Los ultras revientan la manifestación del 9 d’octubre en Valencia

Un importante número de personas, aún sin determinar, han resultado heridas tras ser agredidas por miembros de grupos de la extrema derecha valenciana armados con palos y barras de hierro, cuando participaban en la tradicional manifestación reivindicativa del 9 d’octubre que se celebra cada año en Valencia.

De momento se desconoce el número total de heridos y el grado de las lesiones sufridas, aunque si se sabe que entre los atacados se encuentra un periodista valenciano, Miquel Ramos, al que una mujer arrojó té hirviendo a la cara cuando grababa imágenes de la cola de la manifestación.

Sin duda alguna estas agresiones han podido tener lugar gracias a la impunidad de la que habitualmente disfruta la extrema derecha en Valencia, ante la” falta de efectivos” según señaló la Policía a requerimiento de los organizadores.

Los actos hostiles se iniciaron poco antes de las cinco de la tarde en la cabecera de la manifestación, en la plaza de Sant Agustín de la capital valenciana, lugar tradicional de inicio de todas las manifestaciones de la izquierda valenciana.

En ese punto de salida, ya se habían congregado decenas de individuos convocados por grupos ultras que aguardaron la llegada de los manifestantes convocados por la “Comissió 9 d’Octubre”, integrada por Acció Cultural del País Valencià, PSPV-PSOE, Compromís, Podemos, Esquerra Unida del País Valencià, Intersindical Valenciana, UGT, CCOO, entre otras entidades, sindicatos y partidos.

Unas exiguas unidades de la UIP han hecho acto de presencia en el lugar para separar a los dos grupos, aunque con mucha parsimonia y permitiendo situaciones de tensión que han derivado en las primeras agresiones, aun con la manifestación detenida.

Los agresores, vinculados a organizaciones anti catalanistas y radicales ultras del Valencia CF portaban banderas valencianas, españolas y otras con símbolos nazis, con gruesos palos que, en ningún momento fueron requisados por la Policía.

De nada sirvieron las quejas de los organizadores a los mandos de la Policía para separar a la ultraderecha y permitir que la manifestación autorizada pudiera discurrir con normalidad. Lejos de eso la Policía permitió que la ultraderecha formara una manifestación que discurrió en paralelo, a la autorizada, a escasa distancia entre los provocadores y los convocantes.

Tanto es así que el final la marcha discurrió rodeada de contra manifestantes por ambos flancos y por la cola, donde tuvieron lugar las agresiones más duras, y donde no había presencia policial.

No sólo eso, sino que en ya cerca del destino final de la marcha legal la Policía Nacional decidió cortar en dos la manifestación, desviando a un grupo por una calle adyacente, debilitando la seguridad de los manifestantes, mientras los ultras siguieron en todo momento con sus agresiones y amenazas, ante la pasividad policial.

Los ultras revientan la manifestación del 9 d’octubre en Valencia ante la impunidad policial. EFE/Biel Aliño

Los ultras revientan la manifestación del 9 d’octubre en Valencia ante la impunidad policial // EFE/Biel Aliño

Ante esta situación la manifestación no pudo finalizar su recorrido tradicional hasta el Parterre, a los pies de la figura ecuestre del Rey Jaime I, y obligando a los manifestantes a acabar en la plaza de América, muy lejos del punto previsto.

Tras acabar la manifestación se han producido persecuciones y agresiones aisladas en calles, a modo de cacería, que ha provocado nuevos heridos.

En este sentido, los asesores legales de la organización han pedido que se recopile material gráfico de todo tipo para identificar a los atacantes y emprender acciones legales. Para ello se ha habilitado el hashtag #prouimpunitat, en Twitter, para aportar estas fotografías, videos y cualquier otro dato relevante.

Asimismo se ha pedido a los heridos que comparezcan en centros hospitalarios para que obtengan el correspondiente parte médico de lesiones. Entre los presentes en la marcha había numerosos diputados, alcaldes y concejales electos valencianos.


vídeo relacionado

Publicado en Sociedad