Los 20 ejecutivos del sector público que más han cobrado en la era Rajoy

  • Se han repartido cerca de 19 millones de euros brutos desde 2012: entre 700.000 euros y 1,2 millones por cabeza
  • Los tres que más han cobrado: el presidente de Correos, el exvicepresidente de la SEPI y la presidenta de Paradores
  • En el recuento están diputados y cargos del PP nacional y autonómico, un imputado por corrupción, un cuñado de Arias Cañete y una pariente del rey Felipe

El presidente de Correos (derecha), junto al responsable de Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, en diciembre de 2014.

El presidente de Correos (derecha), junto al responsable de Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, en diciembre de 2014 // Marca España

Cerca de 19 millones de euros brutos desde 2012. Es el premio obtenido por la veintena de ejecutivos del sector público estatal mejor retribuidos durante la etapa en el Gobierno de Mariano Rajoy, clausurada el viernes tras prosperar la moción de censura de Pedro Sánchez. El relevo en Moncloa, además de traer nuevas caras a los ministerios, secretarías de Estado y direcciones generales, va a provocar la salida de centenares de asesores y, claro está, de directivos de empresas públicas como Correos, Renfe o Adif, por citar las más conocidas, con retribuciones casi siempre superiores a los 100.000 euros brutos anuales.

El ránking de los 20 que más han cobrado durante la era Rajoy está formado por personas con un sueldo mínimo acumulado de 700.000 euros y siete por encima o muy cerca del millón de euros. Tiene mayoría absoluta de hombres y destaca por la ausencia de ejecutivos de dos de las empresas estatales más conocidas, Renfe y Adif, que han tenido tres presidentes cada una con Rajoy.

El cómputo se basa en datos publicados desde la entrada en vigor de la Ley de Transparencia de 2013 por las entidades públicas empresariales del Estado. Es por tanto aproximado y solo incluye a los máximos responsables de las empresas estatales, dado que los sueldos de los miembros de sus comités de dirección, que son inferiores a los de los máximos responsables, no son públicos.

Solo se incluye en el recuento a personas nombradas desde que Rajoy llegó a Moncloa (hay algunos, pocos, que ya estaban en sus puestos antes). No se tiene en cuenta a empresas cotizadas participadas por el Estado, como Bankia o Red Eléctrica.

En la cúspide, con cerca de 1,2 millones euros brutos de retribución acumulada desde su nombramiento en marzo de 2012, está el presidente de Correos, Javier Cuesta, con 191.052,58 euros de sueldo en 2017, y con un mandato en el que la empresa estatal con mayor plantilla de España (más de 50.000 empleados) ha adelgazado su fuerza laboral y ha sufrido pérdidas récord por los recortes de la asignación del Ministerio de Fomento para prestar servicio en todos los rincones del país. Esta semana, Cuesta ha visto cómo los sindicatos de la sociedad estatal convocaban paros ante la convicción de que “se está desmantelando Correos“.

Muy cerca de esos 1,2 millones está lo recibido por Federico Ferrer, técnico comercial y del Estado que fue vicepresidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) desde 2012 hasta que en 2017 el Gobierno le destinó a La Habana (Cuba).

En tercer puesto, con algo más de 1,1 millones de sueldo acumulado, está la presidenta de Paradores desde febrero de 2012, Ángeles Alarcó. Durante estos seis años, la ex esposa de Rodrigo Rato ha logrado reflotar las cuentas de la empresa turística a costa de millonarias inyecciones del Estado. En 2017, Alarcó se embolsó 180.405 euros brutos.

En el club de los milloneuristas también destaca otra persona muy vinculada al PP, el exdiputado popular por Segovia Javier Gómez Damendrail, que preside la compañía de tabacos Cetarsa desde febrero de 2012.

Con un sueldo de 162.039,30 euros en 2017, este antiguo profesor de instituto declaró poco antes de dejar su escaño en el Congreso tras 22 años como diputado (lo contó El Plural) un patrimonio que comprendía dos edificios de viviendas, 18 pisos, 2,5 millones en diversas participaciones y cuatro vehículos. Al poco de llegar a Cetarsa, fichó como adjunto a la presidencia a un exparlamentario del PP en Extremadura, Manuel Barroso, que sigue en ese puesto aunque su retribución no es pública.

También ligeramente por encima del millón estaría Álvaro Bustamante de la Lora, técnico comercial que presidió Cesce desde enero de 2012 hasta que a finales de 2015 le sustituyó el hasta entonces secretario de Estado de Comercio y todavía hoy presidente de Aena, Jaime García-Legaz, cuya dimisión se espera para los próximos días.

En torno al millón se sitúan también el presidente de Equipos Nucleares, Eduardo González-Mesones; el expresidente de la SEPI y hoy diputado del PP Ramón Aguirre; y la presidenta de Loterías desde 2013, Inmaculada Martínez, que con 219.035,88 euros fue una de las mejor pagadas del sector público en 2017. Martínez estuvo ligeramente por debajo de la presidenta de SEPI desde diciembre de 2016, Pilar Platero, ex socia del despacho que fundó el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Por debajo del millón

Con una retribución acumulada de unos 970.000 euros desde 2012 se sitúan la presidenta de la minera Hunosa, María Teresa Mallada, y el presidente de Tragsa desde febrero de 2012 hasta marzo de 2017, Miguel Giménez de Córdoba; y en torno a los 950.000 euros está la presidenta de Sepides, Rosa Mosulén, antigua mano derecha de Ramón Aguirre. En Sepides, Mosulén tiene desde 2013 como directivo (con un sueldo que no es público) a Alejandro Halffter, ex alto cargo de la Comunidad de Madrid con Esperanza Aguirre al que hace años se atribuyó una famosa frase sobre un “ volquete de putas“.

Ligeramente por debajo de los 950.000 euros se situarían el presidente de la Agencia EFE desde 2012, José Antonio Vera; el anterior presidente de Aena, José Manuel Vargas; el presidente de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, Jaime Sánchez Revenga, y el presidente de Cofides, Salvador Marín. Cofides es un caso singular. No publica en su web (ni en ningún sitio) la retribución de su máximo responsable, lo que supone incumplir la Ley de Transparencia. Marín, que antes de aterrizar en Cofides fue consejero de Universidades del Gobierno de Murcia, recibió en 2017, según datos facilitados por la empresa a eldiario.es, una retribución de 148.526,56 euros entre fijo, complemento de puesto y variable.

Cerca de los 900.000 euros se situarían el presidente de Navantia desde 2012 hasta abril de 2017, José Manuel Revuelta; el presidente de Isdefe, Francisco Quereda; y el ex presidente de Mercasa Eduardo Amejide, que dimitió hace un año tras su imputación en el escándalo de corrupción de esa empresa de SEPI en el que también estaba implicado Pablo González, ex directivo de Mercasa y hermano del expresidente madrileño Ignacio González.

En torno a los 700.000 euros se situarían varios directivos públicos nombrados en 2012 por Rajoy que hasta ahora han seguido en su cargo: la presidenta de SEPES, Lucía Molares (muy vinculada al PP gallego); el presidente de Saeca, José Ramón Bujanda (cuñado del comisario europeo Miguel Arias Cañete); el presidente de Puertos del Estado, José Llorca; y la presidenta del Hipódromo de la Zarzuela y pariente del rey Felipe, Faina Zurita.

Etiquetado con: