Rajoy se funde el patrimonio de la Seguridad Social en cinco años

Las cuentas del instituto previsor cierran el ejercicio de 2016 con el patrimonio neto en negativo, situación que para una empresa supondría su liquidación

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en los pasillos del Congreso con la ministra de Empleo, Fátima Bañez. EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en los pasillos del Congreso con la ministra de Empleo, Fátima Bañez // EFE

Cuando llegó al Gobierno en 2011, Mariano Rajoy se encontró con unas cuentas de la Seguridad Social saneadas con un elevado patrimonio. Cinco años después, el instituto de previsión se encuentra en una situación que, si se tratara de una empresa privada, obligaría a su disolución.

El patrimonio neto de la Seguridad Social se situó al cierre del ejercicio de 2016 en números rojos: -176 millones de euros, de acuerdo con las cifras de la liquidación del organismo practicada por la Intervención General que acaba de publicar en su página web. En 2011, estaba en casi 68.500 millones, después de que en el ejercicio precedente tocase su máximo histórico, en los 70.341 millones.
La sangría patrimonial de la Seguridad Social ha sido constante en los últimos ejercicios

Los expertos consultados apuntan que, no obstante, las mutuas ayudarán a maquillar la situación patrimonial del conjunto del sistema de previsión. Aunque sus cifras del último ejercicio no se han publicado todavía, las fuentes consultadas estiman que estos entes cerrarán con un patrimonio de entorno a los 7.000 millones de euros; con ello, la cuenta general del sistema de la Seguridad Social mostrará una situación patrimonial de unos 6.800 millones.

Hasta el año 2010 el patrimonio de la Seguridad Social iba en aumento. En el último año de la legislatura de Rodríguez Zapatero, el patrimonio sufrió una pequeña caída. Pero desde entonces “las reservas públicas reflejan un desvalijamiento”, según afirman los expertos.

La evolución del patrimonio de la Seguridad Social ha ido evolucionado casi en paralelo a la de su Fondo de Reserva (conocido como la hucha de las pensiones), que el Ejecutivo de Rajoy ha exprimido hasta prácticamente agotarlo. El fondo, que se sitúa actualmente los 11.600 millones de euros, es el principal activo de la Seguridad Social, aunque también se cuentan dentro de esta partida los inmuebles que posee en propiedad y otros bienes amortizables.

La pérdida patrimonial de la Seguridad Social es prácticamente equivalente al dinero que el Gobierno ha sacado de la hucha de las pensiones en los últimos años que lleva el PP en el poder: 67.337 millones. En el último ejercicio auditado, el sistema de previsión social ha perdido 20.000 millones de su patrimonio; mientras que en ese tiempo se han utilizado más de 17.000 millones del Fondo de Reserva.

Los expertos consultados destacan que la situación patrimonial de la Seguridad Social, trasladada al ámbito mercantil, supondría que una empresa no vale nada. “Es lo que técnicamente se conoce como causa de disolución, a no ser que los responsables de la empresa inyecten capital en la sociedad”, apuntan las citadas fuentes. “Tenemos ahora el único sistema de seguridad social del mundo con patrimonio negativo”, subrayan.

El deterioro de las cuentas de la Seguridad Social es fruto, igualmente, según los expertos, del modelo de creación de empleo de baja calidad desarrollado por Mariano Rajoy desde su llegada al Gobierno, con la reforma laboral de febrero de 2012. Aunque ahora la cifra de afiliados se ha recuperado, los nuevos cotizantes aportan menos a las cuentas del sistema que garantiza las pensiones que los que había antes, por la bajada de los salarios o el aumento de los trabajos precarios (por horas, o temporales).