Los pensionistas vascos seguirán “en lucha” por una pensión mínima de 1.080 euros “gobierne quien gobierne”

  • Los jubilados se han vuelto a concentrar en Bilbao, donde han reconocido su alegría por el cambio de Gobierno pero han advertido de que continuarán con sus reivindicaciones
  • Luis Alejos, del Movimiento de Pensionistas de Bizkaia, ha celebrado que los jubilados han “contribuido a la caída del Gobierno del PP y de Rajoy, y se abre un nuevo periodo”

Las organizaciones de pensionistas han vuelto a concentrarse un lunes más en Bilbao // EFE

Los pensionistas vascos, que este lunes nuevamente llevaron a cabo concentraciones en las tres capitales vascas y en numerosos municipios de Euskadi, advirtieron de que seguirán “en lucha” para exigir unas pensiones “públicas, dignas y justas”, así como la pensión mínima de 1.080 euros, “gobierne quien gobierne”, informó Europa Press.

Varios cientos de personas acudieron un lunes más a la concentración convocada por el Movimiento de Pensionistas de Bizkaia en las escalinatas del Ayuntamiento de Bilbao, donde Víctor Etuya, representante del movimiento, anunció que el próximo lunes llevarán a cabo una manifestación desde el Consistorio bilbaíno hasta la sede de la Delegación del Gobierno central “para que nos oigan, para exigir que no nos ignoren, y para que sepan que estamos en la calle exigiendo lo nuestro”.

Etuya dijo que los pensionistas y jubilados siguen “luchando un lunes más por unas pensiones públicas, dignas y justas para todos, y vamos a seguir presentes en las calles, porque, gobierne quien gobierne, los pensionistas seguimos en lucha, no nos rendimos y seguimos exigiendo aquello por lo que hemos trabajo y cotizado, por una pensión pública y digna para todos”.

Por su parte, Jon Fano, también representante del Movimiento de Pensionistas de Bizkaia, dijo que “Rajoy y el PP han caído, y no hay ninguna duda de que es para alegrarse”. “Ahora es Pedro Sánchez y el PSOE quienes toman el Gobierno del Estado, y a ellos les decimos que aquellas reformas que se llevaron a cabo en detrimento de los trabajadores y de los pensionistas deben ser anuladas“, advirtió.

Ante el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que mantendrá lo acordado por PP y PNV en los Presupuestos Generales del Estado sobre las pensiones, Fano afirmó son unos acuerdos “insuficientes”. “Si en algo tenemos confianza es en nuestra fuerza y en nuestra movilización, y vamos a seguir en la lucha exigiendo con rotundidad la subida del IPC a todas las pensiones, la pensión mínima de 1.080 euros y la derogación del factor de sostenibilidad”, reclamó.

Andrea Uña, otra de las representantes del Movimiento de Pensionistas de Bizkaia que tomó la palabra en la concentración de este lunes en Bilbao, señaló que, “ahora, todos los partidos llevan el tema de los pensionistas en sus agendas”. “Si algo se mueve que no se nos olvide que es por nosotros, por la ciudadanía”, remarcó, para demandar “la derogación del factor de sostenibilidad, no que se suspenda por cuatro años, porque nosotros no queremos una tregua”. “Vamos a seguir, porque, gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden“, reiteró.

“No más cartas de Báñez”

Por su parte, Luis Alejos, también del Movimiento de Pensionistas de Bizkaia, se alegró de que los pensionistas ya no vayan “a recibir más cartas de Fátima Báñez anunciando miserables subidas de 0,25%, eso se acabó”. En ese sentido, aseguró que los pensionistas, con sus movilizaciones, han “contribuido a la caída del Gobierno del PP y de Rajoy, y se abre un nuevo periodo”.

Alejos destacó que Pedro Sánchez “entró en el tema” de las pensiones en su discurso de la moción de censura y “dijo estar al tanto de las movilizaciones de los pensionistas del País Vasco, algo que le honra”. “No sabemos qué va a dar de sí este gobierno transitorio, pero se ve una voluntad, por tanto paso la amenaza del 0,25%”, dijo, para advertir, no obstante, que los pensionistas y jubilados tienen “otro reto, porque no sabemos si este nuevo gobierno está en condiciones de asumir 1.080 euros de pensiones mínimas para cerrar la brecha entre las pensiones más bajas y las altas, y, sobre todo, entre mujeres y hombres”.

Tras afirmar como sus compañeros que “la lucha tiene que continuar”, precisó que la manifestación del próximo lunes ante la Delegación del Gobierno central “no va contra nadie, solo es para recordar que seguimos en lucha y que, gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden”.

Etiquetado con: