Un nuevo ‘Spiriman’ lucha contra la demolición sanitaria en Jaén

“No aguantamos más mentiras”, afirma Andrés Gómez, portavoz de la Plataforma por la Salud Pública y Calidad de Jaén, que alerta de los recortes en los hospitales, con un tercio de camas cerradas, contratos precarios de guardia y habitaciones hacinadas con tres pacientes

Protesta de la Marea del Cucharón en Jaén.

Protesta de la Marea del Cucharón en Jaén.

La radiografía de la precarización sanitaria no sólo ha estallado en la provincia de Granada. La conocida protesta por la fusión hospitalaria, protagonizada por el médico Jesús Candel, alias Spiriman, ha abierto el foco en otras provincias.

El enfermero Andrés Gómez reivindica la compleja situación que Jaén y su provincia viven dentro de su red hospitalaria con “un tercio de las camas cerradas, la mitad de los quirófanos sin funcionar en pleno verano, habitaciones de tres camas y consultas de atención primaria colapsadas ante la falta de contratos estables a los nuevos médicos”. Muchos de estos jóvenes profesionales están de alta sólo las 24 horas que dura la guardia.

Gómez declara a Público que hay un cierto “miedo a la hora de aportar información”. Sin embargo, este sindicalista de 60 años de edad y enfermero del hospital Neurotraumatológico de Jaén se ha lanzado como el nuevo Spiriman de la batalla sanitaria, a través de la Plataforma por la Salud Pública y Calidad de Jaén, creada el pasado mes de enero. “A pesar de la multitud de problemas que se suceden en los hospitales y centros de salud de Jaén, la Delegación andaluza de Salud engaña a los ciudadanos. Es la gota que ha colmado el vaso. Dicen que no hay camas cerradas. Y si lo están, es por obras”.

El desmantelamiento de los servicios se muestra de forma escalofriante en un informe realizado por la plataforma llamado Apuntes para la racionalización de recursos sanitarios en Jaén. En él explican cómo “en una ridícula habitación se hacinan tres pacientes en un espacio físico con menos de 70 centímetros y la falta de intimidad como una situación vergonzosa”. Gómez aclara lo duro que resulta para los pacientes “comer junto a un enfermo moribundo, defecar junto a dos personas más y ver cómo los carros de las enfermeras no tienen ni espacio para entrar”.

El inicio de las protestas con la Marea del Cucharón

El boom de la protesta surge ante la desaparición del servicio de cocina del hospital del Neveral, uno de los que próximamente podría privatizar sus servicios ante la multitud de alas cerradas. La privatización del sistema de restauración en los hospitales jienenses se inició el pasado verano. La red la conforma el Complejo Hospitalario de Jaén, que engloba el Hospital Médico Quirúrgico, Hospital Neurotraumatológico, Hospital Materno-Infantil y el Hospital Doctor Sagaz, conocido como el Neveral. En la provincia se ubica el Hospital San Juan de la Cruz de Úbeda y el Hospital San Agustín de Linares.

Andrés Gómez, portavoz de la plataforma.

Andrés Gómez, portavoz de la plataforma.

La Marea del Cucharón se conformaría para evitar el cierre de la cocina del Hospital Doctor Sagaz, que ha dejado en la calle a 25 trabajadores. Poco a poco este grupo se ha ido transformando en una plataforma al incorporar a más miembros del servicio sanitario y a ciudadanos afectados por los recortes.

La sección sindical de CCOO del Complejo Hospitalario de Jaén manifiesta el “profundo fracaso” que está suponiendo el traslado de comidas del Complejo Hospitalario hasta El Neveral para los enfermos con cuidados paliativos. Gómez señala que en la actualidad “una empresa privada ha tomado las riendas de la distribución de comida cuando antes lo hacían productores locales” que han perdido unos ingresos medios de siete millones de euros. Gómez denuncia la baja calidad de los alimentos y la putrefacción de muchos de ellos antes de que lleguen a las bandejas. “Se tira comida, se pierde muchísimo dinero por la pésima distribución de recursos”.

En los múltiples vídeos lanzados contra la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, Gómez protesta porque “la sanidad en Andalucía no es un negocio y mientras que el presupuesto por habitante y año que se dedica a salud pública en Navarra es de 1.630 euros, en Andalucía es de 1.030 euros anuales por paciente”. Tampoco olvida los calificativos recibidos, sin considerarse “antisistema”, sino “antigestión” del modelo sanitario andaluz.

Para Gómez, también resultan inaceptables las pagas por productividad que el Servicio Andaluz de Empleo da a los médicos de atención primaria. El sobresueldo va aumentando si no “recetan determinados medicamentos a pacientes, no derivan a enfermos a especialidades y no piden pruebas diagnósticas, especialmente resonancias y escáneres”.

Médicos contratados para una guardia

Otra de las reivindicaciones de la plataforma es la falta de personal para guardias. “Existen serios problemas de falta de médicos en Atención Primaria, con profesionales asumiendo trabajo de dos y hasta tres compañeros. Jaén ya no aguanta más tener a médicos contratados para una guardia”.

La falta de duración de estos contratos para los nuevos médicos provoca que se estén marchando a otras comunidades e incluso al extranjero. Gómez recuerda que un contrato de guardia tiene una duración de tan sólo 24 horas. “Se le contrata a las ocho de la mañana y se le da de baja a las ocho de la mañana del día siguiente”.

El portavoz de la plataforma subraya la labor encomiable de sus compañeros en la lucha diaria para mantener el funcionamiento óptimo de los hospitales. “Si el tinglado sanitario funciona bien en Andalucía es porque un gran número de profesionales nos lo hemos tomado muy en serio a pesar de la pésima gestión. Así muchas cosas salen adelante. Si hiciéramos una huelga el sistema se colapsaría en poco días”, aclara.

La gran manifestación del día 30 de septiembre

La plataforma ha convocado una manifestación el próximo día 30 para que la ciudadanía de Jaén reivindique su derecho a una salud digna. “Estamos por las redes, haciendo fotos, pancartas y vamos a concentrar a mucha gente para visibilizar la terrible situación que estamos viviendo”.

Las protestas en Granada encabezadas por Spiriman consiguieron que la Junta de Andalucía asumiera la destitución del exconsejero de salud Aquilino Alonso. Gómez se ríe cuando la gente empieza a llamarlo Spirigómez. “Esperamos conseguir muchos vecinos, la ciudadanía está con nosotros”.

Publicado en Recortes, Sanidad Etiquetado con: