Los sindicatos denuncian que el 97% de los contratos de hostelería creados en lo que va de 2017 son precarios

  • UGT y CCOO creen que el boom turístico se nutre de la precariedad laboral con contratos a tiempo parcial, temporales y falsos autónomos
  • Los sindicatos señalan que más del 97% de los afiliados en el sector de la hostelería de los siete primeros meses del año han sido mediante contratos temporales y a tiempo parcial
  • La externalización de contratos a través de empresas multiservicio puede conllevar una devaluación salarial de un 40%, denuncian los sindicatos

El empleo en turismo cae un 1,8 por ciento en el segundo trimestre de 2013

// EFE

El turismo sigue registrando récords de llegadas lo que se refleja en los beneficios de las empresas, pero no en las condiciones laborales. Esta es la tesis de los sindicatos CCOO y UGT que denuncian la “precariedad” de los trabajadores del sector turístico. Falsos autónomos, externalizaciones y temporalidad son algunos de los males que han destacado los sindicatos en una rueda de prensa con motivo del próximo Día Mundial del Turismo, que se celebra la semana que viene.

En los siete primeros meses de este años, los sindicatos destacan que la afiliación a la Seguridad Social de la hostelería ha crecido un 5,5% respecto al año pasado. El problema que denuncian es que este crecimiento “no es real”, ya que, más del 97% han sido mediante contratos temporales y a tiempo parcial. “Tan solo en torno al 3% de este crecimiento ha sido indefinido, a tiempo completo, fijos discontinuos, o fijos a tiempo parcial, del total de 81.698 de afiliados a la Seguridad Social en régimen general”, apuntan.

Las cifras “no dejan dudas del aumento de la precariedad laboral” en la industria turística española, ha dicho el secretario general de servicios de CCOO, José María Martínez. Una precariedad que afecta “a los jóvenes y sobre todo a las mujeres, lo que aumenta la brecha de género”.

Siguiendo con los datos, los sindicatos apuntan que de los casi 20 millones de contratos firmados en España el año pasado hubo casi tres millones que fueron realizados a camareros y tan solo 144.093 fueron de carácter indefinidos. Además, en los siete primeros meses del año la relación aumenta medio punto más hasta alcanzar el 14,67% del total de contratos realizados y el número de contratos indefinidos se sitúa en el 5,20% del total. A la temporalidad añaden que se han incrementado las jornadas parciales que “suponen un 61,7%” de los contratos firmados.

Frente a estas cifras, los sindicatos contraponen los mejores datos registrados por las empresas. En el terreno hotelero, los ingresos por habitación disponible han crecido de media un 11% en los siete primeros meses del año, señalan. Asimismo, la tarifa media diaria registró una subida media del 7% en el mismo periodo.

“Queremos que el empleo del sector sea de calidad”, ha resaltado e l secretario general de Servicios de UGT, Miguel Ángel Cilleros. Otro de los problemas por los que no se logra este empleo de calidad es por la proliferación de “falsos autónomos”. Lo que “se complementa con la existencia de falsos contratos formativos”. 

Las camareras de piso

Las externalizaciones de algunos servicios como ocurre, por ejemplo, con las camareras de piso (las personas que realizan la limpieza de las habitaciones de los hoteles) es uno de los males del sector, según han señalado los sindicatos. “La externalización multiservicio puede conllevar una devaluación salarial de un 40%”, ha dicho Martínez. Como muestra ha explicado que si de media una camarera de piso contratada con un convenio sectorial puede cobrar entre 1.200 y 1.400 euros, si la contrata una empresa multiservicio el salario puede ser de alrededor de 700, es decir, el salario mínimo interprofesional.

“Hemos pasado a ser las esclavas del siglo XXI”, ha dicho  Jacinta González Brito,  miembro del grupo Federal de camareras de piso Servicios de CCOO, que ha destacado que “sin el departamento de pisos no habría hotel”. La reforma laboral que permite que el convenio de empresas prevalezca sobre el sectorial ha hecho que proliferen las empresas multiservicios que contratan en peores condiciones, ha añadido González. 

Por su parte, Carmen Casín, responsable de camareras de piso de FeSMC-UGT, ha contado que lleva trabajando desde hace 21 años y ha advertido de que los ingresos que están obteniendo los hoteles no llegan a las camareras de piso. Además, ha destacado que las enfermedades laborales no están siendo reconocidas por las mutuas. “Las mutuas lo que hacen es disfrazar la situación con informes que no se ajustan a la realidad”, apunta y añade que justifican las enfermedades laborales diciendo que es “por la edad” o por una “mala postura”. 

Publicado en Empleo, Recortes, Sociedad