Movilizaciones masivas en Catalunya contra la actuación policial en el 1-O

  • Enseñanza, transporte y comercio concentran el mayor seguimiento del paro y la huelga general contra la actuación policial y por el derecho a decidir
  • La Generalitat califica el paro de “masivo” en transportes y sector público y asegura que el consumo eléctrico ha bajado un 11,5%
  • Numerosas manifestaciones se suceden en poblaciones catalanas y en el centro de Barcelona una multitudinaria marcha va desde la plaza Universitat al Parlament
  • +reciente: Un juez investiga a la Policía por lesionar a 130 personas en las cargas en Barcelona el 1-O – eldiario.es, 06-10-2017

Manifestación en plaça Universitat contra las actuaciones policiales del 1-O

Manifestación en plaza Universidad contra las actuaciones policiales del 1-O // Sandra Lázaro

Martes de “parón de país” y de huelga general en Catalunya. Ambas convocatorias –la primera de entidades independentistas y patronales, CCOO y UGT; la segunda de centrales minoritarias– han llevado a miles de ciudadanos a las calles para protestar contra la actuación policial del 1-O. Las movilizaciones se producen en la mayoría de municipios catalanes, con epicentro en la plaza Universitat de Barcelona donde al mediodía una manifestación multitudinaria ha marchado hasta llegar al Parlament.

Desde primera hora de la mañana las calles de Barcelona y otras poblaciones se han llenado de manifestantes, en su mayoría de estudiantes. La más emotiva ha tenido lugar frente al colegio Ramon Llull de Barcelona, en cuyos aledaños las cargas de la Policía fueron una de las imágenes del 1-O. Allí cientos de personas han dejado claveles rojos y, en un ambiente festivo, han clamado contra la violencia policial. En Girona, Tarragona, Sabadell, Lleida, y otras ciudades se han vivido escenas similares.

La jornada ha empezado con más de 50 carreteras catalanas cortadas, incluidos varios puntos de la AP-7, la autopista que conecta con Francia. Por sectores, enseñanza, transporte y pequeño comercio concentran el mayor seguimiento de la protesta contra la violencia policial y por el derecho a decidir. El motivo es que en estos sectores los sindicatos minoritarios que sí han convocado huelga general son mayoría. Por contra, las grandes cadenas y la industria pesada han trabajado con normalidad.

El 3-O no terminará con las marchas multitudinarias de este mediodía: para las 18 de la tarde, la Taula per la Democràcia, que agrupa a sindicatos, patronales de pequeña y mediana empresa y entidades independentistas, ha convocado una gran manifestación en la plaza Universitat, mientras que la misma hora la CGT y otros sindicatos que sí han llamado a la huelga general han convocado en los Jardinets de Gràcia.

Una extensa senyera pasa frente la Policia Nacional

Manifestación del 3-O frente a la comisaría de la Policía Nacional // ROBERT BONET

La Generalitat ha calificado la jornada de este 3-O de “paro masivo”. Según los datos proporcionados por la consellera de Trabajo y Asuntos Sociales, Dolors Bassa, el paro ha tenido especial incidencia en el transporte y el sector público –administración, enseñanza y sanidad.

La consellera ha hecho hincapié en que el consumo eléctrico ha bajado este martes en Catalunya un 11,5% entre las 9h. y las 13h. en comparación con una jornada laboral habitual. Y lo ha hecho pese a que la gran industria no ha secundado el paro, ya que solo ha habido 48 horas entre la convocatoria y la celebración del paro cívico. Al no haber podido planificar el paro y por su incidencia en la producción, la gran industria –como la SEAT de Martorell– ha trabajado este martes.

Con todo, Bassa ha asegurado que el paro ha tenido una alta incidencia en la pequeña y mediana empresa –sus patronales lo promovían–, y también de más de 50% en el pequeño comercio. En ambos casos, ha explicado Bassa, el paro ha sido pactado entre dirección y trabajadores, tal y como habían pedido sindicatos y patronales, y no ha sido comunicado a la administración al no considerarse una huelga general.

Huelga general y “paro de país”

El origen de las dos protestas que se entremezclan este martes en Barcelona es distinto. Por un lado, el llamado “paro cívico” ha sido convocado por la Taula per la Democràcia, que agrupa a los principales sindicatos de Catalunya, además de entidades independentistas. Y por el otro, la huelga general que sí han convocado centrales minoritarias como la CGT, COS, Intersidical-CSC y IAC, así como partidos de izquierda como la CUP.

También han mostrado su apoyo desde el FC Barcelona hasta medios de comunicación como el diario ARA. Además, la Generalitat facilitará que los trabajadores públicos se unan al paro sin descontarles el sueldo. Sin embargo, la jornada convocada por la Taula per la Democràcia no es una huelga como tal al no tener motivos laborales sino de protesta por la actuación policial del 1-O.

A nivel económico, el paro ha tenido un gran efecto en el transporte y las infraestructuras: tanto el sector de la estiba en el Puerto de Barcelona como el de Tarragona, así como Mercabarna, centro de abastecimiento y reparto de productos frescos, han cerrado por completo este martes.

También en Barcelona, los aledaños de la Jefatura Superior de la Policía Nacional ha vuelto a llenarse esta mañana, como ya pasara este lunes durante toda la tarde, para protestar por la violencia policial: “No tenemos miedo” y “fuera las fuerzas de ocupación”, han gritado los presentes. Por su parte, los bomberos han protestado ante la Delegación del Gobierno también contra las actuaciones policiales. La CNT lo ha hecho frente a la sede del PP catalán.

Concentració davant de l'Escola Ramón Llull de Barcelona on hi van haver càrregues de la Policia Nacional l'1 Octubre

Concentración ante el Instituto Ramón Llull de Barcelona // ©SANDRA LÁZARO

Distintos dirigentes políticos han valorado la jornada este mismo martes. Desde el PP, su portavoz en el Congreso, Rafael Hernando, la ha tildado “de corte nazi”. “ERC, la CUP y alguna otra formación quieren que haya muertos en Catalunya”, ha apostillado.

Por su lado, desde la Generalitat, sus máximos responsables han celebrado los paros y han hecho una advertencia sobre posibles infiltrados en las manifestaciones para provocar disturbios, a los que han pedido responder con una “lección de paz”.

Autopista AP-7 cortada a pocos kilómetros de La Jonquera

Autopista AP-7 cortada a pocos kilómetros de La Jonquera // Marina Fages

A primera hora de la mañana, las carreteras han sido los principales puntos de afectación por la huelga. La principal vía afectada por estos cortes es la AP-7, que registra un total de 10 kilómetros en un tramo en Cervià de Ter sentido Barcelona y otro corte en Sarrià de Ter (Girona), informa el Servei Català de Trànsit (SCT). Otras carreteras afectadas han sido la B-23, la C-25, la C-252, la C-31, la C-63, la C-66, la N-260, la T-11, la C-16 y la N-340. En total, hasta 54 carreteras –según ha informado el Servei Català de Trànsit– a lo largo del territorio catalán.

En el transporte de personas, los servicios mínimos establecidos para Cercanías y los trenes de Regionales de Cataluña, operados por Renfe, serán del 33%. En TMB, los servicios mínimos de metro han funcionando al 40% y los autobuses al 30%.  Sin embargo, a partir de las 9:30h. y hasta las 17:00h. no pasan metros ni buses en la capital catalana.

Por su parte, los estibadores del puerto de Barcelona y Tarragona han anunciado que secundan la huelga general al 100%. Si bien el resto de estamentos del puerto no se resentirá. El sector que más paro tendrá será el educativo. Todas las universidades catalanas han anunciado la suspensión de su actividad académica este martes para protestar contra la violencia policial el 1-O.

Otra imagen recurrente en las primeras horas de parón en la capital catalana es la de los establecimientos con la persiana medio bajada. Bares, colmados o talleres trabajando a medio gas. “Tenemos la persiana medio bajada, sí… Mi jefe estuvo a las cinco de la mañana en su escuela pero por responsabilidad con los clientes tenemos la persiana medio bajada. Hoy teníamos un pedido”, destaca un empleado de un concesionario en el distrito del Eixample de Barcelona.

Con información de Neus Tomàs,  Pau Rodríguez, Yeray S. Iborra, Sandra Vicente, Carla Benito, Arturo Puente,  Oriol Solé,  Tomeu Ferrer y Sergi Franch. 

Etiquetado con: