Rocío, imputada por el Coño Insumiso: “Abogados Cristianos ha convertido el Coño en un símbolo de resistencia”

El juicio contra tres mujeres por protestar con una vagina de plástico durante la manifestación del 1 de mayo de 2014 se celebra este jueves. Varias letradas han anunciado que asistirán como observadoras.

https://i2.wp.com/www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r1500/2ad6347c/Cono_Insumiso_Sevilla.jpg?resize=400%2C225&ssl=1

Procesión del Coño Insumiso en Sevilla.

Denunciaban la precariedad laboral, la explotación en los trabajos de cuidados y la violencia machista. También pedían garantizar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, después del intento de Alberto Gallardón, entonces Ministro de Justicia, de modificar la ley y restar derechos.  Lo hacían con una performance, en una procesión en la que portaban una vagina de plástico. Y hoy se sientan por ello en el banquillo.

El juicio contra las imputadas por la performance de Coño Insumiso en Sevilla dirimirá si tres mujeres cometieron una ofensa contra los sentimientos religiosos el 1 de mayo de 2014. Las hoy imputadas recibieron notificación de la querella a finales de 2015. En 2016, una jueza archivó la causa, pero la Audiencia de Sevilla estimó el recurso de la Asociación de Abogados Cristianos, la organización querellante y conocida por sus querellas ideológicas, como las muchas interpuestas contra clínicas que practican interrupciones del embarazo. Entonces, cuando se reabre el caso, quedan como imputadas tres mujeres, y dejan de estarlo los representantes de CGT que en principio estaban también imputados, sindicato convocante de la manifestación en la que se inscribe la protesta.

“El 1 de mayo de 2014 en realidad no ocurrió nada, todo fue muy tranquilo”, dice Rocío Ballesta Meischsner, una de las imputadas, cuando se le pide que relate los hechos. “Lo que puedo decir es lo que voy a contar en el juicio: asistí, participé, y no hubo nunca intención de faltar al respeto”, asegura. Ballesta no participó en la organización de la performance ni portada el Coño Insumiso. “Lo más cerca que estuve fue un momento que me acerqué a poner un imperdible”, recuerda.

Según Ballesta, la imputación de las tres mujeres —junto a ella está imputada la activista feminista Antonia Ávalos y una tercera mujer que prefiere permanecer en el anonimato— ha sido aleatoria. Había unas 200 mujeres y la performance transcurrió en la más absoluta tranquilidad y en un ambiente festivo, explica la mujer. “Nunca tuve intención de ofender a ellos ni a ningún vecino de mi barrio, que sé en qué hermandad están y quién tienen devoción”, dice Ballesta, que cree que la denuncia de Abogados Cristianos ha hecho florecer los coños insumisos en otras partes del Estado: “Abogados Cristianos ha conseguido que sea un símbolo de resistencia feminista y ahora aparecen en todos lados”, explica.

ABOGADOS DE VALLADOLID OFENDIDOS EN SEVILLA

Elena Martín es la abogada que representa a Ballesta, y tampoco entiende el criterio de las imputaciones, dado que la protesta del Coño Insumiso transcurrió en un ambiente festivo y de total normalidad, sin la intervención de la Policía, que en ningún momento realizó identificaciones. “No entendemos por qué se han ofendido unos señores de Valladolid cuando aquí no se ofendió nadie”, dice con ironía, ya que la organización que denuncia a su representada tiene sede en Valladolid. Martín recuerda que la procesión pasó por delante de La Macarena sin que se produjera ningún incidente y explica que la Asociación de Abogados Cristianos intentó que se aceptada su demanda sin éxito en varios juzgados hasta que el número 10 de Sevilla la admitió a trámite.

A las tres imputadas se las acusa de un delito de ofensa a los sentimientos religiosos recogido en el artículo del artículo 525 del Código Penal y que conlleva penas de hasta 3.600 euros de multa. La Asociación de Abogados Cristianos quiere imputar además un delito de odio, recogido en el artículo 510, pero el Ministerio Fiscal no ve este delito.

La abogada no espera una sentencia diferente de la absolución: otra cosa sería incomprensible ya que sería un atentado a la libertad de expresión, y así lo vería el Tribunal Europeo, si hubiera que llegar hasta ahí.

APOYO

“Nos sentimos muy respaldadas, cualquier expectativa se ha desbordado”, dice Rocío Ballesta, que asegura que han llegado muestras de apoyo de Barcelona, Hamburgo, París, Suiza y de varios países de América Latina. Entre esos apoyos se encuentran también los de algunos integrantes de cofradías sevillanas “a quienes esto les parece una barbaridad”. El apoyo, dice, no sorprende a quienes conocen la Semana Santa sevillana. Además de estos apoyos, las imputadas serán arropadas por una concentración en el Juzgado Número 10 de lo Penal (será en la avenida de la Buhaira a partir de las 11.30 de este jueves).Al juicio asistirán además como observadoras algunas abogadas y activistas como Esther Sancho, en nombre de la Comisión de Derechos Humanos y Extranjería del Colegio de la Abogacía de Lleida; Ana Nahxeli, del Colegio de Abogados de Barcelona; Patricia Orejudo, del Colegio de Abogadas de Madrid; Laia Serra, también del Colegio de Barcelona y Violeta Assiego, del Colegio de Abogadas de Madrid.


+info relacionada:

Etiquetado con: ,