Oviedo rechaza el patrocino de Coca Cola a las fiestas de San Mateo

El tripartito declina una oferta de 40.000 euros enviada por la empresa mientras no reabra la embotelladora de Colloto, cerrada durante el ERE

No habrá vallas con el logo de Coca Cola en los conciertos, ni anuncios de la marca en los folletos con el programa de las fiestas patronales de Oviedo. El concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos (IU), ha rechazado la habitual colaboración de la empresa para pagar el programa de San Mateo. La oferta para este año alcanzaba los 40.000 euros, según ha señalado el propio Sánchez Ramos al presentar las últimas novedades para las celebraciones de septiembre, aprobadas este lunes por la junta directiva de la Sociedad Ovetense de Festejos (SOF).

El rechazo a Coca Cola aún no se ha sometido a votación porque no estaba en el orden, aunque se abordará en la próxima reunión del organismo y el concejal no duda de su aprobación, porque cuenta también con el respaldo de los otros dos socios del tripartito que gobierna la ciudad desde junio: el PSOE, que tiene la alcaldía, y Somos, la marca local de Podemos. “La dignidad de los trabajadores y el cumplimiento de las sentencias están por encima de ese dinero”.

La embotelladora de Colloto, en las afueras de Oviedo, es una de las cuatro eliminadas por la marca para la reestructuración de su negocio en España. El ERE ha conllevado más de mil despidos en todo el país. Aunque la Audiencia Nacional lo ha anulado, la readmisión de los trabajadores no avanza. Los afectados asturianos han pedido a todos los ayuntamientos de la comunidad que rechacen las aportaciones y la publicidad de Coca Cola en las fiestas de este verano.  

Pregón del Real Oviedo

Sánchez Ramos ha confirmado, además, otros aspectos de las fiestas, cuyo presupuesto final superará los 1,3 millones de euros, con conciertos gratuitos en la plaza de la Catedral y el paseo del Bombé, dentro del Campo San Francisco, y de pago en una carpa situada en La Ería, junto al estadio Carlos Tartiere. El pregón corresponderá al Real Oviedo para celebrar –por segunda vez, ya en primavera la ciudad se volcó con el equipo y le abrió el Ayuntamiento– su ascenso a Segunda, aunque el club aún no ha designado qué persona (o personas, puede ser más de una) lo pronunciará. Desaparece la música alternativa de la plaza del Paraguas por falta de recursos, pero se mantiene el concurso de rock Ciudad de Oviedo, próximo ya a las 20 ediciones.

No son las fiestas que deseaba el tripartito, que asegura verse “con las manos atadas” por los contratos firmados por el anterior equipo de gobierno del PP. Para 2016, sin embargo, Sánchez Ramos asegura que se verán cambios, unas fiestas más populares, menos concentradas en el centro de la ciudad y con actos en los barrios. Además, Oviedo convocará en otoño a otras ciudades de la mitad norte de España (el concejal ha citado a Salamanca, Valladolid y Logroño) para proponerles la organización y contratación conjunta de espectáculos. “Así podríamos acceder a artistas que no están a nuestro alcance por separado. Pediremos ideas a productores nacionales e internacionales y será muy importante el precio. Tiene que ser asumible. La gente no está para pagar 70 u 80 euros por una entrada”, ha dicho.

Publicado en Cultura, Empleo, Empresas, Política