Los trabajadores de Eulen en El Prat irán a la huelga indefinida tras rechazar por segunda vez el acuerdo

  • La asamblea vuelve a rechazar la propuesta de la Generalitat y endurecerá la protesta laboral con un paro indefinido a partir de este lunes
  • El aumento de Guardia Civil y laudo obligatorio anunciado por Fomento no ha sido suficiente para cambiar la decisión de los trabajadores

El Prat vive una jornada de paros parciales con mayor presencia de la Guardia Civil

// EFE

El conflicto laboral que mantiene en vilo el aeropuerto del Prat se endurecerá a partir de este lunes. Así lo ha decidido la asamblea de trabajadores de Eulen este domingo, que ha rechazado por 150 contra 36 votos la propuesta de mediación de la Generalitat, que contemplaba aumentos salariales de 200 euros en las 12 pagas ordinarias par los trabajadores de menores sueldos.

Tras esta decisión, que el Gobierno había calificado de “definitiva”, El Prat se prepara para vivir una nueva jornada de huelga, si bien de efectos desconocidos. Si hasta ahora los paros habían sido puntuales, generando largas colas y problemas en los embarques, a partir del lunes la huelga será indefinida, tal y como estaba planteado. Sin embargo la afectación podría ser menor si el Ministerio de Fomento actúa tal y como anunció el pasado viernes y utiliza a efectivos de la Guardia Civil, ya desplazados al aeropuerto catalán, para aligerar las colas.

La presión de las medidas tomadas por Fomento, que además del aumento de efectivos policiales anunció el inicio del procedimiento para el laudo obligatorio, no ha sido suficiente para cambiar la decisión tomada por los trabajadores en la anterior asamblea, que tuvo lugar el martes. En aquella última votación solo dos trabajadores aceptaron la oferta aceptada por el resto de partes, mientras que el resto se decantaron por alguna de las otras tres opciones que se sometieron a la asamblea.

Precisamente este procedimiento del Comité de empresa, sometiendo a la votación de los trabajadores opciones que no habían aparecido en la mesa de negociación, disgustó a la Generalitat, que ha ejercido el papel de mediador entre los trabajadores de seguridad, la empresa Eulen y Aena. Por ello desde el Departament de Treball se reclamó al Comité que volviera a convocar una nueva asamblea, donde se sometiera a votación dual la propuesta de mediación.

Pero, pese al segundo intento, los trabajadores se han pronunciado en idéntico sentido que el pasado martes. Entre las razones que apuntan los portavoces laborales se encuentra, sobre todo, la salarial. El aumento de 200 euros en 12 pagas supone una subida de menos de 100 euros para los trabajadores de mayor antigüedad, mejora que ven insuficiente. Las posturas están más cercanas respecto a las cuestiones organizativas, tras haber logrado que Eulen y Aena se comprometieran a garantizar un quinto trabajador por filtro y una bolsa de sustitución de 25 personas.

Pero todos esos avances que, aunque insuficientes para los trabajadores, habían ido acercando las posturas de las partes en la negociación, quedarán ahora congelados, una vez el Gobierno lleve el conflicto laboral al procedimiento de laudo obligatorio tal como ha anunciado. De llevarse a cabo será un junta de arbitraje la que decidirá las condiciones laborales de aplicación para los trabajadores, momento en el que se daría por acabada la huelga.


+info relacionada: