ArqueoAntro comparecieron en el juzgado tras encontrar los cuerpos de una quincena de personas en la fosa, motivo por el cual el juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 1 de Paterna abría diligencias para esclarecer los hechos. “Ese día vino un médico forense, pero dijo que no estaba cualificado para poder ver la antigüedad de los restos y que tenían que enviar a un antropólogo forense especializado, y desde entonces nada”, explica el director de la excavación.

https://i0.wp.com/www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r800/d11e969f/fosa113_evamanez13.jpg?resize=401%2C267&ssl=1

// Eva Máñez

A pesar de que en sede judicial aseguran haber mandado el requerimiento por vía telemática al Instituto de Medicina Legal, responsable de enviar al forense, este organismo asegura que no ha recibido nada. “Llevamos una semana parados porque no se aclaran, nos tienen esperando sin poder exhumar ninguno de los restos, está paralizado por, podríamos decir, inoperancia judicial”, comenta Mezquida, quien remarca que la espera en este momento de los trabajos podría afectar al resultado de los mismos.

Los trabajos de ArqueoAntro, financiados por la Diputación de Valencia, comenzaron el pasado 2 de marzo por iniciativa de una docena de familias, parientes de las personas asesinadas en el cementerio de Paterna, agrupadas como asociación de víctimas del franquismo.

El equipo espera encontrar un total de 38 personas, fusiladas el 28 de julio de 1939, entre las que se encuentran sindicalistas locales, maestros y militares republicanos. Una vez fue delimitada la fosa y excavada, los especialistas llegaron al nivel de la capa de cal que cubría los restos del estrato más superior, cuerpos que “presentaban traumatismos y evidencias de violencia”, indica Mezquida.

https://i2.wp.com/www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r800/f6bef9f1/_VA_5902.jpg?resize=400%2C267&ssl=1

// Eva Máñez

La diputada de Memoria Histórica, Rosa Pérez Garijo, el director antropólogo, Javier Iglesias, y la presidenta de la Asociación por la Memoria Histórica de Carlet, Amelia Hernández, junto a Mezquieda, aseguraron que los traumatismos eran compatibles con impactos de bala durante su comparecencia en el juzgado el 15 de marzo.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Paterna ya archivó en junio de 2017 las diligencias de la Fosa 113, sita en la misma localidad, donde el pasado año se encontró una docena de cuerpos de represaliados por el franquismo. La magistrada señaló que el tiempo transcurrido desde los hechos implicaba la prescripción del delito.

Etiquetado con: