La sociedad civil exige a Pedro Sánchez una derogación más ambiciosa y completa de la Ley Mordaza

El Congreso de los Diputados acogió este jueves una jornada para debatir sobre las reformas de la Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como Ley Mordaza. En este acto, organizado por colectivos sociales participaron diversos grupos parlamentarios y colectivos sociales que presentaron su posición ante la reforma. La sesión estuvo organizada por la Plataforma No Somos Delito y convocó a organizaciones y colectivos que trabajan diariamente en la defensa de los derechos humanos.

https://i0.wp.com/arainfo.org/wordpress/wp-content/uploads/2018/07/Plataforma-No-Somos-Delito.jpg?resize=400%2C267

// Plataforma No Somos Delito

Con el horizonte puesto en la nueva legislatura diversos colectivos sociales quisieron aprovechar la oportunidad para compartir reflexiones y analizar los diez puntos clave que debería contener una nueva ley para garantizar la protección de derechos fundamentales como la libertad de expresión, reunión, el derecho a la intimidad o el derecho de asilo. El decálogo de mínimos que trajeron este jueves al Congreso organizaciones sociales cuenta con la adhesión de más de 200 colectivos y alrededor de 1000 personas de todo el Estado.

Organizada por la Plataforma No Somos Delito la sesión convocó a organizaciones y colectivos que trabajan diariamente en la defensa de los derechos humanos como la Plataforma por la defensa de la Libertad de Información (PDLI), Cáritas, la Confederación de Asociaciones Cannábicas, SOS Racismo Madrid, Red Acoge, Agrupación feminista de trabajadoras del sexo (AFEMTRAS), la Asociación Libre de Abogadas y Abogados (ALA), Amnistía Internacional, la Comisión Legal Sol, el colectivo Yayoflautas, ATTAC, Ecologistas en Acción, la Plataforma Antidesahucios, Defender a quien defiende o Greenpeace.

Al acto asistieron Enric Bataller i Ruiz, del grupo Compromís, David Serrada Pariente, portavoz de la Comisión de Interior del Congreso del Grupo Socialista, José David Carracedo, diputado de Ahora Podemos y Miguel Ángel Gutiérrez de Ciudadanos.

“La derogación de la Ley Mordaza ha sido una de las reivindicaciones que más fuerza generó en la pasada legislatura, tanto por parte de los grupos políticos como de la sociedad civil”, afirmaron desde No Somos Delito. “Durante su vigencia, las libertades y derechos se han visto disminuidos mientras se multiplicaban las multas y denuncias por parte de organizaciones nacionales e internacionales como NNUU o el Consejo de Europa”, puntualizaron.

Asimismo, según expresó una representante de No Somos Delito, “el trámite de derogación ha estado bloqueado por diversos grupos” y “es su responsabilidad desbloquearla de cara a la nueva legislatura. Que la reforma no se quede en maquillaje”.

Además de pedir derogar la ley los puntos más urgentes para este colectivo pasan por “que la reforma de esta ley contemple la eliminación de la presunción de veracidad por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, la redacción de un texto transparente sin ambigüedades, que cumpla con los principios de no discriminación e igualdad o la abolición de las devoluciones en caliente, puntos que son básicos en cualquier Estado democrático de derecho.”

En relación con las propuestas de reforma planteadas por los partidos políticos PSOE y PNV, los y las juristas del Grupo de Análisis de No Somos Delito encargado del estudio de estas propuestas opinaron que “a pesar de alguna mejora sobre la actual Ley Mordaza, ambas propuestas están muy lejos de suponer una ley que garantice los derechos fundamentales y las libertades públicas”.

Las organizaciones participantes defendieron una reforma más amplia que la actual, que pase por la derogación y la creación de una nueva ley más garantista.

Los grupos parlamentarios comentaron la dificultad técnica para reformar la ley con la presencia de dos planteamientos en el Paramento y las trabas que el Partido Popular está poniendo para iniciar el proceso de reforma en el seno de la comisión parlamentaria. De igual manera expusieron su voluntad de comenzar el camino y llegar a consensos que eliminen ambigüedades y escuchen a la sociedad civil, asumiendo sus demandas.

Etiquetado con: ,