Podemos e IU cargan contra la Junta tras la sanción por las becas del Santander

  • La Universidad Internacional de Andalucía sitúa al frente al ex consejero que nombró al actual rector
  • Los dos partidos responsabilizan a Sánchez Maldonado del expediente de 1,45 millones a la UNIA por su gestión de las programa para jóvenes desempleados

José Sánchez Maldonado, durante su etapa como consejero // Junta de Andalucía

El ex consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, José Sánchez Maldonado, cesado por Susana Díaz en junio, va a ser el próximo rector de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), institución académica de carácter público con sedes en Sevilla, Málaga, Baeza (Jaén) y Palos de la Frontera (Huelva).

Lo anunció este lunes el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, hasta hace menos de un mes compañero de Gobierno de Sánchez Maldonado. El nombramiento se adoptará mediante decreto del Consejo de Gobierno de la Junta, a propuesta del propio Arellano. Sánchez Maldonado sustituirá a Eugenio Domínguez, a quien él mismo hizo rector hace menos de cuatro años. El nombramiento de Domínguez, de 1 de octubre de 2013, lleva la firma del propio Maldonado y de la presidenta Susana Díaz.

Podemos e IU cargaron duramente contra la elección de Sánchez Maldonado nada más conocerse. No sólo porque –entienden– el nombramiento compromete la credibilidad y la independencia de la UNIA, sino porque consideran al ex consejero responsable del expediente sancionador de 1,45 millones de euros abierto a dicha universidad por no dar de alta a becarios de un programa de la Junta y el Santander para formar a jóvenes sin empleo.

El programa de becas Junta-Santander, nacido de un acuerdo en enero de 2014 entre Susana Díaz y Emilio Botín, pretendía que un millar de jóvenes realizaran prácticas durante seis meses en las empresas que se adhirieran, percibiendo 2.700 euros: 900 del Santander, 900 de la Junta y 900 de la empresa participante. La Junta, concretamente la Consejería de Empleo que dirigía Sánchez Maldonado, otorgó a la UNIA un un papel de intermediadora entre las empresas y los becarios. La UNIA, como “entidad colaboradora” según un decreto de 2014, debía encargarse de la “gestión y tramitación de las prácticas profesionales y el abono de las becas y del importe del seguro de enfermedad, accidente y responsabilidad civil a las personas beneficiarias”. Era un papel más administrativo que académico. Está por ver si la gestión no le sale cara a la UNIA.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social en Málaga le ha abierto expediente sancionador por no dar de alta a becarios del programa. El procedimiento está en fase de alegaciones.

Podemos Andalucía emitió este lunes un duro comunicado tras conocerse el nuevo destino de Sánchez Maldonado (Málaga, 1952), catedrático de Hacienda Pública, que ha sido concejal en Málaga, presidente del puerto de esta ciudad y miembro del Consejo Económico y Social de Andalucía dentro del cupo de expertos designados por el Gobierno andaluz. “Una vez más en Andalucía se premia sólo la lealtad incompetente a un partido y a una presidenta, la presidenta que pasará a la historia por los casi seis años que Andalucía lleva sin cursos de formación”, señala Podemos, que considera que sólo el prolongado parón de los cursos sería “motivo suficiente para que Maldonado quede apartado de cualquier puesto que implique gestión pública”.

“Pero, además”, añade, “acabamos de conocer que la Seguridad Social ha abierto a la UNIA un expediente sancionador por un total de 1,45 millones de euros, por su papel intermediador entre las empresas y los becarios, a los que no se les daba de alta en la seguridad social, en un programa con el Banco Santander como promotor”.

El portavoz de IU en el Parlamento de Andalucía, José Antonio Castro, expresó también el “malestar” de su formación política por la apertura del expediente a la UNIA. Castro avanzó que IU llevará este asunto al Parlamento andaluz para conocer cuáles fueron las condiciones del crédito firmado con el Santander tras la reunión entre Díaz y Botín, así como cuántos jóvenes obtuvieron estas becas y qué parte se ha dejado de abonar esa atención en la Seguridad Social.

“Vamos a despejar todas las incógnitas y exigir respuestas del Gobierno andaluz”, añadió Castro, que cree que lo ocurrido es parte del precio del “besamanos” a Díaz en su reunión con Botín, en referencia a un gesto que el banquero hizo con la presidenta el día de su famosa reunión.

Publicado en Bancos, Empleo, Política