Récord de ventas y beneficio para la empresa de las tramas Lezo y Mercasa contratada por el Gobierno

  • El socio privado de la empresa de los pelotazos de Mercasa en Angola define 2016 como un ejercicio “excelente” en el que facturó 74 millones, frente a los 22,9 millones de 2015
  • Los tres dueños de Incatema Consulting & Engineering se embolsaron el año pasado un dividendo de 5,322 millones del consorcio Mercasa Incatema, por cuyas supuestas prácticas corruptas están imputados

Un furgón de la Guardia Civil a su llegada a la Audiencia Nacional, donde el juez Eloy Velasco continúa la toma de declaración a los detenidos en la denominada Operación Lezo.

Un furgón de la Guardia Civil a su llegada a la Audiencia Nacional, donde el juez Eloy Velasco continúa la toma de declaración a los detenidos en la denominada Operación Lezo // EFE

Incatema Consulting & Engineering, metida de lleno en las tramas de corrupción de Lezo y Mercasa, registró en 2016, un año “excelente”, según su propia definición, los mejores resultados de su historia, según las últimas cuentas de la empresa, que acaba de adjudicarse  668.936 euros en contratos del Gobierno español tras la imputación de sus dueños por un escándalo de comisiones ilegales en Angola.

La cifra de negocios de Incatema Consulting alcanzó el año pasado una cuantía sin precedentes en la empresa desde su creación en 1999, al superar ligeramente los 74 millones de euros, frente a los 22,9 millones de un año antes.

La empresa, dedicada a proyectos de ingeniería y consultoría en países en desarrollo, prácticamente duplicó su resultado antes de impuestos, hasta 12,48 millones, y logró un beneficio neto de 9,3 millones, lo que supone también un nuevo récord frente a los 6,51 millones un año antes, según recogen las cuentas anuales que ha remitido recientemente la empresa al Registro Mercantil.

Por poner en contexto las cifras, en 2006 la empresa facturaba algo menos de 2 millones de euros (37 veces menos que ahora) y tenía un beneficio de algo menos de 50.000 euros.

Esas cuentas recogen que el año pasado los dueños de la empresa, recientemente imputados en la Audiencia Nacional por las actuaciones en Angola del consorcio Mercasa Incatema, del que forma parte Incatema Consulting, se embolsaron un dividendo de 5.322.572 euros de esa filial que fue aprobado el 18 de diciembre de 2015. El consorcio tuvo un resultado positivo de 1.690.351 euros en 2016, según Incatema, que asegura que se ha “finalizado la ejecución del contrato de 145 Mill. USD de la segunda fase del CLOD de Luanda, en Angola, habiéndose producido la recepción provisional en septiembre de 2016”.

Se trata de un mercado en la capital angoleña que, según fuentes conocedoras del proyecto, sigue sin estar operativo y que tiene importantes carencias: no dispone de agua, de electricidad, no tiene planta de tratamientos de aguas sucias ni conexión por carretera con la capital.

Incatema tenía el 50% de ese consorcio hasta el mes pasado. Ahora tiene el 100%, tras la salida de Mercasa, que se ha producido unos meses después de la imputación y destitución de toda la cúpula de esta empresa pública, en la que estaba Pablo González, hermano del expresidente madrileño Ignacio González. Esa antigua empresa público-privada incluso ha cambiado su nombre por el de Consorcio para la Ejecución de Mercados Alimentarios y Estructuras Comerciales, SL.

Ese dividendo millonario procedente de Mercasa Incatema hizo que las remuneraciones a los administradores de Incatema Consulting & Engineering se disparasen en 2016 hasta más de 8 millones de euros, frente a 3,4 millones en 2015. Un incremento favorecido también por el aumento de la partida de “sueldos y salarios”, que creció un 103%, al pasar de 696.179 euros a 1,419 millones.

Las cuentas de Incatema Consulting fueron firmadas por sus administradores el pasado 31 de marzo, mes y medio antes del estallido de la Operación Lezo. En el caso Mercasa, una pieza separada de ese procedimiento que instruye la Audiencia Nacional, están imputados los hermanos Francisco Javier y José Manuel Pardo de Santayana Dubois (dueños de un 45% de las acciones cada uno) y el otro socio, Ángel Ventura Cano Saorín (10%). También está imputada otra de las personas que firman las cuentas, Marta Pardo de Santayana Peñamaría, sobrina de los hermanos Pardo de Santayana. La empresa no menciona la investigación judicial en sus cuentas, que están aprobadas sin salvedades por su auditor.

“Un año excelente”

En su informe de gestión, la empresa señala que “el ejercicio 2016 ha sido para Incatema Consulting & Engineering, S.L. un año excelente, ya que se ha avanzado mucho en la ejecución de dos importantes proyectos”, la construcción de una escuela de pesca en Luanda, Angola, por valor de 98,3 millones de dólares, con “un grado de avance del 61%”; y el proyecto de construcción, suministro e instalación de la Estación de Aguas Residuales del río Ozama, en Santo Domingo, República Dominicana, por valor de 55,7 millones, “con un grado de avance del 52%”.

“Además, Incatema Consulting & Engineering, S.L. ha arrancado la ejecución de un importante proyecto en Haití, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo, para la Direction Nationale de l’Eau Potable et de l’Assainissement (DINEPA), que es el Refuerzo de la Producción de Agua en la Región Metropolitana de Puerto Príncipe, por valor aproximado de 19,5 Mill. USD”.

Incatema ha sido señalada por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco por el posible pago de comisiones en Haití a cambio de la adjudicación de contratos para la reconstrucción del país tras el terremoto de 2010 de la mano de Inassa, una filial de la colombiana Metroagua, a su vez participada por el Canal de Isabel II. “En consorcio con la empresa española Incatema”, esta empresa, según el juez Velasco, “habría pagado comisiones relacionadas con contratos públicos ejecutados por el consorcio en dicho país”.

La semana pasada, a preguntas sobre los dos contratos que recientemente ha adjudicado a la empresa el Gobierno (el último, el pasado 30 de octubre, del Ministerio de Exteriores), fuentes de Incatema Consulting aseguraron que continúan “presentándose a los concursos públicos que abren las distintas administraciones, tanto a nivel nacional como internacional, en virtud de los derechos que le asisten como empresa al corriente de todas sus obligaciones legales”.

La compañía recordó que Incatema Consulting “no ha sido inhabilitada para el ejercicio de sus derechos por resolución judicial alguna, ni está siendo investigada en sumario alguno. Sí están siendo investigados algunos de sus anteriores directivos, por su vinculación a la sociedad Consorcio Mercasa Incatema, nunca por la actividad de Incatema”.

Etiquetado con: