Rajoy pone condiciones a la subida del salario mínimo: la economía deberá crecer un 2,5%

El presidente del Gobierno firma con los sindicatos y la patronal el acuerdo para subir el SMI hasta los 850 euros en 2020, pero para ello advierte de que no sólo tendrá que haber crecimiento, sino que además deberán crearse 450.000 empleos al año.

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo (d) y Pepe Álvarez (i), en presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, y el presidente de la CEOE, Juan Rosell (d), durante la firma del

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo (d) y Pepe Álvarez (i), en presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, y el presidente de la CEOE, Juan Rosell (d), durante la firma del acuerdo social para la subida del salario mínimo interprofesional. | BALLESTEROS (EFE)

Mariano Rajoy ya tiene la foto que quería: junto a los sindicatos y la patronal firmando en Moncloa el acuerdo para subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) hasta los 850 euros en 2020 (un 4% en 2018, un 5% en 2019 y un 10% en 2020). Sin embargo, esta subida del SMI está condicionada a que la economía crezca al menos un 2,5% cada año y se creen al menos 450.000 empleos al año. En opinión de Rajoy, estos “son límites prudentes” y el acuerdo es “razonable y sostenible”.

Rajoy ha aprovechado el acto para hacer autobombo al recordar que este año se crearán 600.000 empleos y que el objetivo es llegar a los 20 millones de ocupados en 2020, ha subrayado que aún quedan más de tres millones de personas que buscan empleo y que deben ser “un acicate” para trabajar “todos unidos”.

En su intervención, el presidente del Gobierno ha agradecido a los agentes sociales el esfuerzo y la contribución para que 2017 sea “el mejor año para el empleo” y ha animado a seguir trabajando para que la recuperación económica llegue a todos los españoles, especialmente a los que cobran los salarios más bajos, y que no dejar a nadie atrás.

“El esfuerzo ha merecido la pena y anima a seguir trabajando para que la recuperación llegue hasta la última persona que la necesita”, ha afirmado Rajoy.

El presidente del Gobierno ha dicho que, con las cifras económicas que se manejan, afronta el futuro con “optimismo”, aunque ha recordado que aún quedan importantes retos.

Rajoy también ha pedido el apoyo a este acuerdo del resto de fuerzas políticas, de las que espera “estén a la altura”, y ha querido destacar el “tesón y el coraje” de los españoles que, trabajando unidos, han sido capaces de superar grandes metas.

España, ha subrayado hablando en clave catalana, “es un gran proyecto compartido que mejora con el concurso de todos”. “Es mucho lo que nos une”, ha concluido Rajoy, que ha pedido “hacer más por lo que más lo necesitan” y sentar así las bases de “un empleo de “más calidad” en una “gran nación llamada España”.

Sin llegar a ser críticos, los sindicatos le han recordado a Rajoy que ya era hora de hacer algo respecto a los salarios después de tres años de recuperación. “Después de siete años, en realidad ya tocaba”, he recordado Pepe Álvarez, secretario general de UGT sobre el acuerdo para determinar la senda de aumento del SMI hasta 2020.  Álvarez ha valorado el pacto como el inicio de “más diálogo y más acuerdo” y como el inicio de la mejora salarial. “Esta firma va más allá de lo que es el salario mínimo interprofesional. Lo marcamos en una senda de nuevos acuerdos que sitúa a nuestro país en la senda de la recuperación”.

Unai Sordo, secretario general de CCOO, ha recordado que España ha sufrido “una intensa devaluación salarial. Recuperar el poder de compra del conjunto de los salarios y en especial de los más bajos requiere una subida del salario mínimo”

Juan Rosell, presidente de la CEOE,  ha recordado que España “aún no ha recuperado el empleo ni el número de empresas destruidas” pero ha apuntado al mismo tiempo que se va por buen camino. “Los salarios se suben cuando las empresas van bien y pueden competir”, ha apuntado Rosell antes de calificar el acuerdo como “razonable”.


+info relacionada: Hilo de Alberto Garzón en twitter,  (Pasado a texto por tomalaprensa)

Rajoy anunció ayer una subida del salario mínimo, pero tiene trampa y además es insuficiente. Lo explico en este hilo:

  1. La subida del salario mínimo solo se aplicará si se cumplen dos requisitos: 1) que el PIB de la economía crezca más de un 2,5% cada año, y 2) que el aumento de afiliación a la Seguridad Social sea superior a los 450.000 afiliados cada año.
  2. Pero es que según las estimaciones del FMI, de la Comisión Europea, del Banco de España y del propio Gobierno el PIB crecerá menos del 2,5% en los años siguientes.
  3. Es decir, que de cumplirse estos pronósticos, el acuerdo para el crecimiento del salario mínimo quedaría en papel mojado. Pero, ¿y lo bien que quedó ayer Rajoy?
  4. En cualquier caso, incluso aunque se superaran los requisitos establecidos, la medida es claramente insuficiente en importe y en alcance.
  5. Desde el año 2009 hasta el año 2016 el Salario mínimo creció un 5% y los precios lo hicieron en un 10,2%, por lo que en realidad se perdió capacidad adquisitiva.
  6. Actualmente el salario mínimo en España es muy reducido (no llega al 60% del salario medio tal y como recomiendan los organismos internacionales) por lo que incrementos del 4% y del 5% en dos años serían claramente insuficientes.
  7. La medida es además insuficiente en alcance porque sólo beneficiaría a los trabajadores a tiempo completo que ingresen menos de 736 € mensuales (en 14 pagas), esto es, a unas 530.000 personas, un 2,7% de todos los empleados actuales.
  8. El gobierno estaría dejando fuera de los beneficios de la medida a 2,4 millones de trabajadores a tiempo parcial que cobran menos del salario mínimo (el 12,62% de todas las personas ocupadas), que son precisamente los más pobres
  9. Además, los empleadores pueden sortear el incremento del SMI a través de contrataciones ilegales (falsos autónomos, horas extraordinarias, etc). Cualquier incremento del SMI sin resolver todo este fraude laboral tendrá un impacto muy reducido.
  10. Es decir: la subida del salario mínimo está condicionada a 2 requisitos que difícilmente se cumplirán, sólo compensaría parcialmente la pérdida de poder adquisitivo, sólo beneficiaría a un 2,7% de los empleados, y tendría pocos efectos si se sigue permitiendo tanto fraude laboral