Suiza investiga una supuesta donación de 100 millones de dólares del rey de Arabia Saudí a Juan Carlos I

+reciente, eldiario.es – 05-03-2020:

Corinna y el príncipe saudí Al-Waleed bin Talal en Riad, en la reunión de junio de 2007 a la que ella acudió como "representante" del rey. AL RIYADH

Corinna con un príncipe saudí. AL RIYADH

La Fiscalía suiza está siguiendo la pista de una supuesta donación de 100 millones de dólares recibida por el rey Juan Carlos I de su homólogo en Arabia Saudí, Abdullah bin Adbul Aziz Al Saud, según informa el diario suizo Tribuna de Ginebra. Este «obsequio», tal y como lo describen los investigadores suizos, se habría depositado en una cuenta abierta en el banco privado Mirabaud a nombre de la fundación Lucum, cuyo único beneficiario sería el rey emérito.

Siempre según este diario, Juan Carlos I retiró dinero durante varios años de esa cuenta y, en 2012, regaló los 65 millones de euros que quedaban a su expareja Corinna Larsen a través de otro banco suizo con sede en las Bahamas. También habría cedido otro millón a una ciudadana suiza con la que habría mantenido una relación. Ambas donaciones habrían tenido lugar en pleno escándalo por su viaje de caza en Botsuana con Larsen, cuando el banco le urgió a sacar los fondos de la entidad por una cuestión de «reputación». Según el abogado de Larsen, dicha donación habría sido «un regalo» del rey Juan Carlos.

Estas transacciones son objeto desde 2018 de una investigación penal en Ginebra por parte del fiscal Yves Bertossa, responsable de la sección de asuntos complejos en el Cantón de Ginebra. La Fiscalía suiza inició estas pesquisas a raíz de unas grabaciones de Larsen publicadas por los medios OkDiario y El Español en las que la empresaria afirmaba que Juan Carlos I trató de cobrar una comisión millonaria en el marco de la licitación del proyecto del AVE a La Meca. El rastro de esos movimientos fue detectado tras unas pesquisas en los despachos de Arturo Fasana, un gestor de fondos radicado en Ginebra, y del abogado Dante Canonica.

El fiscal Bertossa sospecha que existe algún vínculo entre los 100 millones de dólares depositados en el banco privado Mirabaud y la construcción de esta línea de alta velocidad. Aunque no hay nada probado por el momento, una de las tesis es que los saudíes habrían pagado al rey emérito para que este convenciera a los constructores españoles de bajar el precio de ese contrato porque, de esa forma, ellos pagarían menos por el proyecto. Los abogados de Larsen ven en esta hipótesis un «problema de cronología», según una carta remitida por ambos al fiscal Bertossa de la que se hace eco Tribuna de Ginebra. Los letrados se preguntan es por qué el homólogo árabe de Juan Carlos I le habría pagado esa cantidad en 2008 cuando la licitación del proyecto tuvo lugar en octubre de 2009.

Además, sostienen que si el trasfondo fuera un asunto de corrupción lo normal sería que hubieran sido los españoles los que hubieran pagado una supuesta comisión para hacerse con ese contrato millonario. «La idea de que el rey de Arabia Saudí hubiera remunerado de manera secreta al rey de España en relación con la atribución de este contrato parece intelectualmente difícil de comprender», sostienen.

En 2008, el embajador saudí en Washington, Adel al-Joubeir, describió los 100 millones de dólares donados a Juan Carlos I como un «regalo». Esta explicación convenció a los responsables del banco privado Mirabaud, pues Arabia Saudí tiene fama de hacer generosos regalos a países o jefes de Estado considerados amigos. Así ocurría, al menos, hasta 2008 cuando el precio de petróleo estaba en máximos.

Corinna Larsen, ante el fiscal suizo

El pasado 19 de diciembre el fiscal suizo fiscal Yves Bertossa llamó en calidad de investigados a Corinna Larsen, así como a Fasana, a Canonica y a dos representantes del banco privado Mirabaud. «En 2012 nuestra cliente recibió un regalo no solicitado del rey emérito, quien lo describió como una forma de donación para ella y para su hijo, con los cuales se había encariñado. Había pasado varios años de mala salud durante los cuales nuestra cliente lo cuidó. La donación se documentó como un regalo y los bancos realizaron el cumplimiento y la diligencia debida sobre los fondos. Nuestro cliente no tiene lugar en estos procedimientos y aguardamos [que llegue] su pronta conclusión», afirma el abogado de Corinna al diario El País.

Corinna Larsen ha justificado el origen de dicho dinero, según fuentes de la investigación, a través de documentos que acreditarían que la cuantía recibida procede de una donación del beneficiario de la fundación de Panamá desde la que se hizo la transferencia en 2012. Las pesquisas, sin embargo, se dirigen a dilucidar si dicha cantidad es una comisión recibida por Larsen por su mediación en el contrato de las obras del AVE a La Meca, en Arabia Saudí.

  1. En relación al artículo de El País: La Fiscalía helvética investiga una presunta donación millonaria a Corinna Larsen desde una cuenta suiza

+info relacionada: Anticorrupción pide a Suiza datos sobre los 100 millones que Juan Carlos I recibió de Arabia Saudí