Un bombero malagueño se enfrenta a 20 años de cárcel por rescatar migrantes en el Mediterráneo

En 2017 participó en una misión junto a otros voluntarios para auxiliar a migrantes en las costas de Libia. La Justicia italiana investiga a los participantes por un presunto delito de tráfico de personas.

Miguel Roldán Espinosa, acusado de tráfico de personas por la Justicia italiana, advierte de que Europa 'desconoce lo que está ocurriendo en las costas de Libia'. / EUROPA PRESS - MARÍA JOSÉ LÓPEZ

Miguel Roldán Espinosa, acusado de tráfico de personas por la Justicia italiana, advierte de que Europa “desconoce lo que está ocurriendo en las costas de Libia”. / EUROPA PRESS – MARÍA JOSÉ LÓPEZ

Miguel Roldán Espinosa, de 32 años, participó en 2017 en una misión de la ONG alemana Jugend Rettet para auxiliar a migrantes en las costas de Libia. “Nuestro barco y nuestras manos salvaron 5.000 personas abocadas al fracaso”, afirma este joven malagueño.

Ahora la Justicia italiana ha abierto una investigación contra diez de los voluntarios, entre ellos este andaluz, por presunto tráfico de personas y se enfrentan a penas de cárcel que pueden alcanzar los 20 años.

“Durante la misión no tuvimos ningún problema y nadie nos advirtió de posibles irregularidades”, ha asegurado, explicando que toda su actuación estaba regulada por el Centro de Control en Roma. “Todo se hacía bajo la órdenes de Roma. Si decía que no, pues no se podía hacer nada. De hecho, tuvimos que hacer frente a situaciones difíciles, como ver la muerte de personas por culpa de este tiempo de espera”, ha lamentado.

Y después de este trabajo en la misión, “nos comunican que estamos bajo investigación judicial”, que se está llevando “con secretismo y hermetismo”, pues parte de la misma se encuentra bajo secreto de sumario. “No sabemos las causas, qué hemos hecho mal para acarrear esta situación”, ha afirmado desconcertado.

“Está muriendo muchísima gente”

“Estamos un mundo al revés, donde se prima lo malo y se castiga lo bueno. Sinceramente no me creo esto, no sé hasta dónde va a llegar, aunque sí cuál es la finalidad, terminar con las ONG en el Mediterráneo y así ha ocurrido”. En este sentido, ha añadido que desconoce hasta dónde quieren llevar esta situación: “No sé si quieren seguir con la mentira, llevarla al final y meterme en la cárcel o dónde está el límite. Es un sinsentido“, ha manifestado.

“No somos conscientes de la masacre que está ocurriendo en las costas de Libia”

Indignación, agobio,… son muchas las palabras que se le vienen a la cabeza para definir lo que siente. “Es irreal”. Roldán, junto a los otros investigados, participa en una plataforma paralela a la ONG, que se llama Solidarity at sea, para recaudar fondos para continuar con la causa judicial. Sólo el bufete de abogados en Italia supone 150.000 euros y el proceso, según estimaciones, podría ascender a 500.000 euros.

“Es injusto. Lo único que puedo decir es que Europa y España no saben lo que pasa. No somos conscientes de la masacre que está ocurriendo en las costas de Libia, donde está muriendo muchísima gente y se desconoce”.

Un precedente: tres sevillanos juzgados en Grecia

En mayo de 2018 Manuel Blanco, José Enrique Rodríguez y Julio Latorre, tres bomberos sevillanos detenidos en 2016 en Lesbos por la Guardia Costera Griega cuando desempeñaban como voluntarios de la ONG Proem-AID tareas de rescate de refugiados fueron juzgados en Mitilene por un presunto delito de tráfico de personas, penado con diez años de cárcel, del que fueron absueltos.

Para Miguel Roldán, existen “ciertas similitudes y diferencias” con el caso de estos bomberos sevillanos. Él participó con una ONG alemana, mientras Proem-AID era española. Es el único español acusado. Y la principal diferencia: “Era un Gobierno griego de una cierta ideología y ahora uno italiano, con una ideología que todo el mundo sabe”.