Seguimiento del 85% en la huelga en Renfe para recuperar una década de puestos de trabajo perdidos

Desde CGT reclaman una tasa de reposición de trabajadores del 108% con la que aliviar la falta de plantilla en el sector ferroviario tras una década de pérdida de plazas.

https://i1.wp.com/www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r1500/c0ed64a7/aveatocha.jpg?resize=400%2C266&ssl=1

Entrada de un tren de alta velocidad en la estación de Atocha, Madrid // Álvaro Minguito

Un 85% de los trabajadores de Renfe se han sumado hoy a los paros convocados por CGT, que ha supuesto ya la cancelación de 700 trenes. La de hoy, 31 de julio, es la primera de cuatro jornadas que continuarán los próximos días 14 y 30 de agosto, y 1 de septiembre, cada una de ellas con dos paros parciales de cuatro horas cada uno.

La reclamación, aumentar la tasa de reposición de personal en la empresa ferroviaria pública del 105% al 108%. “La cifra la extraemos de los Presupuestos Generales del Estado”, señala José López Toledo, del Sector Federal Ferroviario de CGT. En concreto, los Presupuestos Generales del Estado marcan, para las empresas públicas que hayan cumplido el objetivo de estabilidad presupuestaria y regla de gasto, una tasa de reposición de trabajadores del 108% para sectores o ámbitos que requieran un refuerzo adicional de efectivos.

“Hay un gran número de trabajadores que se va a jubilar porque tenemos una plantilla muy envejecida y llevamos una década en las que las ofertas de empleo público han sido ridículas, de 50 trabajadores cuando igual se han ido 200”, continúa López Toledo. El sindicalista señala que algunos trenes viajan únicamente con el maquinista, sin interventor. “Si no pasa nada, bien, pero esto atenta contra la seguridad del viajero, no tiene a quién dirigirse si surge un problema”.

La falta de personal, según afirman desde CGT, también afecta a talleres, como hasta ahora ha quedado demostrado con los paros. Según informa López Toledo, dos trayectos en tren en la cornisa cantábrica han tenido que ser sustituidos por servicios de autobús por averías que tienen su origen en la falta de plantilla.

“La falta de trabajadores en talleres conlleva una falta de mantenimiento, y, esto, a su vez, conlleva la acumulación de averías y que en un momento dado no pueda salir un tren a la vía”, explica, tras apuntar que esta situación se da hasta en los trenes de alta velocidad, en los que, en varios casos, no funciona el aire acondicionado —“en un tren que es estanco y con una temperatura exterior de cerca de 50 grados, te puede dar un soponcio”— y en los de media distancia, en los que el presupuesto es menor y, por lo tanto, el de averías mucho mayor —“en estos no es que no funcione el aire acondicionado, los hay que ni siquiera tiene wc operativo, es lamentable”—, y en muchas ocasiones, la respuesta desde Renfe a las averías es cambiar el tren de línea, sin reparación de por medio.

“Ha habido muchos trabajadores no sindicados a CGT que nos han llamado para darnos su apoyo y comunicarnos que secundarían la huelga”, afirma López Toledo, que también destaca la “sobredimensión” de los servicios mínimos ordenados para las cuatro jornadas de paros parciales por parte del Ministerio de Fomento. Para trenes de alta velocidad y larga distancia los servicios mínimos llegan al 78%. Aun así, desde el sindicato denuncian que desde la jefatura de Renfe han sobrepasado los servicios mínimos decretados, lo que denunciarán ante las distintas inspecciones de trabajo.

Etiquetado con: