Un año de cárcel por intentar grabar el homenaje a los golpistas Mola y Sanjurjo en una cripta del arzobispado

El juzgado reduce de dos a un año la petición de la Fiscalía de condenar a un documentalista que introdujo una cámara para grabar los homenajes a los golpistas del 36 y las misas de humillación a las víctimas del Franquismo

https://i0.wp.com/www.elsaltodiario.com/uploads/fotos/r1500/b42bd8dd/caidos.jpg?resize=401%2C267&ssl=1

Vista exterior del Monumento a los Caídos de Pamplona // Jone Arzoz

El Juzgado de lo Penal número 3 de Pamplona ha condenado a un año de prisión y una multa de 2.880 euros al fotográfo Clemente Bernad por la grabación de imágenes de la cripta del Monumento a los Caídos de Iruñea, donde se realizan misas en honor a los golpistas. La sentencia exculpa a Carolina Martínez, compañera de Bernad, al no quedar acreditado que la procesada colaborara en la instalación de las cámaras y micrófonos. Bernad ha sido condenado por un delito de revelación de secretos.

De este modo, la titular del juzgado reduce la petición inicial de la Fiscalía de dos años de cárcel y 12.000 euros de multa, en una sentencia para la que cabe recurso en la Audiencia Provincial.

Los hechos tuvieron lugar en la cripta del Monumento a los Caídos de Pamplona, a la que solo tiene acceso la Hermandad de Caballeros Voluntarios de la Cruz y el Arzobispado, pese a que el Monumento es de propiedad municipal. En dicha cripta se celebran mensualmente —todos los día 19 de cada mes, con una misa especial los 19 de julio— misas en honor de los golpistas de la Guerra Civil. Entre esos “caídos” están los militares José Sanjurjo y Emilio Mola, principales responsables en el golpe de Estado del 36 en Navarra, donde la represión fascista acabó con la vida de 3.500 personas.

Según dice la sentencia judicial el acusado “con ánimo de atentar contra la intimidad de los miembros de la Hermandad de Caballeros voluntarios de la Santa Cruz y con ánimo de comprobar el tipo de actos de culto que por parte de los mismos se realizan en la cripta y poder asimismo obtener evidencias videográficas de lo que en la cripta se hace y practica”, colocó una microcámara de vigilancia, un grabador de vídeo y un micrófono de grabación y grabadora digital en el interior de la rejilla de ventilación, sita en el interior de la cripta, a la derecha del altar de la misma”.

La intención de Bernad, según el juzgado, era velar por el derecho de la sociedad “a saber los actos de apología y de exaltación del golpismo y de humillación a las víctimas que se llevan a cabo en ese lugar. La sentencia da por probada que “esa era claramente la intención y voluntad, además de la de grabar una misa”

Bernad, fotógrafo documentalista, presentó el resultado de su trabajo en el Monumento a los Caídos de Pamplona en las jornadas de trabajo “¿Qué hacemos con el “Monumento a los Caídos”?

Etiquetado con: