Una marea feminista dicta su sentencia en la calle: “No es abuso, es violación”

  • El fallo, que ha rebajado la condena a abuso sexual al entender los magistrados que no hubo intimidación ni violencia, ha generado una ola de rabia y miles de mujeres han salido a protestar
  • “No estar es ser cómplice con el sistema”, dice Ester en Madrid, mientras enseña un cartel: “Os da más reparo sentenciar una violación que cometerla”
  • En la capital, la concentración se convirtió rápidamente en una manifestación que tomó la Gran Vía, mientras las concentraciones multitudinarias se repetían en decenas de ciudades españolas
+reciente | eldiario.es, 27-04-2018 : El Gobierno ignoró en 2015 las reivindicaciones feministas sobre violaciones en su reforma del Código Penal

Miles de personas se concentran frente al Ministerio de Justicia en Madrid contra la sentencia de 'la manada'

Miles de personas se concentran frente al Ministerio de Justicia en Madrid contra la sentencia de ‘la manada’ // OLMO CALVO / MADRID

La rabia feminista organizada en la calle. Un grito de furia colectiva se percibe en los ojos de las mujeres que esta tarde han decidido tomar la calle contra la sentencia dictada este jueves que condena a los miembros de ‘la manada’. La convocatoria, que ya circulaba en redes sociales desde el miércoles, ha tomado fuerza tras la lectura pública del fallo, que ha rebajado los hechos a un delito de abuso sexual, al entender los magistrados que no hubo violencia ni intimidación.

Las protestas se suceden por varias ciudades de España tras oír el fallo pronunciado por e l presidente de la Sección Segunda de la Audiencia Nacional, José Francisco Cobo, que ha leído la sentencia pasadas las 13.00 horas. En ella, condena a los cinco miembros de ‘la manada’ por un delito continuado de abuso sexual con prevalimiento. Esto es, aprovechándose el agresor de una situación de superioridad manifiesta que coarta la libertad de la víctima. 

Les ha absuelto así del delito de agresión sexual, que pedía la Fiscalía y la acusación particular. Y es que el tribunal ha entendido que no medió violencia ni intimidación en los hechos ocurridos el 7 de julio de 2016, cuando una joven denunció haber sido agredida en un portal de la calle pamplonesa Paulino Caballero. La sentencia considera que no hubo agresión sexual porque no hubo una violencia física explícita.

Pamplona, la ciudad donde se produjeron los hechos, ha sido una de las que más se ha volcado en esta concentración. Miles de personas marchaban ya a las siete de la tarde por las calles del Casco Viejo. Tanto el Ayuntamiento como el Gobierno foral han sido acusación particular. Centenares de personas coreaban la misma frase que servía de lema en el resto de movilizaciones, la sentencia en la calle: “No es abuso, es violación”.

En Madrid, pasadas las 19.30 las aceras de la calle San Bernardo ya estaban repletas de mujeres para mostrar su apoyo a la víctima. Unos minutos más tarde, se han echado al centro de la vía y la Policía Nacional ha cortado el paso de los vehículos. “Si no nos matan, nadie nos cree”, gritan. Elia y Ester tienen 20 y 19 años respectivamente, y aseguran que “saliera lo que saliera” ya habían decidido acudir a la concentración en la capital. “No estar es ser cómplice con el sistema” dice Ester, que enseña un cartel morado en el que se lee “Os da más reparo sentenciar una violación que cometerla”.

Miles de personas se concentran frente al Ministerio de Justicia en Madrid contra la sentencia de 'la manada'

Miles de personas se concentran frente al Ministerio de Justicia en Madrid contra la sentencia de ‘la manada’ // Olmo Calvo / MADRID

El carácter multitudinario de la concentración ya se observa en las calles aledañas, repletas de gente que se unen a una misma reivindicación: “Sola, borracha, quiero llegar a casa”. Y es que el juicio a ‘la manada’ ponía en juego varios conceptos sociales y judiciales, entre ellos, qué se entiende por consentimiento o por violencia. Un fallo muy esperado que no ha contentado a los colectivos feministas. Se nota la fuerza del pasado 8M, el golpe en la mesa que sacó de casa a miles de mujeres en toda España en una jornada histórica de movilización. “Luego diréis que somos cinco o seis”, gritan. Son más, muchas más mujeres y hombres que acompañan los que le están echando un pulso al machismo y a la “justicia sexista”, lo llaman, desde la calle.

En Barcelona, la Plaza Sant Jaume se ha llenado de gritos como “yo te creo” o “si nos tocan a una nos tocan a todas”, uno de los lemas que ya se escucharon en la primera marcha que se celebró en noviembre en apoyo de la víctima de ‘la manada’. “Hemos venido aquí a expresar nuestra indignación por una sentencia que no solo es injusta, sino que nos dice que es incapaz de reconocer una violación”, expresa Montse Pineda, activista en la entidad Creación Positiva, una de las organizadoras de la protesta.

Concentración en Bilbao.

Concentración en Bilbao.

Las mujeres también se han concentrado en Valencia, en una plaza del Ayuntamiento a rebosar que cantaba “Tranquila, hermana, aquí está tu manada” y “Si toquen a una ens toquen a totes” (“si nos tocan a una nos tocan a todas”). “Jueces machistas” ha sido otro de los lemas más coreados en Sevilla, que también se ha unido, como casi todas las ciudades españolas, a esta movilización contra la sentencia y a favor de la protección de la mujer ante las violencias sexuales. En Bilbao, las personas congregadas, que han cortado el tráfico en la calle Buenos Aires, han coreado eslóganes como “No estás sola, te queremos”.

Varios centenares de personas, en su mayoría mujeres, se han concentrado hoy en Sevilla en protesta por el fallo de la Audiencia de Navarra que ha condenado a cada uno de los cinco jóvenes de La Manada a 9 años de cárcel por un delito continuado de abuso sexual y no por agresión sexual. EFE/Raúl Caro

Concentración contra la sentencia de ‘la manada’ en Sevilla // EFE/Raúl Caro

“Es algo así como si todas nos sintiéramos interpeladas por esto. No es solo la víctima de sanfermines, es que muchas mujeres hemos vivido agresiones sexuales a lo largo de nuestra vida. Y eso es una vulneración de derechos”, cuenta convencida Ángela desde Madrid, que hace hincapié en el cuestionamiento al que se enfrentan las victimas de violencia sexual. Un clima de sospecha y de duda que pisotean las asistentes en un clamor colectivo. El poder de convocatoria del movimiento feminista ha hecho que apenas se pueda acceder a las puertas del Ministerio de Justicia y la Policía haya tenido que cerrar las bocas del Metro que permite llegar a la sede de un ministerio, claman, en el que “no hay justicia”.

La concentración de Valencia contra la sentencia de 'la manada'

La concentración de Valencia contra la sentencia de ‘la manada’

Teresa señala y mira para los lados para hablar “de la gente joven”, con la que asegura que está “muy emocionada” porque “se han sumado al feminismo de una manera que antes no ocurría”. Lo dice recordando los 8M de hace años, cuando “se tenía más miedo”. Y es que el movimiento feminista se ha revitalizado en los últimos años con mujeres jóvenes, que, desde los colegios y universidades, han dado un impulso. “Aquí estamos las feministas”, gritan entre palmas.

Poco después, la concentración se convertía espontáneamente en marcha y las feministas caminaban por Gran Vía escoltadas por la Policía Nacional. A la altura de Callao, un par de furgones policiales cortaban la arteria madrileña y la manifestación se partió por calles aledañas con el grito “Aquí estamos las feministas”.

La sentencia de las mujeres fue unánime en las calles de España: “No es abuso, es violación”.

Pamplona vuelve a movilizarse contra la Manada en desacuerdo con la sentencia

Pamplona vuelve a movilizarse contra la Manada en desacuerdo con la sentencia // EFE


Protesta multitudinaria ante los juzgados de Pamplona: “¡Esta sentencia es una mierda!”  – eldiario.es, 27-04-2018

Cientos de personas rodean el Palacio de Justicia de Pamplona pidiendo justicia después de que este jueves se conociera la condena de 9 años de ‘la manada’. Con gritos y pancartas, como “¡No es no, el resto es violación!”, exigen la inhabilitación de “jueces machistas” y recriminan que “¡Esta sentencia es una mierda!”.

La Policía Foral rodea el edificio con material antidisturbios. El acceso al edificio está bloquedo, nadie puede entrar ni salir. Los allí concentrados dedican gritos al juez, como “¡Capullo, machista estás en nuestra lista!“, “Qué pasaría si fuera tu hija” o “¡Ricardo González dimisión!”.

Mañana se citan de nuevo en la partida de la manifestación, que recorrerá Pamplona a partir de las 12.30 horas.

Cientos de personas rodean el Palacio de Justicia de Pamplona
Cientos de personas rodean el Palacio de Justicia de Pamplona


+info relacionada: ¿A quién estamos juzgando?

Etiquetado con: ,