La Seguridad Social lleva a juicio a Deliveroo por los 500 falsos autónomos detectados por la Inspección en Madrid

  • La Tesorería General de la Seguridad Social demandó a la empresa de repartos a domicilio tras el acta de Inspección de Trabajo en Madrid que declaró que los repartidores eran falsos autónomos
  • El juicio que enfrenta a la Administración y Deliveroo por las cuotas impagadas a la Seguridad Social de más de 500 repartidores está fijado para el 17 de diciembre en Madrid
  • La Seguridad Social exige “algo más de 1,2 millones de euros” en materia de cotizaciones sociales, según afirman en Deliveroo

Un 'rider' de Deliveroo

Imagen de archivo de un repartidor de Deliveroo.

Nueva cita de Deliveroo en los juzgados. La Seguridad Social lleva a los tribunales a la empresa de comida a domicilio por su modelo laboral el próximo 17 de diciembre. La Tesorería General de la Seguridad Social demandó a la compañía tras el acta de Inspección de Trabajo en Madrid que concluyó que los repartidores de la compañía eran falsos autónomos. La Administración exige a la empresa “algo más de 1,2 millones de euros” en cotizaciones sociales, afirman en Deliveroo. El proceso judicial afecta a 532 trabajadores, según consta en las notificaciones que han llegado a los repartidores y a las que ha tenido acceso eldiario.es.

Los representantes de Deliveroo están llamados a acudir al juzgado de lo Social número 19 de Madrid “al acto de conciliación y, en su caso, juicio” el lunes 17 de diciembre, tras la demanda presentada de oficio por la Tesorería General de la Seguridad Social.

La Seguridad Social exige a la multinacional el pago de las cotizaciones sociales no abonadas por esos más de 500 trabajadores que repartían para la empresa como trabajadores autónomos en el momento de la Inspección y la autoridad laboral considera que deberían haber estado contratados como asalariados.

La cantidad total por las cuotas de estos trabajadores en Madrid asciende a “algo más de 1,2 millones de euros”, explican en Deliveroo a este medio. La Inspección de Trabajo reclamó a la compañía en el acta de Barcelona (1,3 millones) y en la de  Valencia (160.000 euros). Además, la Inspección de Trabajo ha vuelto a arremeter contra el modelo laboral alimentado con autónomos de la compañía  en Alicante.

Examen al modelo laboral de Deliveroo

La comunicación de los juzgados que ha llegado a los trabajadores recoge el derecho de los repartidores –llamados riders– a ser considerados parte del proceso judicial. El colectivo de RidersxDerechos, que aglutina a mensajeros de plataformas de reparto,  ofrece asesoramiento jurídico gratuito para los repartidores que necesiten representación.

En ‘Tu respuesta sindical‘ de UGT afirman que están asesorando a varios mensajeros de cara a este proceso judicial. “Nuestra posición es que estos repartidores no son autónomos. Son trabajadores por cuenta ajena que reciben órdenes mediante un algoritmo, en una app”, explica Gonzalo Pino, secretario de Política Sindical del sindicato.

Fuentes de la empresa responden a este medio que “Deliveroo va a defender la verdadera naturaleza de la relación entre los riders y la compañía: una relación mercantil, no laboral”. En una respuesta escrita añaden que “los riders tienen una autonomía real para prestar servicios a través de Deliveroo o cualquier otra plataforma, en cualquier momento, rechazando y aceptando pedidos con la máxima flexibilidad y siendo remunerados de acuerdo con los servicios específicos prestados”.

Un repartidor de Deliveroo al que le ha llegado la notificación judicial cuenta que los trabajadores están expectantes ante el resultado de la demanda de la Seguridad Social. “En mi caso, creo que no soy autónomo y que deberíamos tener un contrato y mejorar nuestras condiciones. Luego hay también algunos repartidores, generalmente extranjeros, que tienen miedo a que ganen menos dinero con un contrato, que sea aún más precario”, cuenta el joven.

El repartidor niega la libertad total para rechazar pedidos. “Si yo voy a repartir y me rompo una pierna bajando la escalera y no cumplo mi turno, al día siguiente no voy a tener pedidos”.

Nacho Parra, abogado del Colectivo Ronda que ha denunciado ante la Inspección de Trabajo la relación de falsos autónomos de los repartidores de Deliveroo, subraya la importancia de este proceso. “Los juicios celebrados hasta ahora hacen referencia al caso concreto de los demandantes y, por tanto, las sentencias que se obtengan no extienden sus efectos a la totalidad del colectivo de repartidores. En cambio, la demanda que debe resolverse el próximo día 17 de diciembre sí hace referencia al conjunto de repartidores de Madrid”, apunta.

Deliveroo ya cuenta con una sentencia que concluye que uno de sus repartidores, Víctor Sánchez, era falso autónomo. La empresa recurrió la resolución judicial, pero el pasado noviembre retiró el recurso por lo que la sentencia pasó a ser firme.

La demanda de la Seguridad Social lleva ahora a los tribunales las conclusiones de la Inspección de Trabajo, en las que la autoridad laboral argumenta que los repartidores de la plataforma deberían estar contratados laboralmente. En el acta de la Inspección de Barcelona, al que tuvo acceso este medio, los inspectores concluyen que los riders no tienen casi autonomía, ni les sale gratis rechazar pedidos y la plataforma es quien organiza y manda.

Etiquetado con: