RTVE acude a la Audiencia Nacional para no tener que publicar el salario de sus directivos

  • El Consejo de Transparencia había obligado a la corporación pública a revelar su organigrama de altos cargos y el coste del mismo en un dictamen de marzo
  • Para evitar cumplir la resolución y no tener que entregar los datos, la dirección de la radiotelevisión ha recurrido a la justicia ordinaria
  • RTVE tiene al menos otros cuatro recursos en lo contencioso administrativo para esquivar la Ley de Transparencia

El presidente de TVE, José Antonio Sánchez, con Mariano Rajoy y el director de informativos, José Antonio Álvarez Gundín / FOTO: @marianorajoy

El presidente de TVE, José Antonio Sánchez, con Mariano Rajoy y el director de informativos, José Antonio Álvarez Gundín // @marianorajoy

La dirección de la radiotelevisión pública no está dispuesta a decir cuántos directivos tiene y cuánto paga a cada uno. Pese a que el último dictamen del Consejo de Transparencia –un organismo estatal independiente– le obligar a hacer público el listado, RTVE se ha acogido a un último salvavidas para evitarlo: acudir a la justicia ordinaria.

El 7 de octubre de 2016, un ciudadano solicitó por escrito a la corporación pública un organigrama de altos cargos en 2014 y 2015 que además especificara los salarios de cada uno.

Hasta ahora, no se conoce cuánto se paga a la alta dirección y cuántos puestos de este nivel se han contratado desde que entró José Antonio Sánchez como presidente. Él sí ha hecho público su salario  en el portal de transparencia de RTVE. En 2016 ingresó  197.125 euros, sin desglosar sueldo fijo y variables. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cobra 78.996 euros, es decir 2,5 veces menos que el presidente de la radiotelevisión pública. 

La pregunta de ese ciudadano ha quedado sin responder, ya que la corporación le replicó que “inadmitía” a trámite la petición. Lo justificaba en que RTVE no era competente para facilitar esos datos –aduciendo que son una sociedad mercantil y no una administración pública– y que la pregunta se había presentado “en formato papel, lo cual impide tener constancia de la identidad efectiva de quien dice presentarla”.

El demandante de información recurrió al Consejo de Transparencia, que desmontó el 15 de marzo todas las justificaciones de la radiotelevisión pública en un duro dictamen y obligó a responder en cuestión de días a la pregunta.

La única vía para no hacerlo, ya que la decisión es de obligado cumplimiento, es recurrir a la justicia ordinaria, que es justo lo que ha hecho RTVE. Ha puesto un recurso contencioso-administrativo ante la Audiencia Nacional que ya ha recibido el demandante de información y cuyo coste se pagará con dinero público.

Además de ocultar el coste de su organigrama directivo, RTVE ha llegado a los tribunales ordinarios para evitar revelar cuánto costó la gala de Eurovisión 2015, la gala de fin de año de 2015, cuánto cuesta cada canal de la televisión o qué películas españolas ha comprado, por un millón de euros, a la productora del empresario Enrique Cerezo .

eldiario.es se ha puesto en contacto con RTVE para conocer por qué prefiere recurrir a la Audiencia en lugar de revelar los sueldos sin obtener respuesta.

Etiquetado con: