La gran banca gana 14.000 millones en 2017, un 7% más, tras la absorción de otros bancos

Las cuentas las seis entidades del Ibex 35 del último ejercicio recogen ya los efectos de la integración de entidades más pequeñas (Popular, BMN, el portugués BPI o el británico TSB)

Oficinas de los mayores bancos españoles, Santander, BBVA,Caixabank, Bankia, Bankinter y Sabadell.

Oficinas de los mayores bancos españoles, Santander, BBVA,Caixabank, Bankia, Bankinter y Sabadell.
Los seis principales bancos españoles sumaron en 2017 un beneficio neto atribuido de 13.623,7 millones de euros, casi un 7% más que el año anterior, según los resultados que ellos mismos han dado a conocer estos días (los últimos en hacerlo, en la mañana del viernes, han sido CaixaBank y Sabadell). La absorción

La entidad que más dinero ganó durante el pasado ejercicio fue el Santander: 6.619 millones, frente a los 6.204 de 2016, lo que supone una mejora del 7%. Sin embargo, el mayor crecimiento del beneficio en términos relativos correspondió a CaixaBank, que se anotó una subida del 57%, al pasar de 1.047 a 1.684 millones de euros.

Por el contrario, el retroceso más significativo lo protagonizó Bankia, que ganó 505 millones, lejos de los 804 de 2016 (-37,3%) como consecuencia del impacto sobre sus cuentas de la reciente absorción del Banco Mare Nostrum (BMN), también bajo control del Estado desde su rescate en marzo de 2013.

Algunas peculiaridades del ejercicio fueron las siguientes:

Santander. La compra de los restos del naufragio del Banco Popular tuvo durante 2017 una repercusión mínima en sus resultados. La entidad cifra en sólo 37 millones de euros lo que dejó de ganar el año pasado ganar debido a ello. Sí influyó significativamente, en cambio, la buena marcha de los negocios en Brasil, que aportaron más de una cuarta parte de los beneficios totales.

BBVA. Las cuentas del segundo banco español, que ganó 3.519 millones de euros, un 1,3% más que en 2016, se vieron lastradas por la asunción de las pérdidas derivadas de la caída en Bolsa de Telefónica, de la que posee un 5% del capital. Poner a precio de mercado el valor de esta participación costó al BBVA 1.123 millones de euros.

CaixaBank. Pese a sus avatares por la situación política en Catalunya, que le llevaron incluso a trasladar su sede fuera de ese territorio, la entidad cerró 2017 con muy buenos datos, los mejores desde su refundación en 2011. La integración del banco portugués BPI, tras la OPA culminada en febrero, sumó 176 millones a los beneficios.

Bankia. Sin la absorción de BMN, habría ganado 816 millones de euros, un 1,4% más que en 2016. Además de por ese hecho, sus cuentas de los últimos años se han visto lastradas por la devolución de las preferentes, de las cláusulas suelo y de las pérdidas infligidas a los inversores que participaron en su salida a Bolsa. Aun así, ha devuelto ya 2.863 millones de las ayudas recibidas del Estado.

Sabadell. Su beneficio fue de 801,5 millones de euros, con un aumento del 12,8% respecto al año anterior, debido en parte a la fuerte reducción de su factura fiscal. Sin esta circunstancia, el beneficio cae un 14,6%. Jugaron en su contra las dotaciones que debió realizar por el deterioro de activos y el descenso a la mitad de la aportación de TSB, su filial en Reino Unido.

Bankinter. Los 495 millones de euros que ganó supusieron un nuevo récord histórico para la entidad, aunque su crecimiento en términos relativos no pasó del 1%. 2017 fue el primer año íntegro en que Bankinter contabilizó su nuevo negocio en Portugal. Si se tiene en cuenta sólo el de España, el beneficio subió un 20%.